Quantcast
Apple no quiere ser la nueva HBO; quiere ser La 1 - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Apple no quiere ser la nueva HBO; quiere ser La 1

Las tan esperadas series del gigante tecnológico eliminan el sexo y la violencia explícitos de sus tramas

Fuente: Travis Isaacs/Flickr

¿Cómo se puede competir actualmente en ficción con todos los actores que están utilizando las series para atraer a nuevos clientes a sus servicios? ¿Cómo puede una compañía que se estrene en esa arena diferenciarse de los Netflix, HBO, YouTube, NBC, AMC, etc? ¿Sirven de algo las enseñanzas de aquellos años entre 1999 y 2004, cuando la ficción televisiva en Estados Unidos cambió para siempre? Ésa es la encrucijada en la que se encuentra ahora mismo Apple.

El gigante de Silicon Valley decidió hace un par de años que los iPhones, los iPads, los wearables y demás gadgets tecnológicos no eran suficientes para mantener su posición y, sobre todo, seguir creciendo en un mercado muy competitivo. Las ventas de, precisamente, iPhones y iPads están relativamente estancadas y hace tiempo que Tim Cook, CEO de Apple, no presenta en sus keynotes ningún nuevo aparato verdaderamente revolucionario. La manera de buscar nuevos clientes es a través de ofrecerles contenido que no puedan encontrar en ningún otro lugar, pero eso está resultando más complicado de lo que podría parecer.

El Wall Street Journal publicaba esta semana un reportaje que explicaba qué quiere decir que sea complicado. Apple se enfrenta a la dicotomía de apostar por un contenido blanco e inofensivo, que no tenga potencial de molestar a nadie, y otro escorado hacia un lado más adulto que sí pueda levantar algunas cejas en señal de sorpresa. ¿Cuál de las dos opciones es mejor para su imagen de marca?

Dr. Dre era el impulsor de una de las series de Apple, ‘Vital signs’, que ha levantado la liebre entre los medios.

Apple cree que la primera. Vanity Fair citaba parte del reportaje del Wall Street Journal al afirmar que a la división de entretenimiento de la empresa se la apodaba internamente “la NBC cara”, y apuntaba que es Tim Cook quien ha establecido la línea al horrorizarse al ver el tono de una de las primeras series que se habían comprado, Vital Signs, basada en la vida de uno de sus impulsores, el rapero Dr. Dre. El sexo y las drogas y el uso de armas en sus capítulos no encaja en la idea que Cook tiene para sus series, así que el proyecto se ha descartado.

Los medios estadounidenses citaban al productor y guionista Shawn Ryan afirmando que “no estoy seguro de lo que están buscando. Adoro a Zack y Jaime y confío en sus gustos. Creo que todos tenemos curiosidad por ver qué van a conseguir”. Zack Van Amburg y Jaime Erlicht son los jefes de ficción de Apple, fichados desde Sony TV, y sobre ellos recae la responsabilidad de invertir esos mil millones de dólares que la compañía se va a gastar en series antes de que se haya visto ni un solo trailer de ninguna de ellas.

Podcast: FDS en Directo — La entrada de Apple en el mundo audiovisual
C.J. Navas y Pedro Aznar hablan de la entrada de Apple en el mundo audiovisual en un programa especial en directofueradeseries.com

Apple considera que son una empresa que vende productos de consumo que aspiran a llegar al público más amplio posible y, por tanto, su ficción tiene que seguir esas líneas. ¿Es la mejor estrategia para diferenciarse de la competencia y convencer a nuevos clientes, o a los que ya utilizan hardware de la empresa? ¿Es un movimiento excesivamente conservador? ¿Debería Apple arriesgar más y buscar esa Juego de tronos con la que Amazon está obsesionada?

Apple para todos los públicos

Póster de la tercera temporada de ‘Transparent’, serie de Amazon Prime Video.

La razón para que la empresa de la manzana apueste por unas series que rehuyan contenidos demasiado explícitos podría estar en su propia competencia. Como apuntaban recientemente en Applesfera, Hulu, Amazon o Netflix tienen más años de experiencia produciendo series y han desarrollado un catálogo más amplio. “La marca de Apple es percibida como familiar. Vende productos como el iPhone, iPad, Mac, Apple Watch. Comenzar un servicio desde cero con orgías, cocaína y disparos daría una primera impresión equivocada de un servicio que tiene que proponer algo diferencial con respecto a HBO o Netflix”, señalaba la web.

Si se mira cómo empezó su competencia más directa en este campo, Netflix arrancó con un drama político como House of cards en el que su protagonista conspiraba directamente para asesinar a un rival, y Amazon comenzó a hacer ruido entre la crítica con Transparent, una serie en la que es cierto que no hay tiroteos ni orgías, pero que trata temas de identidad de género y muestra algunas situaciones decididamente adultas.

Ambas plataformas llamaron la atención lo suficiente con esos títulos como para convencerse de que su apuesta era acertada. Hulu ha ido dando más palos de un lado a otro hasta que el año pasado dio con El cuento de la criada, que probablemente nunca habría pasado el filtro de Tim Cook para formar parte de la oferta de Apple.

Las series con las que Apple quiere revolucionar la televisión
Grandes nombres y 1.000 millones en inversión son las armas para competir con Netflix y Amazonfueradeseries.com

Hasta que no veamos la primera de todas estas ficciones, de todos modos, no se podrá juzgar si la apuesta por contenido más para toda la familia es acertada o no. Y para ello, Apple tiene que decidir también cómo van a “emitir” sus series y, sobre todo, cuándo. Parece que la línea editorial no es la única decisión que la empresa debe tomar más pronto que tarde.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir