Quantcast
Crítica: 'La historia de Lisey' comienza como un desconcertante puzzle - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Críticas

Crítica: ‘La historia de Lisey’ comienza como un desconcertante puzzle

Julianne Moore es Lisey Landon, protagonista de la adaptación de la novela homónima de Stephen King

Los protagonistas de La historia de Lisey
Julianne Moore y Clive Owen son los Landon. (Fuente: Apple TV+)

Esta crítica se ha escrito después de ver los dos primeros episodios y no contiene spoilers.

Basada en la novela homónima de Stephen King, La historia de Lisey tiene un arranque tan desconcertante como intrigante. Muchas piezas sueltas de un puzzle en el que la protagonista absoluta, al menos en los dos primeros episodios, es la Lisey del título, interpretada por una Julianne Moore que, como cabe esperar, sobresale. Adaptada de principio a fin por el propio escritor, que ha dicho de ella que es su obra favorita, se nota su mano a la hora de tejer la tela de araña que es la serie, en la que confluyen dos universos distintos y el terror/miedo en sus distintas formas.

El tema central, si es que puede destacar solo uno, sería el duelo de su protagonista. Dos años después de la muerte de su marido, el escritor Scott Landon (Clive Owen), sigue lidiando con su ausencia, con unos recuerdos cambiantes que flojean y una serie de presiones externas que pululan a su alrededor. Los guiones están construidos de tal manera que contribuyen a alimentar un desconcierto totalmente buscado. Cuesta ver La historia de Lisey, seguirla y engancharse a ella. Requiere esfuerzo, atención y un ejercicio de confianza. A su favor cuenta con el sello de Stephen King dando lo que se espera de una serie bajo su pluma sumado al marcado estilo en la dirección de Pablo Larraín, que dirige todos los episodios. La belleza de la imagen y las escenas resulta remarcable, como sucede con la mayoría del catálogo de Apple TV+.

En pantalla confluyen dos planos: realidad y fantasía. Como dice el personaje de Ron Cephas Jones al comienzo sobre Landon, “nunca ha habido un escritor que haya combinado tan perfectamente lo realista y lo fantástico”. Lo dice del escritor de la ficción, pero se puede aplicar sin problema a Stpehen King. En el mundo real Lisey debe batallar contra quienes, encabezados por el personaje de Dane DeHaan –muy de la escuela de Annie Wilkes (Misery)– están empeñados en que les entregue los manuscritos inéditos de su marido. A eso se suma una complicada situación familiar que implica a una hermana agotada de la vida y a otra fuera de la realidad.

Las hermanas de La historia de Lisey
Joan Allen y Jennifer Jason Leigh interpretan a las hermanas de Lisey. (Fuente: Apple TV+)

Los dos planos de ‘La historia de Lisey’

En ese otro universo de la fantasía y lo onírico, del terror, dos episodios después está aún todo por descubrir. Cuál es la conexión, cómo se viaja de uno a otro y qué implica su existencia para el conjunto de la historia. Ahí, en Boo’ya Moon, es donde reside, apoyándose en el poder de la imagen y la ambientación, el terror en su estado más puro. Fuera de él el terror es otro, más psicológico. Y casi todos los personajes, en mayor o menor medida, hacen frente a sus propios miedos.

Owen parece estar solo de paso y ser el catalizador de todo. Aunque eso puede cambiar en los episodios siguientes (hoy viernes llegan a Apple TV+ los dos primeros y el resto se irá subiendo a la plataforma a razón de uno nuevo cada viernes hasta completar los ocho que componen la temporada). Aún así, se desmarca con su interpretación de escritor atormentado, maldito y adulado. Como ocurre con Joan Allen y Jennifer Jason Leigh. A Dane DeHaan cuesta más cogerle el punto entre la locura y el exceso y Ron Cephas Jones aparece demasiado poco en el arranque.

La historia de Lisey’ está disponible en Apple TV+.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir