Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘American Crime’ 3×01 — La tierra de las (malas) oportunidades

La miniserie creada por John Ridley se adentra en la inmigración ilegal y la prostitución de menores

AD

Hace unos días, el crítico Alan Sepinwall, de Uproxx, apuntaba que la tercera temporada de American Crime era lo más parecido a The Wire que había visto en la televisión en abierto. Se refería a la ambición temática y la amplitud de miras con la que John Ridley, su creador, la había concebido desde el principio; dejando de lado crímenes concretos, había pasado a analizar todo un tejido social.

O eso se intuye con su primer capítulo, que se estrenó el pasado lunes en Movistar Series y que simplemente presenta los principales lugares donde Ridley va a poner su foco, todos concentrados en Carolina del Norte. Tenemos a un inmigrante ilegal centroamericano, a una empresa agrícola familiar acuciada por las rebajas de precios que les piden sus clientes y a una chica que se prostituye para sobrevivir.

Más o menos, esas tres líneas son las principales, pero cada una de ellas se extiende más allá. Alrededor de la granja, por ejemplo, se mueven los tres hermanos propietarios de ella, los capataces que buscan mano de obra barata para el campo y los propios trabajadores, y todos tienen sus problemas.

A lo que esta temporada de American Crime aspira es a realizar un comentario, nada menos, que de las cosas sobre las que se construye el modo de vida americano. ¿Qué hay detrás de lo que se considera una vida normal? ¿Cuál es el precio que se paga por perseguir el sueño de una vida mejor, de tener una oportunidad de salir del pozo de la pobreza y de vivir en la calle?

Las respuestas no van a ser fáciles ni bonitas, como es la marca de la casa de la serie. Es esa ambición de querer llegar más allá, de retratar un aspecto más amplio de la sociedad, lo que emparenta American Crime con The Wire, aunque no sabemos si también cree, como esa serie, que es imposible ganar en la lucha contra el sistema. Parece que sólo queda intentar hacerlo lo mejor posible, aportar tu granito de arena, como le dice la trabajadora social que interpreta Regina King a su primer cliente: sólo puedo intentar ayudarte.

A PARTIR DE AQUÍ VA A HABER LIGEROS SPOILERS DEL EPISODIO 3X01 DE AMERICAN CRIME

El primer episodio de esta tercera temporada ya deja bien claro que va a seguir fijándose en los más desfavorecidos, en las personas que se ha escurrido por las grietas del sistema y, como resultado, han sido abandonadas y olvidadas por la sociedad.

Esas personas pueden ser Luis (Benito Martínez), el inmigrante que cruza ilegalmente la frontera con Estados Unidos con la esperanza de encontrar trabajo, y que se topa con la realidad de que está a merced de la mafia que lo ayudó a llegar a Carolina del Norte, y que nadie quiere escuchar lo que él pretende hacer realmente en el país.

También está Coy (Connor Jessup), un joven cuya adicción a las drogas lo ha dejado en una situación personal muy complicada, y que necesita ganar dinero como sea, incluso trabajando como jornalero en el campo. Y luego tenemos a Shae (Ana Mulvoy-Ten), una adolescente (suponemos que sin techo) que se prostituye para que su chulo le dé casa. Estas tres personas contrastan con los hermanos Hesby (Cherry Jones, Tim DeKay y Dallas Roberts), que intentan mantener a flote la granja mayorista de su padre, con la mujer de uno de ellos, Jeanette (Felicity Huffman), que intenta a ayudar a su hermana a mantenerse alejada de las drogas, y con Kimara (Regina King), trabajadora social especializada en niños y adolescentes de la calle.

Todos ellos van a ir componiendo el tapiz de lo que American Crime quiera contar en su tercera temporada, pero el primer capítulo es, por ahora, el prólogo. Sí hay alguna historia que destaca más sobre el resto, como la de Shae, que se cuenta con la cámara pegada a su rostro todo el rato. El desapego emocional y, al mismo tiempo, el temor que siente mientras va a trabajar se transmiten muy bien a través de la que puede ser el descubrimiento de esta temporada, la actriz angloespañola Ana Mulvoy-Ten, más conocida hasta ahora por sus trabajos en comedias de Nickelodeon.

Es una de las incorporaciones al núcleo habitual de colaboradores de Ridley, como Felicity Huffman, Regina King, Connor Jessup o Santiago Cabral. A su alrededor han llegado Sandra Oh, Cherry Jones, Janel Moloney o Dallas Roberts, y todos ellos ya dejan ver a personajes muy bien construidos con apenas dos líneas de diálogo en una escena. El panorama que John Ridley quiere contar empieza a desvelarse de un modo bastante interesante y, es verdad, más propio del cable premium que de una network como ABC.

La tercera temporada de American Crime se emite los lunes, a las 22:30, en Movistar Series

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir