Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Bright Minds’, un simpático procedimental de policías opuestas

COSMO estrena esta noche esta serie francesa protagonizada por una detective con Asperger y otra de vida desastrosa

(Fuente: COSMO)

Esta crítica se ha escrito tras ver el primer episodio de ‘Bright Minds’ y no contiene spoilers.

El policiaco de detectives con personalidades opuestas es ya un subgénero por derecho propio. Cuando más extremo sea el contraste entre sus caracteres, mejor aún. Siempre habrá uno que sea serio y organizado y el otro, escandaloso y desordenado. Arma letal no inventó estos dúos, pero estableció algo así como el estándar para todos ellos, incluso cuando los protagonistas son dos mujeres.

Bright Minds, la nueva serie procedimental que COSMO estrena esta noche, se ajusta a esos parámetros con solo una variación, y es que una de las dos investigadoras, Astrid, tiene Asperger. Eso le lleva a concentrarse con gran dedicación en unos pocos aspectos determinados, en su caso, los puzzles y los detalles de los dosieres policiales que se encarga de archivar, y genera al mismo tiempo que casi nadie la tome en serio.

Esa habilidad suya le va a resultar muy útil a Raphaëlle, inspectora a la que le encargan investigar un aparente suicidio como castigo por haber metido la pata en un importante caso de corrupción. Mientras Astrid es organizada y con tendencia a entender todo lo que digan de forma literal, Raphaëlle es más desordenada, pero con gran capacidad de empatía. Justo por eso, ambas son capaces de colaborar juntas a la perfección.

El primer episodio deja bien claro el centro de la serie y lo que puede hacer que el público regrese semana a semana, y es la dinámica que se establece entre las actrices Sara Mortensen (Astrid) y Lola Dewaere (Rapahaëlle). Es la pata más importante en este tipo de procedimentales y si falla, es muy difícil que el resto del show funcione. Aquí, es el lado que mejor se trabaja porque también nos sirve para que vayamos conociendo sus vidas y por qué se encuentran en los puntos en los que están cuando las conocemos, una cuestionada por su jefe y la otra, trabajando sola en el sótano de los archivos criminales.

El tono ligero encaja con otros procedimentales con protagonistas especiales que ya se han visto en COSMO, como Profesor T, aunque el primer caso que deben resolver (que recuerda a veces a un viejo episodio de CSI) abre la puerta a que muchos de ellos giren sobre problemáticas que afectan a las mujeres, sobre todo. Además, Bright Minds busca también que el Asperger de Astrid no sea solamente un toque excéntrico o que se emplee como alivio cómico (como en su escena de presentación con ese chico que intenta ligar con ella por la calle); es un toque diferente que se muestre lo que las personas con TEA piensan de los neurotípicos y que no son un grupo homogéneo de gente, sino que cada uno tiene sus propios problemas, pensamientos y dificultades.

Lo que se muestra del inicio de la relación profesional entre Astrid y Raphaëlle se basa en el respeto y en un interés genuino por la otra persona. Eso ya puede justificar plenamente el visionado de una serie. Eso, y que veamos más de cómo sus vidas profesionales empiezan a cruzarse con las personales. ¿Los casos? Probablemente no pasen de ser convencionales, que ya casi es lo que se espera en estos policiacos. Bright Minds aporta el entretenimiento gracias a su pareja protagonista y cómo evolucione su relación.

‘Bright Minds’ se estrena esta noche, a las 23:00 h., en COSMO.

‘The Good Doctor’ quiere romper algunos tabúes sobre el autismo
AXN se suma al Día Mundial del Autismofueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir