Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘American Horror Story: 1984’ 9×06 — Episodio 100

La serie cumple un centenar de capítulos cambiando las piezas del tablero y regalándonos una curiosa conexión con ‘Asylum’

Los años 80 en el moño de Leslie Grossman. (Fuente: FX)

Como vimos la semana anterior, el cuarto capítulo de American Horror Story: 1984 concluía la macabra noche en Redwood con el arresto de Brooke, pillada apuñalando a Montana a pesar de que, salvo por ese crimen, no era la responsable de la matanza. Y ahora al quinto le tocaba darle una vuelta a todo y, la verdad, es que ha funcionado muy bien.

Nuestras Thelma y Louise sangrientas, es decir, Richard y Jingles, no se llevan demasiado bien. Y su viaje del terror finalmente termina enlazando la historia de la serie a la del Acosador Nocturno de la vida real, quien fue pillado por gente común y linchado en plena calle y, además, como en la serie, luego le saldría una fiel novia estando entre rejas. Lo que no es un suceso real, obviamente, es la traición de Jingles, al que más tarde veremos reconstruir su vida en Alaska, una etapa de paz y reconciliación con el mundo que no le durará demasiado.

Dando un salto adelante en la línea temporal, concretamente a 1989, tenemos por un lado a Montana y Xavier disfrutando de matar a cada inocente que asoma sus narices por Redwood, y por otro a Margaret convertida en una empresaria de éxito que convierte edificios con un pasado macabro en atracciones turísticas. La gran sorpresa es que a su lado está Trevor, que no murió e hizo un rocambolesco trato con quien intentó matarle.

Y para agrado de los más fans de American Horror Story, junto a Margaret también está un asistente interpretado por Leslie Jordan, a quien vimos en Coven y Roanoke antes de esta temporada. Ese cameo y que una de las propiedades que la villana ha convertido en oro sea Briarcliff Manor (el psiquiátrico de Asylum) son guiños simpáticos, aunque a decir verdad, siendo este el episodio 100 de la serie, esperaba un mayor festival de metarreferencias y estrellas invitadas (léase: Evan Peters, Sarah Paulson y Lily Rabe; parece que nos quedaremos con las ganas de verles).

Lo interesante de este episodio, más que lo que sucede, es lo que prepara. Margaret va a organizar un festival de música en el Campamento Redwood y el señor Jingles no se lo va a perder, pero tampoco faltarán la nueva novia de Richard, muy posiblemente él que se ha liberado también y, por supuesto, los fantasmas vengativos que siguen allí atrapados. Y Brooke. Qué bueno lo de Brooke. Cuando parecía que Satán era quien iba a salvarla, no lo hace. ¿Se ha muerto? No, nos habíamos olvidado de Donna y ahí aparece con su habilidad de conseguir los trabajos oportunos para los momentos adecuados. Un giro que no me vi venir y que, menos mal, salva al personaje de Emma Roberts. Ojalá sea ella quien se cargue a Margaret, aunque no son pocos los que le tienen ganas a esa rica loca.

Todas las críticas de ‘American Horror Story: 1984’

Más contenido sobre ‘American Horror Story’

Los nuevos episodios de ‘American Horror Story: 1984’ se emiten cada sábado a las 01:10h en FOX España.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir