Los episodios de los Emmy 2017: actores protagonistas de comedia

Repasamos las opciones de los nominados para destronar a Jeffrey Tambor

Sólo nos quedan dos categorías en el análisis de las categorías interpretativas de los Emmy (de momento, no vamos a entrar en los apartados de miniserie y tv movie), y las dos se centran en los actores de comedia. La primera de ellas, actor protagonista, ha sido en los últimos años una de las más reticentes a renovar candidatos y ganadores, pero hay algunos síntomas de que eso está cambiando en los nominados de este año.

Sí, Jeffrey Tambor sigue siendo el favorito indiscutible y sólo hay dos nombres que se estrenan como candidatos (Donald Glover y Zach Galifianakis sustituyen a Thomas Middleditch y Will Forte). Los otros cuatro repiten de 2016 y, en el caso de William H. Macy y Jeffrey Tambor, ya son viejos conocidos de estos premios.

No obstante, todos tienen que enviar un episodio que consideren que represente mejor su trabajo en la pasada temporada de sus series, y que es la base sobre la que los académicos votan a su favorito para llevarse el Emmy. Los seis nominados de esta 69ª edición han apostado por elecciones variadas y, en ocasiones, hasta muy relevantes socialmente.

Anthony Anderson (‘Black-ish’)

Episodio 3x15 ‘Lemons’

La interpretación de Anthony Anderson como Dre en Black-ish tiene tantos defensores como detractores. A veces puede pecar de histriónica y bordear la caricatura, pero también hay ocasiones en las que Anderson sabe estar a la altura del material con el que tiene que trabajar. Su serie ha tocado los temas más preocupantes para la comunidad negra en los últimos años en Estados Unidos, y no podía dejar de lado los sentimientos que despertaba en ellos la victoria en las elecciones presidenciales de Donald Trump.

El capítulo en cuestión, de hecho, se emitió poco después de que tomara posesión como presidente, y lo que muestra es la reacción de Dre, su familia y sus compañeros de trabajo a una noche electoral que no termina como ellos esperaban. Anderson tiene oportunidad de dar rienda suelta a su lado más cómico tradicional, pero lo más destacado del episodio es, paradójicamente, un momento más serio.

Dre trabaja en una oficina mayoritariamente blanca y liberal, y sus compañeros no pueden creer lo que les está pasando. Para Dre, sin embargo, es un recordatorio del país en el que vive por ser negro, y da un sentido discurso sobre cómo él sigue amando a Estados Unidos aunque éste, a veces, no parezca devolverle ese amor.

Aziz Ansari (‘Master of none’)

Episodio 2x05 ‘The dinner party’

Una de las críticas más habituales hacia Master of none es que la interpretación de Aziz Ansari a veces es lo más flojo de la serie. Es una crítica, quizás, demasiado severa y que puede basarse en que es cierto que Ansari es más comediante que actor, pero lo cierto es que aporta el toque naturalista y, de tipo normal y corriente que necesita Dev.

El capítulo que ha elegido para los Emmy puede no ser de los mejores de la segunda temporada de la serie, pero sí tiene una última escena, en la que vemos a Dev regresar a casa en el asiento trasero de un coche, en la que Ansari tiene oportunidad de mostrar que también sabe actuar sin necesidad de utilizar frases ingeniosas.

En el resto del episodio, Ansari muestra a su personaje en la cima de sus momentos más románticos, llevando a Francesca, la chica que conoció en Italia, a una cena molona y a un paseo por el Museo de Brooklyn. La motivación principal de Dev es encontrar a la mujer de su vida, y aquí lo vemos en plena acción.

Zach Galifianakis (‘Baskets’)

Episodio 2x01 ‘Freaks’

La victoria el año pasado de Louie Anderson como mejor secundario de comedia lleva a que prestemos más atención a Baskets, una pequeña dramedia, más que comedia, sobre un payaso profesional, o que aspira a serlo, y, al mismo tiempo, está demasiado pagado de sí mismo. Zach Galifianakis da vida a Chip, cuya vida se desmorona ante sus ojos, y lo hace saliéndose del tipo de personajes por los que se hizo conocido en el cine.

Porque Chip es un papel un poco más dramático de lo que, a lo mejor, suele ser del gusto de los Emmy. Aunque tiene momentos absurdos y cómicos, se alternan con otros más serios, y en el arranque de la segunda temporada, que es el capítulo que Galifianakis ha escogido, queda claro en la vida de vagabundo que su personaje lleva tras haber huido de su casa. Su ingenuidad al moverse por esa nueva situación proporciona el humor, pero siempre queda claro el drama latente de cómo Chip está viviendo demasiado encerrado en su egocéntrica ilusión de ser un payaso profesional.

En Freaks, de todos modos, Galifianakis tiene la oportunidad de mostrar a Chip empezando a cambiar lentamente. Su aparición en la fiesta infantil y su reacción al grupo de vagabundos con el que pasa el rato son muestras de ello.

Donald Glover (‘Atlanta’)

Episodio 1x01 ‘The Big Bang’

Para intentar convencer a los votantes de los Emmy, Donald Glover ha elegido el episodio que presenta tanto a su serie, Atlanta, como a su personaje, Earn Marks. Earn abandona la universidad (estaba estudiando en Princeton) para ayudar a su primo a convertirse en una estrella del rap, un sueño que demuestra que no tiene muy claro qué quiere hacer con su vida.

El capítulo, que es el primero de la serie, sigue a Earn recorriendo las diferentes facetas de su vida; su novia, con la que tiene una hija, sus amigos, la relación con Paper Boi… Glover es un actor que también tira más del naturalismo, sobre todo en este episodio que nos tiene que introducir en su mundo y presentarnos el inicio de lo que veremos después.

No es el capítulo más representativo del tono que tiene Atlanta en el resto de la temporada, pero sí es una buena muestra del trabajo actoral de Glover, que aquí es el protagonista total.

William H. Macy (‘Shameless’)

Episodio 7x08 ‘You sold me the Laundromat, remember?’

Con siete temporadas a sus espaldas, ya están muy claros cuáles son los puntos fuertes de William H. Macy como Frank Gallagher en Shameless. Él suele aportar gran parte de los momentos más cómicos, y teniendo en cuenta la categoría en la que está nominado, eso siempre ayuda. En este capítulo de la recta final de la séptima temporada, además, vemos al Frank menos patético, en su mayor parte.

De hecho, Macy consigue transmitir cierta ternura y genuina alegría al intentar ayudar a Liam, o al implicarse en la reparación de la lavandería con Fiona. Frank se comporta aquí más como alguien con dos dedos de frente que como el borracho egoísta que suele dejarse ver en casi todos los capítulos, y continúa siendo la principal fuente de comicidad del episodio.

Su único problema es que su trama puede verse ensombrecida por la de Lip, que tiene mucho peso en el episodio. Y Macy lleva muchas nominaciones consecutivas sin llamar la atención de los votantes.

Jeffrey Tambor (‘Transparent’)

Episodio 3x01 ‘Elizah’

El modo en el que Jeffrey Tambor es capaz de “habitar” a Maura Pfeffermann, más que interpretarla, es lo que le ha dado sus premios y el Emmy de esta categoría, y es lo que vuelve a convertirlo en el gran favorito para repetir victoria. El episodio que ha elegido, el primero de la tercera temporada de Transparent, está centrado totalmente en su personaje, por lo que es una carta de presentación más que acertada.

Maura decide salir, un poco a lo loco, a buscar a una chica que llama al “teléfono de la esperanza” LGTBI en el que trabaja como voluntaria. Cree encontrar a un alma gemela en esa joven que se muestra desesperada, y como le ocurre demasiado a menudo, se lanza a ayudarla sin pensar demasiado en si eso es lo más adecuado.

Toda la secuencia en el centro comercial de barrio pobre, donde Maura llama más la atención por ser una blanca rica que por otra cosa, la sensación de desorientación que empieza a sentir, sus malentendidos con las dependientas… Tambor controla perfectamente todo el periplo de su personaje en esos momentos.

Veredicto

  • Jeffrey Tambor parece tener un nuevo Emmy casi en el bolsillo. Toda la gama de sentimientos y de reacciones que muestra en el arranque de la temporada de Transparent, en el que además es el protagonista absoluto, lo hace destacar fácilmente de sus competidores. Sería una sorpresa mayúscula que no volviera a subir al escenario.
  • Donald Glover se llevó el Globo de Oro a principios de año, pero entonces estaba mucho más reciente Atlanta que ahora. Encarna bien a un tipo tan contradictorio como Earn, pero las interpretaciones tan naturalistas no terminan de casar bien con los votantes.
  • Si los Emmy deciden ponerse políticos, Anthony Anderson tiene ventaja con su discurso post electoral en Black-ish. Es probable que llegue más a los académicos afroamericanos que a los que no lo sean, pero quizás sea éste el año en el que tiene más opciones de dar la sorpresa.
  • Es la segunda candidatura de Aziz Ansari por Master of none, y también da la sensación de que su trabajo como actor no es lo suficientemente llamativo como para que los votantes decidan que es su favorito.
  • Baskets parece ser una serie a la que los académicos prestan atención. Si Zach Galifianakis no les parece demasiado patético como Chip, tal vez tengamos aquí al principal de rival de Tambor, pero parece una opción muy lejana por lo minoritario de esa comedia.
  • Que Shameless compita como comedia es una de esas cosas extrañas que los Emmy hacen de vez en cuando. William H. Macy juega con la ventaja de que buena parte del humor de la serie lo aporta su personaje, pero también despierta bastantes animadversiones por su egoísmo.
Jeffrey Tambor, con el Emmy a mejor actor de comedia que ganó en 2016.

Notas al margen

  • Donald Glover se estrena como candidato en los Emmy siéndolo por triplicado: como protagonista de comedia, como director y como guionista- Ahí, sigue el ejemplo de Aziz Ansari, que también está nominado en guión junto a Lena Waithe.
  • Curiosamente, los dos premios seguidos que lleva por Transparent son los primeros Emmy que Jeffrey Tambor gana en toda su carrera, y eso que estuvo nominado dos veces por Arrested Development y cuatro como mejor secundario por The Larry Sanders Show.
  • Zach Galifianakis nunca había sido candidato en mejor protagonista de comedia, pero puede presumir de tener dos Emmy al mejor programa de acción de real de corta duración por su Between two ferns para la web Funny or Die.