Quantcast
Crítica: ‘Catastrophe’, ya te echamos de menos - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Catastrophe’, ya te echamos de menos

La serie de Sharon Horgan y Rob Delaney se despidió con un final inesperado y perfecto

Imagen del sexto episodio de la temporada 4 de ‘Catastrophe’. (Fuente: Movistar)

Esta crítica se ha escrito después de ver la temporada 4 de ‘Catastrophe’ y contiene spoilers.

En el primer minuto del primer episodio de Catastrophe, Sharon Morris y Rob Norris, ya tienen la tensión sexual super resuelta, con múltiples encuentros que acaban en embarazo, y cuando salen los títulos de crédito ya están comprometidos.

Así empezó esta serie, por el que podría ser el final de otra historia. A partir de ahí es cuando conocen a los amigos, la familia, los gustos y los defectos del otro. Y nosotros, los vemos enamorarse poco a poco. Porque que estén juntos es una locura pero también tiene todo el sentido.

Durante cuatro temporadas, Catastrophe hizo el retrato de la relación de una pareja adulta, tan encantadora y sexy como imperfecta, cuya comedia no estuvo exenta de retos, que en forma de alcoholismo, infidelidades u otros obstáculos, siempre amenazaban con desatar una catástrofe. Pero Sharon y Rob siempre encontraron la forma de superar esos momentos de crisis, porque siempre terminaban encontrándose el uno al otro.

(Fuente: Movistar)

Catastrophe se despidió como las grandes series, porque cuando salieron los títulos de crédito finales ya estábamos pensando en volver a verla desde el principio; para reír mas fuerte que la primera vez con su humor negro maravilloso y para sufrir cuando no están en su mejor momento, pero con la confianza que nos da saber que todo va a acabar bien.

El último episodio de la serie consiguió sorprendernos una y otra vez. Con la llegada al aeropuerto de Boston, ya nos parecía que iba a hacer un cierre circular perfecto para la historia que había comenzado y se había desarrollado en Londres. Pero en menos de un minuto la aventura toma un desvío inesperado cuando la trama se centra en la noticia de la muerte de la madre de Rob.

El episodio estuvo enmarcado en un funeral y con la crisis sobrevolando, pero no perdió la oportunidad de hacer la comedia negrísima que caracteriza a la serie, con detalles como la indeseada visita del padre de Rob, un racista confeso que parecía retocado con un filtro de Los Simpson por una cirrosis terminal.

Sharon Horgan, Rob Delaney y Carrie Fisher. (Fuente: C4)

Bromas aparte, era necesario, y fue muy bonito, el homenaje a Carrie Fisher, pero Horgan y Delaney no se quedaron en un mero trámite cariñoso, y utilizaron la circunstancia para crear un conflicto en la pareja. Un conflicto en el que el duelo hizo que Rob explotara hiriendo a Sharon y nos hizo temer lo peor a pocos minutos del final.

Pero afortunadamente, ellos aman tanto a sus personajes como nosotros, y con esa romántica, graciosa y bonita escena en la playa despidieron su serie de la mejor forma posible. Rob volvió a decir “Puede ser divertido” cuando Sharon le dijo que estaba embarazada, las mismas palabras que usó en el primer episodio cuando decidió apostar por la relación. Y como aquella vez, en la que él decidió mudarse a Londres, ahora Sharon le dice que está dispuesta a vivir en Estados Unidos.

“-Pensaba que no querías nadar.
-Es que no me gustó verte a la deriva por tu cuenta”.

Aunque la música incidental fue un poco ominosa cuando Sharon se alejó en el agua y Rob entró corriendo, muy a lo Roma de Cuarón, después de ver el cartel que advertía de las corrientes de resaca, ese diálogo final es un guiño a cómo comenzó todo y es simplemente maravilloso. Catastrophe, ya te echamos de menos.

‘Catastrophe’ está disponible en Movistar+.

‘Catastrophe’: amor adulto y muchas risas
Sharon Rob Sex London Love LOVE LOVEfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir