Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Central Park’, la delicia animada inesperada en Apple TV+

La serie musical está creada por Josh Gad y el equipo de ‘Bob’s Burgers’

(Fuente: Apple TV+)

Esta crítica se ha escrito tras ver los dos primeros episodios de ‘Central Park’ y no contiene spoilers.

Bob’s burgers quizá sea la menos conocida de las series animadas de los domingos por la noche en FOX en Estados Unidos. Los Simpson y Padre de familia le roban gran parte de la atención que merece; las peripecias de la familia Belcher son una estupenda sitcom familiar en la que todos sus personajes están cuidados al milímetro, con sus pequeñas particularidades y un gran corazón que se traslada a la siguiente serie que Loren Bouchard y Nora Smith han creado, esta vez para Apple TV+.

Se trata de Central Park, comedia a la que se añade un componente que en Bob’s Burgers es importante, pero no integral en la historia, como son las canciones. Ha tenido momentos memorables, como el musical de instituto que mezcla La jungla de cristal y Armas de mujer, pero nunca se ha convertido en una comedia musical completa, que es lo que encontramos en Central Park. Y le va perfectamente a su historia, que es en esencia un cuento de hadas con una villana maquiavélica, un lugar mítico que hay que proteger y unos héroes corrientes.

A Bouchard y Smith se les une en el lado creativo el actor Josh Gad, que es en parte el culpable de que hayan conseguido un reparto de voces absolutamente estelar. La familia protagonista son los Tillerman; el padre, Owen (Leslie Odom Jr.), es el gerente del parque; la madre, Paige (Kathryn Hahn), es periodista en un diario online local; la hija, Molly (Kristen Bell), dibuja cómics y está colgada de un chico que ve todos los días volando su cometa en el parque, mientras el hijo, Cole (Tituss Burgess), adora al perrito de la villana.

Ésta es Bitsy (Stanley Tucci), una millonaria que vive en un hotel y cuyo gran deseo es comprar Central Park y hacerse aún más rica vendiendo el terreno para construir rascacielos, ante la indiferencia de su asistente, Helen (Daveed Diggs). El grupo se completa con Birdie (Josh Gad), músico callejero que hace las veces de narrador.

Los dos primeros capítulos sirven como presentación de todos los personajes y del conflicto al que se van a enfrentar, y destacan sobre todo por cómo abrazan por completo su formato. Central in my heart, la canción con la que arranca de la serie, es un clásico número de apertura de musical que crece hasta alcanzar el gran clímax que nos sitúa ya a tono para lo que vamos a ver, y eso encaja a la perfección en el humor más cotidiano de los Tillerman y la villanía caricaturizada de cuento de Disney de Bitsy.

Que todo fluya sin problemas es el gran logro de los episodios. Los seguidores de Bob’s Burgers seguramente encuentren similitudes entre la dinámica familiar de los Tillerman y la de los Belcher, pero esa pelea que se cierne sobre ellos para salvar el parque los diferencia. También los acerca un poco más a Annie, que Bitsy referencia directamente. Esta villana y su asistente son, de hecho, una de las partes más divertidas porque no tienen ningún reparto en reconocer lo que más anhelan: Bitsy es una señora excéntrica y megalómana que odia Central Park y Helen, a su vez, la odia a ella, pero aguanta estoicamente porque está convencida de que heredará finalmente todo el patrimonio.

Los personajes de Central Park quieren hacer las cosas bien, aunque pocas veces sepan cómo, y verlos intentarlo acaba siendo realmente una delicia. El aspecto musical contribuye enormemente, por supuesto. Los compositores habituales son el dúo formado por Kate Anderson y Elyssa Samsel (responsables de las canciones del corto Frozen: una aventura de Olaf) y Brent Knopf, compositor en Bob’s Burgers. Sus temas son sumamente pegadizos y animados (Own it, del primer capítulo, es un buen ejemplo) y ayudan a desarrollar a los personajes e impulsar la trama. Como si fuera un clásico musical de Broadway.

Samsel y Anderson son las compositoras residentes de la serie, por decirlo de alguna manera, pero encontraremos también canciones de nombres importantes como Cindy Lauper, Fiona Apple, Aimee Mann, Darren Criss, Alan Menken o Sara Bareilles, que aporta una canción para Molly en el segundo episodio, Weirdos make great superheroes.

El arranque de Central Park no puede ser más prometedor. Es una serie muy honesta con los sentimientos de sus personajes y que, en el fondo, es un cuento que nos pide que entremos en ella también siendo abiertos y sin cinismo. Puede convertirse en un lugar feliz y sí, es posible que, en algún momento, la disonancia entre la trama un poco más realista de los Tillerman y la villanía excéntrica de Bitsy pueda chirriar, pero de momento están bien integrados.

‘Central Park’ está disponible todos los viernes en Apple TV+.

Crítica: ‘Home Before Dark’, una ‘Veronica Mars’ en formato pequeño
No huyáis porque la protagonista tiene nueve años, Brooklyn Prince sabe llevar sobre sus hombros el peso de la seriefueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir