‘The Grand Tour’ 1x05 — Juego de Tronos, tríos y biplazas

Todo lo que le podemos pedir a un episodio

(Fuente: Amazon)

Este episodio, con la tienda en Rotterdam y tres coches por Marruecos, no pasará como uno de los mejores de The Grand Tour, pero es todo lo que le podemos pedir. Coches rápidos, chistes, curiosidades y alguna que otra locura o perversión.

Sin duda, el episodio viene cargado de todo esto:

Rotterdam

Rotterdam es grande. Muy grande. Y encontrar el sitio de la tienda ha sido díficil. Pero aquí te lo traigo:

De paseo por Marruecos

Los viajes por carretera en los que cada presentador elige un coche y se pelean por cuál es el mejor es un clásico del antiguo Top Gear, y me alegra ver que lo continúan en The Grand Tour en varios episodios. Es que es uno de los mejores formatos, sin duda.

En esta ocasión buscaban un biplaza descapotable y divertido. Ninguno ha elegido bien — la mejor opción es un Morgan 3 Wheeler — pero veamos sus opciones por separado.

(Fuente: Amazon)

Richard Hammond y su crisis de los cincuenta

Hammond ya tiene 47. Se le nota en la cara que su juventud se le escapa. Y si no se lo notas, sólo tienes que ver el coche que nos trae. Un Mazda MX5.

Por si no lo habías deducido, los nombres de coches con una “X” es para darle un seX appeal del que carecen. Estaréis pensando en el Model X de Tesla. Un coche precioso, pero en el mundo de Tesla es el modelo más feo de todos (no deja de ser un SUV con alas de gaviota).

Tuve ocasión de montar en un MX5 hace años, en el modelo viejo, y tuve dos sentimientos bien marcados:

  • El coche es para gente pequeña. No pequeño, sino para gente pequeña. No me extraña que Hammond estuviera cómodo en él.
  • Y es un coche-capricho para que un señor, con mucha juventud por dentro y nada por fuera, sea feliz. No hay nada de malo en ello, lo malo es cuando intentan convencerte de que des una vuelta con ellos y la gente te ve, como me pasó a mi.
(Fuente: Amazon)

Jeremy Clarkson y su amor ciego

Alfa Romeo.

Una lástima que el texto no tenga entonación. Al leerlo entónalo con acento italiano y mucha melancolía, como una exasperación en tu voz. Vamos de nuevo:

“Alfa Romeo”.

Y es que Jeremy nos lo dice: “Hay que querer a Alfa”. Los Alfa Romeo son el espíritu de un señor mayor que mira una foto de un Ferrari preguntándose cómo habría sido su vida si las cosas le hubieran ido un poco diferentes.

Alfa Romeo era una buena marca. Puntera en todos los aspectos, pero le llegó el matrimonio, los hijos, el trabajo y, claro, esa vida no es más que una foto de lo que pudo ser. Lo que le ocurrió a Ferrari y no a él.

Pero en su día fueron tan grandes que, aún a día de hoy, levantan sentimientos. Pero es eso, precisamente, lo que ve una persona que le gusta Alfa Romeo cuando mira uno de sus coches, un sentimiento. No ven un coche bueno o malo, es un Alfa y no hay más que comentar.

Richard y James son la voz de la razón en el episodio. Un Alfa Romeo biplaza, pequeño y de 80.000€ no es una buena compra. Son dos contra uno. Aunque Jeremy es Jeremy e igualmente no iba a atender a razones, y nos metió un video-homenaje del 4C Spider en blanco y negro.

Por cierto, como nos dicen en el X-Ray de Amazon, el 4C utiliza partes de otros coches para el interior, como las del Fiat Punto.

(Fuente: Amazon)

James y la razón

Por eso, la apuesta ganadora es la de James May. Si lo que buscas es un biplaza divertido y descapotable, no quieres que sirva también para ir a Ikea, como el Mazda, ni quieres que cueste dos veces más de lo que cuesta un coche bueno.

Por 32.000€ la opción ideal es un Zenos. Coche que no conocía de una empresa con apenas cinco años, pero que tiene pinta de ser muy divertido. Y destroza en aceleración al Alfa Romeo 4C Spider, incluso con el capitán pisahuevos al volante. No en vano es el más potente.

Por cierto, el Mazda no hace la carrera porque acelera de 0–100Km/h en más de 8 segundos. Eso es un mundo para un deportivo.

Ya en Marruecos…

Una vez los tres juntos en Marruecos vemos como analizan los coches. Es encantador ver a Jeremy defender al 4C. Todo problemas, calambres incluídos, pero “es como un hijo”.

(Fuente: Amazon)

Pesando la alegría de los animales

No estaba planeado. Rompieron la báscula con el Mazda. De hecho, no solemos ver a la enorme cantidad de gente que hay rodando The Grand Tour, pero en esta ocasión tuvieron que aparecer.

Eso sí, cuando Hammond casi forma parte en un trío de lo más raro nadie le ayudó. La cara de Hammond era un poema sujetando a la vaca mientras la otra… No me pude reir más. Divertidísimo.

Por cierto, el Alfa pesa 1.128 Kg, el Zenos 725 Kg y el Mazda unos 1.110 Kg. Así que el Alfa es el más pesado.

(Fuente: Amazon)

Un lugar espectacular

De resto, Marruecos me ha parecido un lugar maravilloso para rodar. Sobre todo Atlas Studios. Si entras en su web verás que parece que todas las películas de los últmos 50 años en los que haya un desierto se ha rodado en ellos. Desde Gladiator a Juego de Tronos.

Entre coches, aviones y las ganas de que vuelva Juego de Tronos, si te preguntas qué parte se rodó allí, es Astapor.

Me encantaron las vueltas rápidas. Pero si tienes que volver a ver una, que sea la de Jeremy con unas gafas de realidad virtual en YouTube:

Batalla Naval, Hundir la Flota o “Destroza-Gwiz”

Nunca me gustó demasiado, lo llamaras como lo llamaras, pero si me lo ponen como en The Grand Tour me apunto seguro. Lo tiene todo.

Desde el chiste de “Call of Duty”, hasta explotar un Prius y hacer de este mundo un lugar mejor.

El cañón que, absurdamente, Richard quiso usar para lanzar “los misiles” se usa en las películas para eso. Lanzar coches y que parezca que han saltado una distancia enorme.

Pero tienes que ver el juego de mesa a gran escala para hacerte una idea del gasto tan absurdo de presupuesto, pero es lo que queremos.

“La vuelta extra”

Hoy te traigo otro episodio de Top Gear que puedes ver en Netfix. El episodio 6 de la temporada 18. Podrás ver a los tres con otros tres biplazas deportivos, entre ellos el coche que habría elegido yo, el 3 Wheeler.

Y con la foto de James “muerto” después de rodar la próxima temporada de The Grand Tour, nos depedimos hasta la próxima semana.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.