Amazon elige a Jennifer Salke, ejecutiva de NBC, para supervisar sus series

Salke es la responsable de series como ‘This is us’ a la franquicia de ‘Chicago Fire’

Jennifer Salke, durante unos upfronts de NBC.

Amazon Studios llevaba cuatro meses buscando a la persona que sustituyera a su jefe, Roy Price, acusado de acosar sexualmente a una productora ejecutiva de la serie The man in the high castle. Price y buena parte de los ejecutivos que habían trabajado con él en la compañía han ido abandonándola en medio de un cambio de rumbo completo. Jeff Bezos, CEO de Amazon, quiere buscar éxitos globales a lo Juego de Tronos, y tal vez ha dado con la persona adecuada para lograrlo.

La nueva presidenta de Amazon Studios es Jennifer Salke, que hasta ahora era la responsable de NBC Entertainment. Bajo su mandato, la cadena ha conseguido uno de los escasos éxitos masivos de las networks estadounidenses en los últimos años, This is us, además de dar luz verde al universo de series creado alrededor de Chicago Fire, y mientras estuvo anteriormente en los estudios FOX supervisó títulos como Prison Break o Modern Family.

Salke va a llegar a una compañía que está replanteándose su modelo de negocio. La compra de los derechos de la saga de El Señor de los Anillos es una indicación de que Amazon quiere hacer mucho más ruido del que está haciendo ahora, y la experiencia de la ejecutiva desarrollando series que aspiran a alcanzar un público que se salga de los nichos puede ayudar en ese objetivo.

También se va a encargar de supervisar la división cinematográfica de Amazon Studios, que hasta ahora estaba teniendo cierto éxito con películas indies que gustaban bastante tanto a los críticos como a los premios, caso de Manchester frente al mar o La gran enfermedad del amor. El festival de Sundance era su gran oportunidad para hacerse con esos títulos, pero el cambio de estrategia ha llegado también a esta rama de la empresa, que en el pasado certamen de Park City no adquirió ninguna película (como tampoco lo hizo Netflix). Tanto las divisiones de cine como de televisión se van a orientar a producciones más comerciales, y la experiencia de Salke ahí puede ser clave.

Fuente | Vulture