Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Britannia’ da un revolcón psicodélico a la conquista romana

HBO España estrena hoy la temporada completa de esta serie histórica

AD

Los druidas son uno de los componentes más importantes de ‘Britannia’. (Fuente: HBO España)

Los romanos intentaron dos veces conquistar las islas británicas antes de lograrlo. En esas dos intentonas, comandadas por Julio César, las tribus de las islas expulsaron primero a las legiones casi en cuanto pusieron pie en las playas de Kent y después, cuando regresaron un año más tarde (en el 54 a.C), César consiguió aliarse con la tribu que vivía en las orillas del río Támesis, los trinovantes, pero no pudo lanzar una invasión en toda regla porque la resistencia local era feroz.

La conquista no se conseguiría hasta el tercer intento, en 43 a.C., y ahí es donde arranca Britannia, la ambiciosa serie de Sky Atlantic que HBO España estrena hoy al completo (son nueve episodios en su primera temporada). Es una época de la que no se sabe demasiado, al menos en el lado de los habitantes nativos de las islas. Eran tribus celtas que dejaban pocas cosas escritas y, cuando lo hacían, utilizaban runas, por lo que hay muchos mitos a su alrededor. Y esos mitos suelen involucrar druidas, diosas todopoderosas de la Madre Tierra y, para los romanos, la sensación de que eran salvajes capaces de todo.

Y también dan cierta libertad a sus creadores para crear su propia versión de la Britania prerromana. Esos son los hermanos Tom y Jez Butterwoth; éste último es un reputado dramaturgo que recibió una gran visibilidad con su obra Jerusalem, por la que Mark Rylance ganó el Olivier y el Tony al mejor actor en una obra, y que para su primera serie de televisión quería “intentar la creación de algo tramposo y en lo que no se pueda confiar, que no muestre su trabajo de documentación y que esté más interesado en los personajes que en eventos históricos identificables”.

El resultado es una serie con mucha personalidad y que no va a dejar indiferente. Las comparaciones con Juego de tronos no se han hecho esperar, pero Britannia es más una Vikings pasada por los alucinógenos que los druidas utilizaban para sus visiones y para conectar con la naturaleza. Es casi una serie histórica psicotrópica y psicodélica, algo que queda muy claro desde su cabecera, ambientada por Hurdy Gurdy Man, una canción que Donovan escribió inspirado por la meditación trascendental de la india y que ha ido adquiriendo cierto aire inquietante con el paso de los años.

Esa canción ya nos indica que no vamos a ver una serie histórica al uso. De hecho, Britannia apuesta más por lo que se denomina el folk horror, historias que utilizan el folclore británico para dar sustos o crear atmósferas francamente inquietantes. En el caso de esta serie, es más una manera de representar que los romanos se enfrentaban a lo desconocido, a tribus de las que lo único que habían oído les proporcionaba pesadillas.

‘Vikings’ es más fiel a la historia de lo que pensamos
TNT estrena hoy en España la quinta temporada de la seriefueradeseries.com

En realidad, lo que vemos en los capítulos no es así, o no lo es tanto en los tres primeros. El elemento más encuadrado en esa tradición del folk horror es el druida Veran (Mackenzie Crook), una criatura extraña que utiliza de manera memorable a un legionario para mandar un mensaje a su general. Su magia oscura, conectada con el mundo de los muertos, contrasta con otro druida, Divis, que aporta el lado más psicodélico porque tantos años de alucinógenos y visiones han distorsionado su percepción de la realidad, que la serie nos muestra con planos desenfocados y muchos primeros planos de su cara.

El druida Divis, interpretado por Nikolaj Lie Kaas. (Fuente: HBO España)

Divis protagoniza una de las tramas en la que se divide la serie. En sus visiones, ha visto cómo las legiones romanas acaban con la forma de vida de los celtas y arrasan Britania, y decide detenerlos él solo. A él se une una niña que pierde a su familia en el ataque de los romanos a su aldea, una niña que sirve para mostrar los rituales del solsticio de verano en honor de la Diosa (rituales que centran buena parte del primer tomo de Las nieblas de Avalon) y que apunta a ser uno de los personajes con mayor potencial de la serie.

Separada de su tribu y su familia, y sola en medio de unos bosques hostiles, va a tener que crecer muy rápido. En el arranque de la serie demuestra que tiene carácter, así que puede convertirse fácilmente en uno de los favoritos de los espectadores.

Las otras tramas que centran Britannia están en el general romano al mando de la invasión (David Morrissey), alguien calculador y despiadado pero, como todos los hombres de su época, dado también a confiar en augurios, y en los líderes de dos tribus en permanente conflicto no sólo entre ellas, sino también interno.

David Morrissey y Kelly Reilly, en ‘Britannia’. (Fuente: HBO España)

En los tres primeros episodios conocemos más a una de esas tribus, los Cantii, cuyo rey se lanza alegremente a la guerra contra los romanos sin ser consciente de que sus hijos tienen sus propias agendas. Su hijo (un Julian Rhind-Tutt que se divierte enormemente en su papel) actúa como consejero real mientras su hija, Kerra (Kelly Reilly), no consigue que su padre la trate como la guerrera experta que es.

Las alianzas y recelos entre tribus y las maniobras del general romano por utilizar la división entre ellas para derrotarlas son, realmente, algo que podríamos ver en cualquier otra serie que quisiera contar este periodo de la Historia. Lo que da su toque diferente a Britannia es su zambullida en lo mítico, en las visiones alucinógenas de los druidas, en componentes del terror de la naturaleza que empleaban escritores como Arthur Machen.

Para los fans de las series históricas, es una manera distinta de contarlas. Pero también puede resultar extraña para quienes no se animen a dejarse llevar por lo que proponen los hermanos Butterworth.

Las notas de Fuera de Series:

En Fuera de Series puntuamos nuestros análisis en una triple escala de 1 a 5, inspirada en la que usa Little White Lies, en función de lo deseosos que estábamos de ver la serie (“Antes”), lo que nos ha parecido viéndola (“Durante”) y las ganas de ver más y de comentarla con más gente tras hacerlo (“Después”)

Antes: 2

Las series históricas no son lo mío. No terminaba de apetecerme la idea de ver la conquista romana de Britania, sobre todo a tenor de lo que mostraba el trailer de la serie, que no hace justicia a lo que luego puedes ver.

Durante: 3

Desde el principio queda claro que, si bien ‘Britannia’ va a contar una historia más o menos convencional de luchas por el poder y guerras entre una potente fuerza invasora y los pobladores locales, a los que los romanos tildan de salvajes, también se va a dedicar a intercalar en esa historia momentos psicodélicos de conexiones con el inframundo y magia procedente directamente desde la naturaleza.

Después: 3

Esa vuelta de tuerca casi pasada por LSD, y con un ojo puesto en el folk horror, es donde reside más el interés de la serie. David Morrissey es un villano realmente convincente e inquietante, y la joven Eleanor Worthington-Cox puede ser todo un descubrimiento como esa discípula de la Diosa que tiene que aprender a valerse por sí misma muy rápido.

La primera temporada de ‘Britannia’, de nueve capítulos, está disponible en HBO España.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir