Vacaciones por el mundo de serie en serie

Las localizaciones de rodajes se han convertido en un imán para el turismo

Nueva York es uno de los grandes centros de rodajes de series. (Fuente: elaboración propia)

Juego de Tronos puede tener la culpa de muchas cosas. El año pasado, por ejemplo, más de dos millones de visitantes de fuera del Reino Unido visitaron Irlanda del Norte, aumentando los beneficios de ese sector en un 12%, y el empujón de visibilidad que el rodaje de la serie dio a Dubrovnik (Croacia) sirvió para reactivar el turismo de toda la zona del Adriático. Según publicaba Forbes hace un par de años, unos 45 millones de turistas eligieron su destino en 2014 porque habían visto una película o una serie rodada allí.

Y la producción de HBO es una de las principales impulsoras de este fenómeno, denominado en inglés set-jetting. Las vacaciones de verano son siempre un buen momento para ir a visitar el lugar de rodaje de nuestra serie favorita, y hasta podemos dar una vuelta al mundo saltando de una a otra.

Juego de Tronos es, ahora mismo, la atracción más popular. Irlanda del Norte y su capital, Belfast, pueden ser los lugares más beneficiados por ella, pero el rodaje de las últimas temporadas en España está incrementando el interés de los turistas extranjeros por Sevilla, Girona o hasta Cáceres, donde también se ha rodado Still star-crossed, serie de ABC que adapta Romeo y Julieta, y partes de Emerald City, adaptación libre de NBC de El mago de Oz que se servía de la arquitectura de Gaudí en Barcelona para construir su Ciudad Esmeralda.

Las localizaciones en la península empiezan a ser tan populares como las de las Islas Canarias, que se han beneficiado en los últimos años de incentivos fiscales que han atraído, por ejemplo, a Doctor Who. La serie de BBC ha utilizado diversos lugares de Tenerife para simular el planeta natal de los daleks, por ejemplo, y en su décima entrega se sirvió de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia para ambientar una base humana en otro planeta.

Europa es un destino bastante buscado por las series estadounidenses porque los costes son menores que en Los Ángeles. Budapest (Hungría) es una de las ciudades que más ha visto crecer su industria de rodajes (allí se ha grabado Absentia, nueva serie policiaca de AXN), y Dublín (Irlanda) consiguió atraer la grabación de la segunda temporada de Into the badlands. Penny Dreadful la empleaba para simular el Londres victoriano.

Cardiff es el lugar de rodaje de series de BBC como ‘Sherlock’ y ‘Doctor Who’. (Fuente: elaboración propia)

Londres, al igual que Nueva York, debe ser una de las ciudades por las que más lugares se hacen pasar actualmente. Sherlock y Doctor Who se marchan hasta Cardiff (Gales) para conseguirlo, aunque hay algunas producciones que sacan petróleo prácticamente de un solo edificio. Harlots, por ejemplo, lo hace en Langleybury Mansion, en el condado inglés de Hertfordshire, que alberta también los estudios de cine Leavesden. Pero no la otra gran atracción de la campiña inglesa, Highclere Castle; el lugar de rodaje de Downton Abbey está en el condado de Hampshire.

Esa casa aristocrática vio aumentar enormemente sus visitas por culpa del éxito de la serie de ITV, que es algo que le está ocurriendo también a las Highlands escocesas. ¿La razón? Outlander, que no sólo está a ambientada allí, sino que rueda sus exteriores en lugares como el castillo Doune, Glencoe, los jardines del castillo Drummond y unos cuantos lugares más entre Glasgow, Edimburgo y Perth.

Para la tercera temporada, sin embargo, la serie ha trasladado parte de su producción a Sudáfrica para simular allí la Jamaica del siglo XVIII, un movimiento que ya había hecho antes la serie de piratas Black Sails. Hasta Homeland se sirvió de Ciudad del Cabo para hacerla pasar por Pakistán en su cuarta temporada.

Las series estadounidenses simulan Nueva York o Chicago en Toronto (Canadá). (Fuente: elaboración propia)

Las campeonas en cuanto a capacidad camaleónica bien pueden ser Vancouver y Toronto (Canadá). Las dos ciudades acogen rodajes de todo tipo de series estadounidenses ambientadas, en realidad, en Seattle, Nueva York o Chicago, y son también un importante centro de grabación de títulos de ciencia ficción.

Y eso que en Estados Unidos ya hay bastantes lugares que se hacen pasar por algunas de las capitales más importantes. California ha ido perdiendo rodajes en favor de Albuquerque (Nuevo México), donde se graba Better call Saul, Louisiana (que ha acogido a American Horror Story y a la segunda temporada de Preacher) y hasta Georgia, estado famoso por ser el “hogar” de los zombies de The Walking Dead. Su spin-off, Fear The Walking Dead, se rueda al sur de la frontera, en la Baja California mexicana. Para todos estos lugares se pueden reservar vuelos con Expedia.es.

Los rodajes de series se han internacionalizado mucho, por lo que es normal que sus fans se animen a visitar otros países. ¿Quién no ha tenido curiosidad por ir a Copenhague después de ver Bron/Broen, por ejemplo?