El ‘finde’ de FDS: ‘Orange is the new black’, mascletás y Feria del Libro

La redacción de Fuera de Series tiene unos planes dominados por las series

Las fiestas de ciudades como Alicante y eventos como la Feria del Libro de Madrid centran parte de los planes de nuestra redacción para este fin de semana, pero aunque vayamos a estar algún tiempo al aire libre, no nos olvidamos de que estos días son ideales para ponernos al día con series que llevamos con retraso.

Y para darnos un maratón de estrenos muy recientes, como Orange is the new black, que seguro que va a protagonizar el fin de semana de más de un seriéfilo.

Maria Santonja

En apenas dos semanas comienzan las fiestas patronales de mi ciudad, las Hogueras de Alicante. Sin embargo, ya han empezado algunos de los actos festivos como, por ejemplo, las mascletás de fin de semana. Este sábado iré a mi primera mascletá del año para disfrutar del ruido que tanto nos gusta a las valencianos.

Además, espero poder ponerme al día con House of Cards y ver el episodio que tengo pendiente de The Handmaid’s Tale (tres días desde que se emitió y me parece una eternidad).

Marina Such

Si mañana sábado estáis por Madrid, y os pasáis por la Feria del Libro en el Parque del Retiro, me encontraréis en la caseta 178 de Dolmen Editorial firmando el libro Guía del seriéfilo galáctico. Estaré entre las 13 y las 15 y entre las 17 y las 19.

Por otro lado, mi propósito del fin de semana es terminar de una vez la quinta temporada de The Americans, que se me ha quedado atascada, y empezar la nueva de Orange is the new black. Tengo mucha curiosidad por esa idea de que sus trece capítulos transcurran en sólo tres días. Además, voy a echarle un vistazo a The Fangirl’s Guide to the Galaxy, una guía del mundo friki que promete ser entretenida.

Valentina Morillo

Mi plan de ocio de este fin de semana se resume rápidamente. Veré los dos últimos episodios de Reign, para estar preparada antes del final de la serie. Y veré la quinta temporada de Orange is The New Black en maratón. Fue la primera serie de Netflix con la que lo hice y, desde entonces, cada año mantenemos la tradición en casa. Además, en esta ocasión se prestará más que nunca para el visionado intensivo porque la historia está contada casi en tiempo real y todo transcurrirá en tres días.