Fuera de Series Fuera de Series

Cómo trabajar con niños actores, según el equipo de ‘Días de Navidad’

El director Pau Freixas y las actrices Elena Anaya y Nerea Barros explican nos hablan de su experiencia rodando con niños

AD

Pau Freixas, Nerea Barros y Elena Anaya en FDSLive!. (Foto: Irene Medina. Cortesía Fundación Telefónica)

“Nunca trabajes con niños, ni con animales, ni con Charles Laughton”, reza una célebre cita de Alfred Hitchcock que muchos directores de cine y series querrían hacer suya. No es el caso de Pau Freixas, creador, guionista y director de la miniserie Días de Navidad de Netflix, quien no ha trabajado con Laughton, pero sí tiene mucha maña en el trato con pequeños actores, como ha demostrado desde su film Héroes hasta su última ficción televisiva, pasando por Pulseras rojas.

“Con los actores adultos es una cosa más dinámica, hablas de los motores internos, de qué le está pasando, etc. No dices “mira ahí y sonríe”. Es un trabajo más de hablar de sentimientos y ellos lo convierten en una reacción física. Con niños sí es más conductual. Funcionas más contándoles lo que están exprensando, aunque es verdad que dependiendo del niño sí conecta emocionalmente con cosas”, explicaba el director en el evento FDSLive!, “En Héroes había mucho drama y ahí sí íbamos a tocar la fibra, porque si no un niño no llora, pero con la complicidad, el respeto y el cariño de él, siempre”.

Las niñas de ‘Días de Navidad’, en una imagen del primer episodio. (Fuente: Netflix)

Para él, la clave de trabajar con niños es convertir el rodaje en una experiencia única y bonita para ellos, más que un trabajo: “Tiene que haber un respeto hacia la persona por encima de todo; no quiero que un actor sufra para sacar un buen papel. Es algo que está muy bien para según quién, pero a mí no me mola nada. Y para un niño ya ni te cuento. El niño tiene que salir de allí pensando que ha sido la experiencia de su vida y que quiere dedicarse a eso. Para mí es parte del proceso, que sienta que ha hecho unas colonias de la hostia, no que ha sido durísimo”.

En Días de Navidad, trabajó con cuatro niñas -Berta Castañé (Esther), Mariona Pagés (Adela), Mar Ayala (María) y Carla Tous (Valentina)- e intentó que durante el rodaje se conociesen y se sintiesen como hermanas: “La relación con los niños es que generen vínculo, porque simularlo les cuesta mucho más. Y luego es lo conductual”. Restando hierro al mito de que dirigir a niños es insufrible, Freixas señala que también hay ventajas: “Son muy obedientes y negocian menos que los adultos, para lo bueno y para lo malo. Los adultos luchan y buscan un espacio de como ellos lo ven y negocian, pero los niños no”.

La relación entre las actrices y los niños

Elena Anaya. (Foto: Irene Medina. Cortesía Fundación Telefónica)

Elena Anaya y Nerea Barros, dos de las actrices de Días de Navidad que también nos acompañaron en el FDSLive!, también nos dieron su visión respecto a cómo trabajar con niños en cine y televisión. “Siempre trabajo con ellos con muchísimo respeto y amor, aunque tenga que ser una ogra en la ficción”, apunta Anaya, “Los niños tienen mucha imaginación y una capacidad de entrar en la fantasía y la ilusión, que nosotros poco a poco vamos perdiendo, entonces intento conectar con eso. Pero siempre desde el cuidado. He visto maltrato con niños y para mí eso es totalmente imperdonable”.

Barros coincide con su compañera en que la situación requiere de un tacto especial: “Yo lo primero que hago es que voy al niño directo, lo quiero conocer a él. Y acabo desarrollando el código de cómo nos comunicamos y, dependiendo de la edad que tengan, es de una forma u otra. Se acaban queriendo muchísimo. Jugamos, es una aventura. Y si hay cosas que son complejas anímicamente o de entender, lo que intento es buscar un juego para que lo puedan racionalizar de alguna forma mejor”.

Nerea Barros. (Foto: Irene Medina. Cortesía Fundación Telefónica)

Aunque en Días de Navidad las actrices adultas no comparten escenas con sus homólogas de otras edades, sí se conocieron brevemente para trabajar la coherencia del personaje. Así lo contaba Nerea Barros: “Carla es una chica maravillosa. Coincidimos pocas veces, pero era súper raro, porque íbamos vestidas parecido, con la misma trenza y la cara de loca. Cuando hablaba con ella le decía que mi personaje tiene un animal dentro, es una bestia, y se lo traga hasta que revienta. Ella en su primer capítulo tiene el animal casi todo el rato. También le contaba que Ángela Molina se toca el pelo mucho y de una determinada manera. Teníamos esas piezas, el animal, el pelo y un colgante que lleva el personaje siempre y que nos marca”.

Sobre la relación con actores niños, Elena Anaya, recordó además una anécdota del pasado: “En Lucía y el sexo yo quería ser la cuidadora más molona, así que me llevé a la niña al Parque de Atracciones y según llegamos la perdí. Nos fuimos Tristán Ulloa y yo, pensando que era una idea buenísima, y perdí a la niña de la película… y ni me acordaba de cómo iba vestida. Pensaba: ¿cómo llamo ahora a los padres y a Julio Medem?”.

‘Días de Navidad’ está disponible en Netflix.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir