Fuera de Series Fuera de Series

Críticas

Crítica: 5 momentos en los que ‘Killing Eve’ lo fue todo

Nos recreamos con las mejores escenas de la primera temporada de una de las series del año

A los primeros episodios de las series solemos darles siempre manga ancha con la idea de que no es justo juzgar y descartar a la primera de cambio. Decimos que es sólo una introducción, que tienen potencial y margen de mejora y que hay que darle tiempo a la propuesta de encontrar su tono; todo eso es cierto. Pero, de vez en cuando, aparece una serie que tiene tan claro lo que es, lo que quiere contar y cómo hacerlo que, aunque realmente evolucione durante el rodaje, desde el principio consigue presentarse tal como es.

Ese ha sido el caso de Killing Eve y, como bien nos lo demuestran tantos intentos fallidos durante los años que llevamos viendo series, lo que consigue no es nada fácil. Entre los muchos elementos que podemos valorar en una ficción, el tono es uno de los más importantes y es el que la define. El de Killing Eve mezcla humor e imprevisibilidad, a la vez que se mantiene orgánico y se siente natural. Es un mar de contradicciones y sorpresas en el que me gustaría flotar el resto de mi vida.

Los toques de humor que rocían cada una de sus escenas hacen que la experiencia de ver la serie sea siempre placentera y gratificante; Killing Eve es la representación del hedonismo seriéfilo. Y, como homenaje a lo bien que nos lo hemos pasado viéndola, vamos a recordar algunos de los mejores momentos de esta primera temporada, los más divertidos, los más emocionantes, esos que queremos seguir viendo cuando regrese.

Sólo quiero cenar contigo

Para preparar este momento, como quien tira migas de pan, a nosotros nos fueron tirando macarons; con momentos como el de Eve describiendo a Villanelle para un retrato robot de la forma más inútil, pero totalmente romántica, y con Villanelle en un juego de rol con una mujer a la que bautizó como Eve y le dijo que iba a esconderse para que la encontrara.

Sandra Oh y Jodie Comer están maravillosas por separado, pero cuando la serie reúne a Eve y a Villanelle, la química es explosiva. La tensión dramática y el tono sexual de esta escena es incontenible e inconmesurable. Para describir el tema de la serie se recurre al concepto del juego del gato y el ratón, pero Eve y Villanelle son dos gatas, una callejera y la otra casera; desconfían por naturaleza la una de la otra, pero se intrigan mutuamente y no se pueden contener.

Carolyn en Rusia

Fiona Shaw está divertidísima en este personaje. Todas sus frases son oro: cuando le dice a Eve que ellos, los hombres, sus parejas, siempre creerán antes que ellas están teniendo un romance a que son agentes secretos; la de la rata que vio bebiendo una coca cola, con las dos manos; cuando llega Eve a su casa y le dice que sí, que Kenny es su hijo y que no hay tiempo para hablar de ello… Todo lo que dice hace gracia porque su rostro se mantiene siempre circunspecto, hasta que aparecen Vladimir y Konstantin en escena para los cócteles.

Villanelle y Konstantin

La dinámica entre estos dos es compleja y muy entretenida de ver. Suponemos que Konstantin tiene que morir, pero preferiría que no. En este caso me da igual la coherencia dramática porque me gusta verlos juntos. Es una relación de cariño entre padre e hija muy compleja; cuando están juntos, Villanelle nos revela esa parte suya que no ha crecido, la que busca aprobación.

Me quedo con la escena del cumpleaños por loca y divertida y con la del penúltimo episodio, cuando secuestra a su familia para matarlo. Es una escena muy rica, de esas que podemos llamar “de Schrödinger”, porque todo lo que se dice es verdad y mentira al mismo tiempo. Y acaba con Villanelle quejándose porque le ha pegado con un tronco. Lo tiene todo.

Irina

Yuli Lagodinsky es la pequeña actriz que interpreta a Irina en el último episodio; es una robaescenas, es maravillosa. La dinámica entre ambas es la de dos hermanas y nos muestra nuevamente ese lado más infantil de Villanelle. Me encanta que la serie decidiera empezar su final de temporada con estas dos; no habíamos visto nunca al personaje y podría haber visto un episodio entero con sus aventuras. Es la sensación que queda después de ver junta en una escena a cualquier pareja arbitraria e inesperada que nos han presentado durante la temporada.

Relacionados con esta trama están otros dos momentos gloriosos del episodio: la forma en la que Konstantin dice que su hija es irritante y el de Eve, cuando responde a la pregunta retórica de Konstantin de qué quiere Villanelle. La respuesta es Konstantin, lo está buscando para matarlo, pero Eve dice que la quiere a ella. También es verdad.

Pienso en ti todo el tiempo

Phoebe Waller-Bridge es muy generosa, esta temporada sólo tuvo ocho episodios y, aun así, nos regaló dos largos encuentros en solitario con las protagonistas de la historia. Esta escena lo tiene todo y lo es todo. Otra para mi top del año.

En un reverso del quinto episodio, en esta ocasión es Eve quien tiene el control y juega con las cartas que le enseñó Villanelle. Con la resolución de la escena vuelven a sorprendernos, porque con esta serie nunca sabes lo que va a pasar, hasta los personajes parecen sorprenderse a sí mismos. “Esta es la primera vez que hago esto”, dice Eve. Cuánto doble sentido y, entonces, cuando clava la puñalada, todos descubrimos de qué estaba hablando realmente.

No os voy a mentir, yo quería que la temporada me dejara con la idea de que Eve se iba a quedar de vacaciones en el piso de Villanelle. Ya sé que la lógica narrativa no es esa pero, una vez más, me da igual.

“-¿Qué quieres?
-Una buena vida, un piso guay, un trabajo divertido y alguien con quien ver películas”.

Todos somos Villanelle.

Las notas de Fuera de Series:

En Fuera de Series puntuamos nuestros análisis en una triple escala de 1 a 5, inspirada en la que usa Little White Lies, en función de lo deseosos que estábamos de ver la serie (“Antes”), lo que nos ha parecido viéndola (“Durante”) y las ganas de ver más y de comentarla con más gente tras hacerlo (“Después”)

Antes: 4

Soy muy fan de Fleabag y el primer tráiler de BBC America me conquistó, la esperaba con muchas ganas.

Durante: 4,5

Fue amor a primera vista. El primer episodio me dio todo lo que esperaba y más. Soñaba cada domingo con que llegara el lunes para poder disfrutar de mi cita semanal y siempre consiguió superar mis expectativas.

Después: 5

El placer ha sido máximo.

‘Killing Eve’ está disponible en HBO España.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir