Quantcast
Crítica: ‘A tres metros sobre el cielo’, la serie que despierta recuerdos y deseos - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘A tres metros sobre el cielo’, la serie que despierta recuerdos y deseos

Netflix estrena un oda a lo bonito y lo efímero

(Fuente: Netflix)

Esta crítica se ha escrito tras ver ‘A tres metros sobre el cielo’ y no contiene spoilers.

Uno de los mantras que se repiten en literatura es que la autopublicación no lleva a ningún sitio. No hay mejor prueba que lo desmienta que A tres metros sobre el cielo, un título de Federico Moccia que publicaba él mismo en el lejano 1992 y que hoy sigue tan de moda como entonces; o incluso más si sumamos la internacionalización. Y es que la serie de Netflix se ha colocado en el podio de las más vistas de la plataforma en cuanto ha sido estrenada este mayo.

Su premisa es uno de esos lugares comunes de los que se ha hablado hasta el aburrimiento: el verano de juventud, pero esta adaptación logra darle un tono suficientemente dulce y cargado de añoranza como para que despierte el deseo de volver a vivir uno de esos agostos en que el amor (por la familia, los amigos, los recién llegados) le da la vuelta a todo, llena el estómago de nervios y nos hace desear que pare el tiempo en ese instante.

La combinación de música clásica italiana con títulos modernos, sumada a la carga estética, logra que te metas en la historia al momento. Los planos cenitales explotan la belleza de la Romaña y se añaden a un uso del color llamativo y cargado que transmite alegría y deseo de comer polos. El entorno, vivo y con un ruido de mar de fondo casi permanente, crea un escenario que podría ser cualquier pueblo de costa y que, a la vez, le otorga personalidad propia. Además, las luces terrosas nos hacen pensar en tardes infinitas y en comerse un bocadillo de tortilla de patata (o una piadina, en este caso) viendo ponerse el sol.

Y sí, todo lo que digo es muy ñoño, casi tanto como A tres metros sobre el cielo. No esconde ser una serie blanda que viene a hablar de cosas bonitas y de esperanzas de juventud, pero está bien que no pretenda ocultar el tono intenso inherente a las grandes reflexiones de adolescencia y a los grandes momentos. Los dramas acaban entre besos y abrazos y los días se queman rápidamente haciendo muchas cosas y avanzando en la línea vital de sus protagonistas.

Pero es que así son las semanas de verano con 16 años: te enamoras rápido, cambias de vida drásticamente y tomas grandes decisiones en unos instantes. Hasta que empieza septiembre y todo vuelve a la calma. Sus protagonistas transmiten esa explosión de la edad y las ganas de bebérselo todo, de vivir al máximo los días en que no hay horarios, ni disciplina, ni mucha más obligación que pasar por casa de vez en cuando para decir que todo va bien.

Y además, en este caso, suena Mina. Nada puede ser malo si Mina canta de fondo.

‘A tres metros sobre el cielo’ está disponible en Netflix.

Netflix lanza el tráiler de ‘A tres metros sobre el cielo: La serie’
Se trata de una producción italiana basada en la novela de Federico Moccia que arrasó en cines hace una décadafueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir