Quantcast
Crítica: ‘City on a hill’ es una historia a la vieja usanza de polis y cacos - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘City on a hill’ es una historia a la vieja usanza de polis y cacos

La serie, producida por Ben Affleck y Matt Damon, nos lleva a una Boston tomada por el crimen organizado

Kevin Bacon y Aldis Hodge son los principales protagonistas de ‘City on a hill’. (Fuente: Movistar+)

Esta crítica se ha escrito tras ver el primer capítulo de ‘City on a hill’ y no contiene spoilers.

Tom Fontana y Barry Levinson tienen en su haber la producción de Homicidio, una serie policiaca, basada en el libro del mismo título de David Simon, que resultó ser un soplo de aire fresco en ese género en la televisión en abierto estadounidense. Estrenada en NBC en 1993, la diversidad de su reparto coral de detectives, que ninguno fuera un héroe de una pieza y que sus casos fueran complicados y con tendencia a que no hubiera finales felices retomaba el legado de Canción triste de Hill Street y lo consolidaba durante seis temporadas.

Fontana y Levinson vuelven a colaborar en City on a hill, una serie que lleva de vuelta a aquella década en la ambientación de su historia y casi también en la manera en la que está contada, que también guarda cierto aroma a The Town, una película de Ben Affleck sobre ladrones en Boston. Affleck y Matt Damon son productores ejecutivos de la serie, por lo que todo acaba estando conectado, hasta en el hecho de que una familia de atracadores de convoyes blindados sea uno de sus centros.

La serie de Showtime, que se estrenó en la madrugada del domingo al lunes en Movistar+, está protagonizada por Kevin Bacon como un agente del FBI de métodos cuestionables y moral aún más dudosa y Aldis Hodge como un fiscal afroamericano, procedente de Nueva York, que quiere labrarse un nombre encerrando a los policías corruptos, y racistas, de la ciudad. Los dos van a dejar de lado sus diferencias para intentar atrapar a unos ladrones que han robado un carro blindado y, probablemente han asesinado a sus tres ocupantes, y lo van a hacer por ambición profesional pura y dura.

El argumento de City on a hill se resume, como vemos, en muy pocas frases y convoca probablemente una idea muy concreta de cuál va a ser su tono y la manera en la que va a contar la historia. Y esa idea es exactamente la que creemos que va a ser. Es una ficción muy masculina (algo en lo que Showtime parece estar especializándose últimamente) y que elige un modo muy a la antigua usanza de presentar a sus personajes en el primer capítulo.

Mark O’Brien y Jonathan Trucker son los dos hermanos atracadores. (Fuente: Movistar+)

Que, por otro lado, está muy bien contado. Rápidamente sabemos qué tipo de hombres son Jackie Rohr (el agente del FBI), Decourcy Ward (el fiscal) y Frank (el ladrón) e identificamos el arquetipo del que parten cada uno de ellos: el policía corrupto, el oficial que se precia de ser íntegro y el delincuente de valores familiares fuertes y que quiere pasar desapercibido en su vida “civil”. Es de suponer que serán sólo puntos de partida para la evolución posterior de los personajes y, por ejemplo, en el caso de Rohr, tenemos un vistazo a su esposa que tiene el potencial de ser algo interesante.

También se construye con eficacia y, tal vez, con demasiada insistencia el tipo de sitio que era aquel Boston de finales de los 80. Todo el mundo se conoce, policías y delincuentes, y conocen a sus hermanos, madres y demás familia, y todos saben también que las reglas son ligeramente diferentes allí. Sin embargo, la vieja manera de hacer las cosas (que encarna Jackie) está muriendo y la ciudad se encuentra al borde de un cambio que nadie sabe exactamente hacia dónde la conducirá.

Quienes hayan visto suficientes series de este tipo reconocerán fácilmente su tono, los tipos de personajes que la pueblan y las situaciones en las que se ven envueltos. El primer episodio, en ese aspecto, no aporta nada nuevo. No obstante, una vez la presentación se ha dejado atrás, City on a hill puede evolucionar hacia algo bastante sólido, una historia de corrupción, de ambición, de lo que significa que alguien se crea el más honrado de los que le rodean y de cómo los ladrones y quienes los persiguen no son tan diferentes.

‘City on a hill’ se emite en las madrugadas del domingo al lunes en Movistar+.

Crítica: ‘Billions’ demuestra su pericia para el final sorpresa en la temporada 4
La serie de Showtime tiene debilidad por el giro sobre giro, y lo hace con tal maestría, que solo nos queda aplaudirfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir