Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Chambers’, no perdáis el tiempo con esta nueva serie de Netflix

Uma Thurman cumple y hace todo lo que puede, pero su esfuerzo como secundaria no es suficiente para salvar la propuesta

(Fuente: Netflix)

Esta crítica se ha escrito después de ver la temporada completa de ‘Chambers’ y no contiene spoilers.

Como suscriptores de Netflix tenemos garantizado el estreno de novedades cada semana. Sabemos que el catálogo siempre está en crecimiento y que si queremos ocupar nuestro tiempo de ocio viendo algo en la plataforma, podemos confiar en que cada semana tendremos algo nuevo que ver. La calidad de sus producciones es otro tema y determina si estamos disfrutando de nuestro tiempo libre o lo estamos perdiendo.

En el caso de Chambers, la serie destacada de Netflix de este fin de semana, creada por Leah Rachel, y que cuenta en su reparto con Uma Thurman, Tony Goldwin (Scandal) y Lily Taylor, resultó ser lo segundo. No era mi tiempo libre y no puedo considerarlo del todo una pérdida si sirve para que alguno de vosotros sepa en donde se mete antes de darle al play. Ya sabéis que nuestras críticas solo os tienen que servir como orientación, como cuando miráis reseñas antes de ir a un restaurante; os contaré mis impresiones para que decidáis vosotros mismos.

Chambers es una serie de terror que nos cuenta la historia de Sasha, una adolescente que sufre un paro cardiaco, a la que el destino le sonríe en forma de transplante de corazón. El corazón era de Becky, hija del personaje que interpreta Thurman, una adolescente de su misma edad que murió a la misma hora en un accidente. A partir de ese momento, Sasha empieza a vivir una nueva vida en la que su identidad parece irse esfumando mientras la de Becky nunca desaparece.

(Fuente: Netflix)

Chambers no empieza del todo mal (a pesar de que recurre rápidamente a un clásico tropo de las historias de terror juvenil) y a nivel de dirección y fotografía tiene muy buenos momentos, pero llega un momento en el que la historia se dispersa como la arena de la tormenta del primer episodio. Parece que la serie va a hablar de cosas como la diferencia de clase, del privilegio o de colonización y, como seguramente no le habría hecho falta, al plantearlas todo parece un intento fallido.

A partir del quinto episodio hay una revelación que parece interesante para explorar el personaje de Becky, porque ella es el misterio de la serie, pero es a partir de ahí cuando Chambers naufraga definitivamente y empieza a incorporar más elementos que solo parecen anecdóticos.

Thurman lo da todo en su papel de madre en fase de duelo y Goldwin también cumple. No pasa lo mismo Sivan Alyra Rose, la actriz que interpreta a Sasha, que lleva el peso de la historia y no consigue convencer en algunos momentos. Chambers es una combinación de Twin Peaks y su Laura Palmer, Riverdale y Por trece razones; coge un poco de cada una, pero no lo mejor, y el resultado parece un cóctel hecho con licores de marca blanca. No sabéis el agobio que me da escribir sobre cosas que no puedo recomendar.

Tendréis que ver los diez episodios para confirmar si lo que le está ocurriendo a Sasha es producto de un trauma, de los efectos de una nueva medicación o algo sobrenatural. Hacedlo bajo vuestro propio riesgo, yo os recomiendo mejor ver Bonding, también en Netflix, y con siete episodios de menos de 20 minutos, de la que espero poder hablar aquí en Fuera de Series en los próximos días.

‘Chambers’ está disponible en Netflix.

Qué es ‘Dead to Me’, la serie de Netflix que verás en maratón sí o sí
Christina Applegate y Linda Cardellini vienen dispuestas a dejarnos pegados al sofá el fin de semana del 3 de mayofueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir