Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Dark Matter’ se termina a punto de dar su gran salto

Syfy ha cancelado la serie en su tercera temporada, y ha renovado ‘Killjoys’

Una imagen de la tercera temporada de ‘Dark Matter’. (Fuente: Syfy)

Los aficionados a la ciencia ficción recibieron una de cal y una de arena durante el fin de semana. El canal Syfy (que hoy lanza su nueva imagen de marca en el resto del mundo) anunció, por un lado, que Killjoys tendría dos temporadas más para cerrar su historia. Los fans españoles pueden ver esta noche el arranque de la tercera. Pero, por el otro lado, la otra serie estival espacial de la cadena, Dark Matter, había sido cancelada.

La creación de Joseph Mallozzi y Paul Mullie había recibido un empuje en busca de mayor visibilidad con su tercera temporada, al emitir un programa especial de comentario después de cada episodio, After Dark. Sin embargo, todos esfuerzos, más una mayor ambición temática en los nuevos episodios, no han sido suficientes para salvarla. Y la serie se acaba con un gran cliffhanger, y cuando estaba a punto de dar otro gran salto hacia adelante.

‘Dark Matter’ se vuelve más grande en su tercera temporada
La serie de Syfy va a tener un programa especial, ‘After Dark’, después de cada episodiofueradeseries.com

A partir de aquí habrá spoilers del final de la tercera temporada de ‘Dark Matter’.

La entrada en acción de las Naves Negras, de esos alienígenas viscosos y cambiaformas de los que sólo habíamos visto retazos, apuntaba a una Dark Matter bastante diferente para una cuarta entrega que ya no veremos. Los extraterrestres tenían la capacidad de poseer los cuerpos de otras personas (con una pinta muy del estilo del Cáncer Negro de Expediente X) y su táctica de penetración del universo recordaba a la de las Sombras de Babylon 5. Se alían con alguien con pocos escrúpulos que les proporciona los medios para ir entrando poco a poco (los modelos biosintéticos a los que pertenece Dos) y aprovechan la guerra entre las corporaciones, y su falta de cortapisas para buscar la victoria, para hacer su entrada triunfal.

Es cierto que habría marcado un cambio bastante notable para una serie que, hasta ahora, había dejado al fondo las cuestiones más grandes; sólo se centraba en lo que afectaba a sus personajes. Los pasos hacia la guerra corporativa se daban casi sin que sus protagonistas se dieran cuenta del papel que estaban jugando en ellos, y la aparición de las Naves Negras les habría obligado, seguramente, a dar el paso adelante que habían estado discutiendo toda la temporada.

‘Dark Matter’ ha seguido explorando la evolución de su Androide. (Fuente: Syfy)

Es cierto que el debate entre Dos y Seis sobre si deben involucrarse en la guerra, y ayudar a los más desfavorecidos, o mantenerse al margen no tenía mucho sentido porque todos sabíamos que la tripulación de la Raza no iba a poder estar viendo los toros desde la barrera, y también es verdad que, aunque centra el final de la temporada, la guerra corporativa y el papel de Zairon y Cuatro en ella acaban siendo las tramas menos interesantes.

La traición de Cuatro, por ejemplo, funciona porque toca de un modo muy personal a todos los personajes. El macguffin del nuevo impulsor (el blink drive) sirve para mantener a Ryo en la órbita de la Raza, y para dar la llave de la galaxia a las Naves Negras, sí. Pero Ryo funciona como catalizador de los asuntos del pasado que los protagonistas tienen que afrontar todavía. Y también representa uno de los problemas que ha tenido la temporada, que ha sido un sobreesfuerzo por querer tocar demasiadas tramas.

Aparte de la guerra, Dark Matter ha desvelado información crucial sobre el origen de Dos, sobre su verdadera creadora y, a su vez, sobre el origen de la Androide. Saber que había un intento de recuperar al amor perdido detrás de su creación añade unas interesantes capas a la dinámica entre ambas, una dinámica que después se explora poco (aunque sí deja algunos de los mejores momentos cómicos de la Androide).

Era una historia con el suficiente peso como para que la serie le hubiera dedicado algún capítulo más, en lugar de abrir otra línea argumental que nunca se cerrará con esa promesa de una futura rebelión de los androides.

Tres, durante la versión de la serie de ‘Atrapado en el tiempo’. (Fuente: Syfy)

La Androide, de hecho, se ha consolidado como el mejor personaje de la serie. Su evolución, y la manera en la que ella misma afronta quién es en realidad, se sale un poco de lo habitual en el género al seguir manteniendo su lado más robótico, más racional, y combinarlo con una genuina curiosidad y entusiasmo (a su manera) por probar nuevas experiencias. Zoie Palmer ha sido el MVP del reparto esta temporada.

Y el capítulo más destacado ha sido uno que apostaba por un tono más ligero y humorístico, hasta que llegaban las revelaciones finales, como era el cuarto, All the time in the world. Con Tres convertido en Bill Murray en Atrapado en el tiempo, sus intentos por salir del bucle y por llamar la atención de la Androide muestran el desarrollo de personajes que mejor sabía hacer Dark Matter.

La amistad entre Cinco y Seis, el lado más vulnerable de Tres, el esfuerzo de Dos por ser la líder del grupo y la asunción de la Androide de que es una combinación entre los sentimientos muy humanos detrás de su creación y la tecnología más avanzada han mantenido la serie como una entretenida oferta de ciencia ficción veraniega. Es una lástima que no vaya a tener la oportunidad de cerrar algunas de las historias que deja abiertas.

Notas al margen

  • Joseph Mallozzi dejó en su blog algunas ideas de por dónde habría ido la cuarta temporada, y sus dos centros habrían sido la rebelión de los androides y la invasión de las Naves Negras. También explicó que la cancelación se ha debido a temas puramente económicos; Dark Matter no era una producción propia de Syfy, sino una compra a otra productora.

Las notas de Fuera de Series:

En Fuera de Series puntuamos nuestros análisis en una triple escala de 1 a 5, inspirada en la que usa Little White Lies, en función de lo deseosos que estábamos de ver la serie (“Antes”), lo que nos ha parecido viéndola (“Durante”) y las ganas de ver más y de comentarla con más gente tras hacerlo (“Después”).

Antes: 3,5

El cliffhanger final de la segunda temporada, en el que casi todos los personajes podían morir, despertaba bastante curiosidad por ver por dónde iban a moverse las tramas en la tercera. Si a eso se añadía la traición de Ryo/Cuatro, ‘Dark Matter’ arrancaba llena de potencial su a la postre última entrega.

Durante: 3

No todas las tramas se han desarrollado igual de bien, pero la frialdad con la que las corporaciones se lanzan a su guerra sí ha dado algunos buenos momentos. El desarrollo de los personajes ha seguido siendo de lo más cuidado de la serie, especialmente en lo referido a la Androide y la exploración de su lado más humano y a quién es más leal, si al resto de androides o a sus compañeros de la Raza.

Después: 3,5

La entrada en acción de las Naves Negras cierra la serie en un enorme cliffhanger. Nos damos cuenta de que los alienígenas han estado preparando su invasión en segundo plano durante toda la serie, pero no vamos a poder verla. Ni eso, ni confirmar si Seis de verdad se ha sacrificado en vano, o qué va hacer Dos en manos de sus doppelgängers.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir