Quantcast
Crítica: ‘American Horror Story: 1984’ 9x02 — El señor Jingles - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘American Horror Story: 1984’ 9×02 — El señor Jingles

¿Una boda roja? Sujétame el cubata

John Carroll Lynch es el señor Jingles. (Fuente: FX)

Cuando pensábamos que American Horror Story: 1984 sería una temporada sin elementos sobrenaturales, ciñéndose solo a buscar el terror a través de sangrientos asesinos, ¡ZAS! resulta que Jonas, el senderista pringado al que atropellaron en el primer episodio no es lo que parecía: el Acosador Nocturno le mata en este episodio 9×02 y no solo una vez, ¡dos!

Con este giro la serie no solo nos dice que los fantasmas son posibles -Jonas era uno de los monitores del Campamento Redwood en 1970- sino que empieza a sembrar que Margaret Booth (Leslie Grossman) no es tan angelical como ella misma vendía: Jonas la recuerda cubierta en sangre… ¿cómo víctima o en realidad ella también habría cometido alguna atrocidad?

Es una cuestión que planteo, pero de lo que no cabe duda es de que ese lado oscuro existe en ella. Su encuentro con Richard Ramirez (Zach Villa) no podría ser más siniestro: “Dios y trauma” dice que es todo lo que necesitas para conseguir en la vida lo que te propongas. ¿Nos ha revelado la serie más de lo que creemos? ¿Está Margaret simplemente usando a Richard para matar al señor Jingles o va más allá? De momento, le ha pedido que no mate inocentes, pero también ha expresado que acepta la violencia si es por buen motivo.

Como buen slasher que se precie, American Horror Story: 1984 tiene que dosificar las muertes de sus personajes principales hasta llegar al final y, de momento, se las ha apañado para introducir otros cuya función era ofrecer sangre. Primero Karen, la psiquiatra del asesino y luego Blake, el sugar daddy de Xavier, que ha servido para contarnos un poco más del pasado del personaje de Cody Fern antes de ser atravesado con el cuchillo… ¿por el señor Jingles? Mi apuesta es que no.

La otra escena sangrienta nos llega vía flasback cuando Brooke (Emma Roberts) le cuenta ahora a su amiga Montana (Billie Lourd), quien ha resultado ser más lesbiana de lo que aseguraba, el trauma de su boda. Una escena tan innecesaria como divertida, por supuesto, pero que sirve para afianzar esa figura de la protagonista virginal y modosita a la que solo le pasan perrerías.

Mi teoría es -estemos pendientes en el próximo episodio a ver si encaja- que no hay dos asesinos en el Campamento Redwood sino tres: el señor Jingles, el Acosador Nocturno y la propia Margaret. Y creo que hay una forma para diferenciarles. Richard siempre ataca a cara descubierta, mientras los otros dos llevan capucha, pero solo es Jingles cuando escuchamos el característico e incesante sonido de sus llaves; cuando no, es ella.

Esto me lleva a otra duda, si ella sería solamente una víctima del campamento como contó (90% no) o si le hizo algo al señor Jingles para que tenga tantas ganas de vengarse. Y una cosa más: está muy claro quién del grupito será el primero en morir, pero no os lo voy a decir; solo tenéis que mirar cuál de ellos no aparece en los créditos iniciales.

Todas las críticas de ‘American Horror Story: 1984’

Los nuevos episodios de ‘American Horror Story: 1984’ se emiten cada sábado a las 01:10h en FOX España.

ç

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir