Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Cara a cara’, un noir en tiempo real

Filmin presenta el último gran éxito de la ficción danesa

(Fuente: Filmin)

Esta crítica se ha escrito después de ver la miniserie completa y no contiene spoilers.

Cara a Cara (Forhøret) tiene varias particularidades que seducen, a primera vista, para degustarla. En primer lugar, su elenco: lo más granado de la ficción danesa se concita en la miniserie. Ulrich Thomsen, Lars Mikkelsen, Trine Dyrholm, Nikolaj Lie Kaas, David Dencik, Lars Ranthe, Søren Malling, como protagonistas o secundarios, están presentes. En segundo lugar, la duración. Ocho capítulos de entre 22 y 25 minutos. Una duración tan corta, en un género como el thriller nórdico, es del todo inusual. La propuesta narrativa también sorprende: este género aborda, por lo general, historias largas, jalonadas de giros y vueltas de tuerca, pero Cara a Cara nos propone una historia que se desarrolla en menos de un día. Y además, sin prisas, con ese tono tan estudiadamente pausado. Tan frío.

Christoffer Boe, su director y coguionista, creador de Expediente 64: Los casos del Departamento Q, Offscreen y Reconstruction, contó con la colaboración para el guión de Jakob Weis, cuya carrera se ha desarrollado casi íntegramente en el teatro. Su intención, desveló en una entrevista, era mejorar el concepto, dibujando más y mejores aristas en los roles de los personajes, y conseguir una profunda naturalidad en diálogos largos y densos, conservando la esencia del personaje y evitando, debido a esa misma longitud, que los propios diálogos cansaran al espectador. El resultado, como podrán comprobar, es una suerte de 24, con un ritmo pausado, pero en absoluto aburrido, y con un marcado poso teatral.

Bjørn Rasmussen (Ulrich Thomsen) es un veterano policía que ejerce en Copenhague. Le acaban de asignar un caso de suicidio y acude a las dependencias del forense para comenzar la investigación. Allí, Frank (Lars Ranthe), jefe de patología forense, le pone al día sobre las circunstancias del cadáver que ha de investigar. Todo apunta a que es un suicidio realizado por arma blanca. Bjørn levanta la sábana que cubre el cuerpo y descubre que la muerta es su hija Christina. El shock inicial, la incomprensión de lo descubierto y la negación se arremolinan dentro de Bjørn. Sin embargo, el viejo policía, a pesar del dolor, se conjura para saber por qué su hija se ha quitado la vida, si es que realmente la causa de su muerte ha sido esa.

Comienza el viaje: las primeras pesquisas le llevan a la casa de su hija. Allí conoce a la mujer de su hija, Nikki (Clara Rosager), y es entonces cuando descubrimos la verdadera personalidad de Bjørn: solitario, corrupto, violento, divorciado y sin relación con su hija desde mucho tiempo atrás. Nikki le descubre que su hija vivía en un mundo insospechado. Lujo, prostitución, deep web, drogas y alcohol era su cotidianidad. Bjørn niega la posibilidad de que ella se haya suicidado y sospecha que alguien la quería muerta. Las próximas horas se convierten en un sinfín de interrogatorios (nombre original de la miniserie) violentos, confesiones a golpes, torturas psicológicas e incluso una conducción suicida.

Su exmujer, policías de homicidios, gánsteres de medio pelo y jefes mafiosos, femme fatales; tranvías, aparcamientos, casas de lujo, prostíbulos de calidad; tonos negros, destinos sombríos, la oscuridad de internet asociada a la oscuridad del ser humano. Bjørn transita por todo, y en medio de todo, con un único objetivo: redimirse. Mal esposo, peor padre, deambulando entre su oficio y su beneficio, pidiendo y debiendo favores; todas las culpabilidades golpean a Bjørn a medida que la noche e investigación avanzan. Como un ovillo que necesita ser desenrollado, Forhøret nos lanza en medio de una trama donde nadie dice toda la verdad, porque nadie la posee. Cada paso, interrogatorio y estadio le llevan a Bjørn a sumergirse en una espiral que no desea, pero necesaria para saber qué le ocurrió a su hija. Hasta el final.

“Ella quería un padre y consiguió un caballo”.

‘Cara a cara’ está disponible al completo en Filmin.

Crítica: ‘Auge y caída’, una docta adaptación del Jardiel Poncela inglés
Guillem Morales dirige esta adaptación de la novela de Evelyn Waugh, que Filmin trae a España tres años después de su…fueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir