Fuera de Series Fuera de Series

5 momentos en los que Sutton fue lo mejor de ‘The Bold Type’

Repasamos la segunda temporada de la serie a través de una de sus protagonistas

(Fuente: Amazon)

Ya os recomendamos fervientemente The Bold Type cuando Amazon incorporó la primera temporada a su catálogo de España en febrero. En estos nuevos episodios, The Bold Type consolidó su estilo y afianzó su voz personal, la serie original de Freeform enfrentó a Jane, Kat y Sutton a nuevos retos profesionales, las hizo cuestionarse la importancia que tienen las relaciones de pareja en este momento puntual de sus vidas, y mantuvo su bonita amistad como centro emocional; una amistad basada en la comunicación, la confianza y el apoyo mutuo.

Una temporada en la que, como si necesitáramos más razones para disfrutarla, la serie ha aprovechado que tiene a tres actrices con experiencia musical y nos ha regalado karaoke con ABBA, road trip con Dua Lipa y a Jane cantando Torn de Natalie Imbruglia en el escenario de un bar.

The Bold Type es una serie de espíritu optimista que no busca en la discordia y el mal rollo sus fuentes de conflicto. Aunque sus protagonistas puedan tener alguna desavenencia (como la charla de Kat y Jane sobre el privilegio, o el asunto con las armas con el que tuvieron que lidiar Jane y Sutton), nuestras protagonistas siempre encuentran la forma y el momento para expresar lo que piensan, conversar y hacer entender sus posiciones. Nunca salen los títulos de crédito finales sin que antes hayan solucionado los temas pendientes entre ellas.

Por eso The Bold Type es un lugar feliz, porque cuando creemos que sus personajes van a reaccionar tal como nos tiene acostumbrados la ficción, sobre todo, la relacionada con las dinámicas de las relaciones entre mujeres, la serie encuentra la forma de sorprendernos y de demostrar que no hay ninguna complicación inherente, ni una desconfianza genética entre nuestro género como nos han hecho creer toda la vida.

La serie toca muchos temas de interés social y político para los jóvenes y consigue salir airosa en todos sus intentos. En esta segunda temporada quizá el único momento que encontró algunas voces críticas fue la conversación sobre las armas de fuego del episodio Betsy (2×07); si bien pudo haber hecho otro discurso, decidió centrarse en la importancia del diálogo y aprovechó para contarnos algo más sobre la difícil adolescencia de Sutton. Aunque algunas voces puedan considerarlo como un tropiezo, no desmerece de ninguna manera el resto de asuntos a los que le ha dado voz esta temporada de la serie, y han sido muchos.

The Bold Type ha hablado en esta temporada de privilegio, de racismo interiorizado, de sexo oral femenino, de los estereotipos en el entorno laboral, y de sexismo en la cobertura médica de las empresas (por mencionar solo algunos) y siempre ha encontrado la forma de ser relevante e inspiradora sin sacrificar su optimismo.

Nuestras tres protagonistas han tenido conflictos interesantes en esta temporada y todas han tenido sus momentos para brillar con luz propia. Podríamos dedicarle este artículo a Kat y Adena, que tienen una de las relaciones más interesantes de la televisión, pero en esta ocasión queremos detenernos en Sutton porque esta ha sido su temporada. Su personaje ha tenido un gran viaje y nos regala grandes momentos (que no incluimos en esta lista porque no hemos encontrado los gifs), como cuando es abierta sobre su sexualidad, se muestra curiosa por el sexo entre mujeres o demuestra que cualquier excusa es buena para decir que una vez se acostó con un piloto.

Cuando enfrentó a su compañera de trabajo por los comentarios que hacía sobre ella

Al principio de la temporada, una compañera estuvo insinuando que las oportunidades que recibía Sutton en el departamento de diseño de moda de la revista se debían a su actitud extrovertida con los hombres, pero después de una inspiradora conversación con Jacqueline (la mentora ideal y la jefa que toda mujer sueña tener), Sutton decide enfrentar la situación abiertamente: “Este slut-shaming que me estás haciendo tiene que parar. Si quieres un poco de competición entre nosotras, me parece bien, pero tiene que estar basada en mérito y talento, no en rumores”.

Cuando pensó que tenía que apostar por su carrera y sacrificar su relación con Richard

Sutton estaba empezando a hacer carrera y no quería que nadie pensara que lo que consiguiera a partir de ese momento estaba basado en algo que no fuera su propio talento y capacidad de trabajo. Por eso, en ese momento decide que no puede continuar su relación con Richard, porque aunque confiara en lo que era capaz de hacer, no quería arriesgarse a que desde fuera alguien pudiera decir que había recibido algo por ser la novia de.

Cuando se siente presionada por Kat para contratar a Adena y es honesta sobre el tema

Oliver deja a Sutton a cargo de una sesión de fotos y Kat le sugiere que contrate a Adena. A Sutton le han dado responsabilidades y quiere estar a la altura, Kat quiere que Adena pueda hacer un trabajo profesional que le permita justificar la solicitud de su visado y Adena es una buena fotógrafa, pero no tiene experiencia en moda. Es una situación complicada, pero Sutton consigue que la sesión salga mejor de lo planeado, y lo hace dialogando honestamente con todas las implicadas, confiando en la fotógrafa que ha contratado y siguiendo sus instintos.

Cuando decidió darle una nueva oportunidad a su madre

Durante esta temporada se nos dio más información sobre la infancia y adolescencia de Sutton, principalmente, sobre cómo creó sus propios refugios para superar la ausencia de una madre de quien no recibió los cuidados y cariño que esperaba a esas edades. La tramitación del pasaporte para la Fashion Week en París la obliga a ir a su pueblo y al final, gracias a los consejos de sus amigas, decide escuchar a su madre y darle una nueva oportunidad de formar parte de su vida.

Cuando demostró una y otra vez que realmente tiene talento

Sutton demostró durante toda la temporada que tiene ojo y talento para el mundo de la moda. Con la experiencia fue adquiriendo confianza en sí misma, aprendió a confiar en sus instintos, a ser valiente para dar sus opiniones y resolvió todos los imprevistos que surgieron. Convirtió una sesión de fotos con joyas y chuches en un alegato de la belleza de las imperfecciones de nuestros cuerpos; cuando no pudo conseguir un bar como localización para una sesión, se fue al rastro y lo recreó en un estudio de la revista; y cuando le dijeron que tenía que vestir a la novia de Richard para un evento, se comportó como una profesional y una persona generosa.

En esta nueva etapa de la serie Sutton descubrió que trabajar en el departamento de diseño de moda de la revista no es solo un sueño, es algo para lo que tiene mucho talento y para lo que ha trabajado mucho. El camino no ha sido fácil, tuvo que hacer sacrificios y luchar contra sus inseguridades, pero al final tuvo un final feliz en París, porque esto es The Bold Type y eso es lo que queremos.

‘The Bold Type’ está disponible en Amazon.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir