Alexandra Jiménez: “‘La zona’ muestra lo que somos en esencia”

La actriz es una de las revelaciones de la serie de Movistar+, que concluye esta semana

Alexandra Jiménez, en el rodaje de ‘La zona’. (Fuente: Movistar+)

La zona ha sido la primera serie original de Movistar+ en debutar (Velvet Colección venía repescada de Antena 3), y lo ha hecho mezclando el thriller de conspiraciones con una historia de negligencias que se intentan tapar de mala manera y tramas corruptas para sacar beneficio de una tragedia que Jorge y Alberto Sánchez-Cabezudo, creadores de la serie, ya tocaron en Crematorio.

Entre todos los protagonistas, uno de los que más ha ido creciendo con el paso de los episodios es Julia, médico encargada de supervisar la exposición a la radiación de quienes trabajan en la reparación de la central nuclear accidentada, alguien que fue de las primeras personas en llegar allí y que va desenredando todos los intereses ocultos en la zona de exclusión paralelamente a como lo hace Héctor, el policía.

Julia está interpretada por Alexandra Jiménez, una actriz bastante conocida por los espectadores pero que hasta ahora, era más popular por sus trabajos en comedia. La zona es un pequeño redescubrimiento para ella, y un trabajo que le ha valido una nominación a los Premios Feroz como actriz protagonista de drama. Fuera de Series habló con ella de lo que había supuesto esta serie cuya primera temporada finaliza esta semana.

Esta serie es algo bastante diferente de lo que has estado haciendo hasta ahora. ¿Lo ves también tú así?
Sí, es diferente supongo que para todos, porque no sé si alguien ha contado algo parecido de los que estamos aquí.

En La zona, el principal protagonista es el personaje de Eduard Fernández, pero se podría hacer otra Zona centrada alrededor de Julia. ¿Lo ves así? ¿Cómo podría ser esa Zona?
Se podría hacer una Zona alrededor de todos los personajes de la serie. Creo que todos tienen una profundidad y una complejidad tremenda. Todos los personajes tienen una razón para hacer lo que hacen y todos, desde el principio, tienen un planteamiento que tú no descubres a priori. Tienes que ir descubriéndolo a medida que transcurren los ocho capítulos. Creo que todos y cada uno de los personajes tienen mucho poderío independientemente de los demás. Se podría hacer, pero con todos.

Y si Julia fuera esa hipotética protagonista de La zona, ¿cómo crees que sería esa serie? ¿Sería muy diferente de la que hemos visto?
Sí lo sería porque cada uno son un universo y cada uno coloca la realidad de una manera muy distinta. Hay una cosa que tienen todos en común, que son personajes que están devastados, como está devastado el entorno en el que viven, y tienen que ir reconstruyéndose a sí mismos trozo a trozo. Son personajes que están rotos de dolor y acarrean culpa y una cantidad de emociones que apenas son capaces de contener.

No sé decirte exactamente cómo sería la serie si todo el punto de vista fuera el de Julia, pero lo que sí está claro es que, cuando se narra desde Julia, ves una Zona, cuando se narra desde Héctor, ves otra Zona, cuando se narra desde Marta, el personaje que hace Emma (Suárez), ves otra Zona. Creo que lo apasionante de esta serie es que todos tienen un punto de vista sobre lo que está pasando y todos tienen un universo apasionante particular sobre lo que está pasando.

¿Hasta dónde crees que es consciente Julia de lo que pasa en la zona cuando empieza la serie?
Ella no tiene tanta idea sobre la trama policiaca, pero sobre lo que pasa, se va dando cuenta. Ella guarda una información muy poderosa que le pesa como una losa sobre su moral porque no debería de haberla guardado. Pero, aparte de eso, va descubriendo más información, va dándose cuenta de lo mal hechas que están las cosas. Va acercándose más a la trama de corrupción que hay sobre eso. Camina paralela a la trama policiaca pero, al final, todos acaban en el mismo punto.

De todos los aspectos que forman La zona, ¿hay alguno del que hayas pensado que querías saber más?
Como todo tiene un por qué y todo está muy desarrollado, no hay demasiadas subtramas que se desvanezcan o que no vayan a ninguna parte. Todo cuenta, y cuenta mucho, y todo tiene que ver con la gran tela de araña que es esta serie. Creo que no falta nada. Creo que no me quedo con las ganas de nada porque, al final, te atrapan y te llevan al lugar donde te quieren llevar.

¿Y ha habido algún aspecto de la serie que hayas disfrutado más? ¿O ha sido una experiencia muy global, en la que todo tenía relevancia?
Ha sido una experiencia muy de meterte en un universo desconocido, apasionante por un lado, y muy denso por otro. Cada día de rodaje se convertía en sentir que te ibas a adentrar en un lugar incómodo, y que tienes que entender y asumir como si verdaderamente esa realidad fuera una realidad paralela que está ocurriendo, y la tienes que vivir y la tienes que defender. Es absolutamente enriquecedor, por un lado, y por otro, te coloca en un lugar que dices “coño”. Porque, además, esto podría pasar.

Es el quid de la serie, que esto podría pasar.
De hecho, esto ha pasado.

Con Eduard Fernández, en un momento del rodaje. (Fuente: Movistar+)

Los Sánchez-Cabezudo hicieron una gran labor de documentación para preparar y escribir La zona. ¿Compartieron algo de esa investigación con vosotros?
Compartieron todo. Ellos, aparte de documentarse de manera excelente, porque si no, no podría desarrollar las tramas que desarrollan, nos han guiado muy bien. Los guiones estaban absolutamente claros y los recorridos de los personajes, también. No había mucha cabida para ponerte tú a tratar de cambiar algo porque todo lo que tú tenías que hacer, ya estaba en el guión.

Este personaje es bastante diferente de los que has estado interpretando hasta ahora. ¿Cómo de diferente es Julia de otros personajes que has hecho antes?
Yo siempre encuentro las diferencias en todo. A lo mejor, esto choca más porque es un género diferente o que yo no he trabajado tanto. Lo que sí puedo ver de diferente en el personaje es la expresividad, es mucho menos expresiva. Es un personaje que hierve por dentro pero que, exteriormente, es mucho más sobria. No sabría decirte, porque siempre que me enfrento a un nuevo personaje, no sé por dónde empezar. Todo me parece difícil, diferente y no sé muy bien de dónde agarrar.

Tienes que adentrarte y conocerlos, y entenderlos, y ése es nuestro trabajo. Julia es un personaje que no se deja ver a la primera. Hay otros personajes que son más expresivos y más claros, a la hora de poder entenderlos, y Julia es un enigma. Eso es lo que hace que sea un personaje interesante.

¿Cuál fue tu camino de entrada en Julia?
Las propias secuencias de cada capítulo son muy claras en lo que explican de los personajes. Hay una secuencia en el capítulo 2 que me dio la clave de quién era esta mujer, y es cuando va a un supermercado y no sabe ni por dónde empezar. Es como si hubiera aterrizado en Marte.

Te das cuenta que es una mujer que no se ha ocupado de su vida, que no sabe hacerlo. Solamente sabe vivir a través de los demás. Tiene una capacidad empática tan fuerte, y una falta de capacidad para poner la distancia necesaria para que el dolor ajena no la arrastre, que al final te das cuenta que vive a través de la vida de los demás, sin asumir la suya. Creo que esto me dejó claro quién era esta mujer.

En esa escena también hay toques de humor.
Es que el humor está en todas partes. Eso es lo apasionante del cine, de la televisión, del teatro y de la vida. El humor está hasta en las situaciones más dramáticas.

¿Con qué crees que se puede quedar más el espectador cuando vea La zona?
Con un planteamiento de lo que somos en esencia. Ante una situación tan devastadora como ésta, hay quien se humaniza y quien se deshumaniza. Y esto es un espejo. “¡Toma, en tu cara!”

La primera temporada de ‘La zona’ emite su último episodio el jueves en #0. También estará disponible completa en el servicio VOD de Movistar+.