Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Barry’ es una sátira que apuesta por la sobriedad

Bill Hader es la gran estrella de la nueva comedia de HBO

Bill Hader es el protagonista e impulsor principal de ‘Barry’. (Fuente: HBO España)

Durante ocho años, Bill Hader formó parte de una de las generaciones de actores de Saturday Night Live más exitosas desde, probablemente, finales de los 70 y principios de los 80. Entre 2005 y 2013, Hader compartió gags y la ansiedad de la televisión en directo con gente como Tina Fey, Amy Poehler, Seth Meyers, Kristen Wiig, Maya Rudolph o Kate McKinnon, y dejó para la posteridad del programa a personajes como Stefon, el corresponsal de la vida nocturna de Nueva York.

Sin embargo, esa ansiedad del directo era excesiva para Hader. El actor ha reconocido en muchas entrevistas que sufre de un pánico escénico que le impedía disfrutar de la experiencia de SNL. “Mi ansiedad estaba por las nubes”, reconocía en Vanity Fair, así que cuando se marchó del programa, no sólo empezó a sentirse mucho mejor, sino que también dio los primeros pasos para demostrar que podía servir tanto como galán de una comedia romántica (Y de repente tú, con Amy Schumer) como protagonista de un drama familiar indie (The Skeleton Twins, al lado de Kristen Wiig). En ambas, además, Hader tiene una presencia mucho más tranquila y casi estoica, que trasladó incluso a las impagables parodias de documentales famosos de Documentary Now!

Esa presencia va de perlas para su nuevo proyecto, Barry, en el que él es la gran estrella. Basada justo en su propia experiencia de ser muy bueno en algo que no quiere seguir haciendo más, la comedia está protagonizada por un asesino a sueldo que se siente estancado y atrapado. Se le da muy bien matar a gente, pero lo odia porque no le hace sentirse vivo. Hasta que, siguiendo a un aspirante a actor que es su siguiente objetivo, se topa con una clase de interpretación que le hace plantearse que la actuación sí puede ser su puerta hacia la felicidad.

Cocreada por el propio Hader y Alec Berg (Silicon Valley), la serie es una sátira de la pretenciosidad del mundo de los aspirantes a actores y las clases en los que los maltratan psicológicamente para que den lo mejor de sí mismos leyendo escenas de películas famosas (en el primer episodio ya vemos breves secuencias de Magnolia y Amor a quemarropa), mientras lo muestra todo con la misma sobriedad con la que Barry cumple sus misiones. Él pretende que los asesinatos por contrato sean su equivalente al trabajo de camarero para poder pagarse las clases e ir a audiciones, sin darse cuenta de que lo público de ser actor es contraproducente.

HBO España presenta una programación de primavera liderada por ‘Westworld’
‘Pose’ y la serie animada de ‘Deadpool’ son algunas de las novedades más destacadas para el resto de 2018fueradeseries.com

El primer capítulo, Deja tu marca, es una presentación muy eficaz de quién es Barry y de todos sus dilemas. Queda claro que está deprimido, que su jefe es un poco tacaño y que el asesinato que lo lleva a Los Ángeles le va a traer muchos problemas, pero el descubrimiento de esa clase le permite, por fin, identificar qué le está ocurriendo. Tal vez, hasta le dé las herramientas para llevar una vida más plena.

El humor estriba en que la clase de interpretación no es tan buena, sus compañeros no apuntan a triunfar en Hollywood y el profesor es un tipo pretencioso y pagado de sí mismo al que interpreta toda una leyenda viva de la televisión estadounidense como Henry Winkler, Fonzie en Happy days. Pero es el salvavidas que Barry necesita.

Un fotograma del primer capítulo de ‘Barry’. (Fuente: HBO España)

Esa sobriedad hasta en las escenas en las que vemos a su protagonista trabajar es lo que más ayuda a “vender” la serie. Barry no fuerza la comedia ni los chistes. Incluso el momento más abiertamente cómico en el bar, con el resto de sus compañeros de la clase, se muestra en el mismo tono y sirve para establecer el egocentrismo de esos personajes sin necesidad de subrayarlo. Y el estoicismo de Hader transmite cómo es este hombre, acostumbrado a desconectarse de sus emociones para poder realizar su trabajo, y cómo lo abruma y le interesa ese nuevo mundo en el que acaba de entrar.

La primera temporada va a constar de ocho episodios (el primero está también dirigido por Bill Hader) y, de momento, su presentación permite que seamos optimistas. Aunque la premisa es de risa, el dilema de Barry se trata con seriedad, sobre todo porque puede verse envuelto en una situación de vida o muerte. La sátira de la intensidad superficial de los actores es un buena vuelta de tuerca para contar una historia de un asesino a sueldo que se sale de los moldes habituales.

‘Barry’ está disponible todos los lunes en HBO España.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir