Fuera de Series Fuera de Series

Críticas

Crítica: ‘Desaparecidos’ es un clásico policiaco que busca la empatía

La serie de Mediaset se estrena hoy en Amazon Prime Video

(Fuente: Mediaset)

Esta crítica se ha escrito tras ver los dos primeros episodios de ‘Desaparecidos’ y no contiene spoilers.

Es curioso que una apuesta tan a la vieja usanza como Desaparecidos. La serie parezca algo novedoso en el panorama de la ficción nacional actual. Pero es que los policiacos que cuentan un caso en cada episodio han abandonado las parrillas, por lo que llama la atención que Mediaset, a través de Mediterráneo, apueste por uno de ellos. Luego, una vez visto su arranque, es una serie que encaja perfectamente en lo que la cadena ha estado haciendo en ese campo en los últimos años, dando gran peso a las historias humanas en el centro de cada caso.

Desaparecidos, que se estrena hoy en Amazon Prime Video (en virtud de ese acuerdo de exclusividad que tiene con Mediaset) tiene justo en ese lado humano, en la empatía con los protagonistas de cada historia, su centro. Su protagonista, la inspectora Sonia Ledesma, llega nueva a la unidad de desaparecidos de la Policía Nacional, un destino que ella ha pedido específicamente movida, en parte, por la desaparición de alguien muy cercano a ella algunos años atrás. Nada más aterrizar ya le encargan su primer caso: la desaparición de una mujer a la salida de su trabajo.

El capítulo inicial de la serie, producida por Plano a Plano, tiene que superar una ligera sensación de artificialidad en la presentación de todos sus personajes. El espectador los conoce a la vez que Sonia, y esta entra en contacto con ellos según la va llevando esa investigación y la de un niño que lleva dos años en paradero desconocido. Nos presentan al resto de sus compañeros y a su jefe y también a Carmen, de una asociación de ayuda a familiares a desaparecidos que colabora con la policía.

Michelle Calvó (Sonia) es la protagonista principal de la ficción, que luego va dando gradualmente más peso al resto de personajes (sobre todo a los que interpretan Juan Echanove, Elvira Mínguez y Maxi Iglesias, que son el jefe, Carmen y el inspector Rodrigo), y al principio se contagia de esa artificialidad que comentábamos antes, de la impresión de que Desaparecidos arranca un poco entumecida y que necesita algo de rodaje para integrar mejor todos sus elementos.

En el segundo episodio, dicha integración está ya más lograda y los personajes empiezan a funcionar mucho mejor. Ahí se aprecia que cada capítulo va a contar varios casos en paralelo, y que no entraremos en todos al principio, y que bastantes de ellos van a afectar personalmente a los policías. Todo el rato se mueve en una línea muy fina entre potenciar esa empatía, ese aspecto humano de las investigaciones, y no caer en la sensiblería. Que es algo que siempre está ahí, pendiendo sobre Desaparecidos, y más cuando en los dos primeros episodios ha habido niños o adolescentes involucrados en la mayoría de los casos, inspirados a veces en hechos reales.

Hay todavía margen para que todo el grupo de policías cree dinámicas que justifiquen que regresemos a la temporada, sobre todo cuando se vaya a emitir semanalmente en Telecinco, y no se notan tanto los 70 minutos por capítulo como en otras series. Eso sí, no nos acerquemos a ella esperando algo rompedor o que innove en el tratamiento de estos casos por parte de la ficción.

Desaparecidos tira de lo más clásico del género: los policías super implicados, los familiares con historias que facilitan empatizar, los casos abiertos durante años que se convierten en obsesión, la inspectora con un pasado que la ha marcado para siempre… Sabe cómo utilizar todos esos elementos, y si nos basta algo entretenido y familiar (en el sentido de que estamos acostumbrados a ello), será una buena opción.

‘Desaparecidos. La serie’ se estrena hoy en Amazon Prime Video.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir