Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: el final de ‘Veep’ y su paralelismo con ‘Juego de tronos’

La serie despidió a Selina Meyer con el final perfecto para su personaje

AD

(Fuente: HBO España)

Esta crítica se ha escrito después de ver el final de ‘Veep’ y contiene spoilers. Se hace referencia a ‘Juego de tronos’, pero no hay spoilers de su trama.

HBO emitió la noche del domingo el final de Veep y el episodio Las campanas de Juego de tronos. Las casualidades hicieron que ambos pudieran leerse de forma intertextual, porque Selina Meyer se puso en modo Targaryen, y todo lo que ha sido polémico en la serie de Poniente, en Veep se siente consecuente e inevitable.

Selina hasta tuvo un momento Dracarys, cuando le gritó ¡nooo! a Gary y lo tiró al suelo con la potencia desatada de su voz. La frase de Juego de tronos que dice “Cuando nace un Targaryen los dioses lanzan una moneda al cielo y el mundo contiene el aliento”, mientras esperan a ver de qué lado cae, se aplica también a Selina.

Ella fue durante toda la serie fue una persona terrible, un gran personaje al que amamos porque amamos a Julia Louis-Dreyfous, pero una persona despreciable cuya moneda, siguiendo con el paralelismo con Juego de tronos, estuvo girando de canto toda la serie, hasta que en el último episodio cayó y nos reveló una cara que no dejaba lugar a ambigüedades.

Selina quería ser elegida presidente de los Estados Unidos, aunque no tuviera una respuesta si le preguntaban por qué, aunque no tuviera un plan de gobierno, ella quería ser la presidenta porque consideraba que era su turno de serlo. Nunca le preocupó romper la rueda, como se proponía Daenerys Targaryen, a ella eso le daba igual, lo único que quería era sentarse en el Trono de hierro del Despacho Oval de la Casa Blanca.

(Fuente: HBO España)

En esta última temporada de la serie la vimos ir cediendo poco a poco todo lo que le pudo servir como moneda de cambio para encontrar un apoyo económico o político, desde su Tíbet a la autonomía en favor de un gobierno extranjero. Y en el episodio final, quemó con fuego de dragón el legado que nunca tuvo, cuando eligió a Jonah como su vicepresidente, ante una Amy que le imploraba de rodillas que no lo hiciera; aceptó derogar las leyes del matrimonio igualitario, ante la estupefacción de su hija y su nuera; y, ante la mirada de todos nosotros, traicionó a Gary para salvarse del delito de estafas de su fundación.

Y todo para nada, como nos dejaron ver los flashforwards del epílogo. El primero, corto y efectivo, con una melancólica Selina en el Despacho Oval, sola, forzando la sonrisa al teléfono y preguntando por un Gary que ya no está. Y el último, varias décadas después en su funeral, donde nos enteramos de que su mandato fue corto, que no pasará a la historia por ningún logro, que nadie llora su partida y, recogiendo una broma del primer episodio de la serie, la muerte de Tom Hanks a los 88 años (el actor autorizó que se utilizara su nombre e imágenes) hizo que la suya se olvidara antes de que pudieran dejar su ataúd en la cripta de su biblioteca. Cuya puerta, por supuesto, tenía forma de vagina.

(Fuente: HBO España)

La serie despidió a todos sus personajes, escuchamos la canción We Didn’t Start The Fire, recordamos la historia de infancia de Selina con los caballos, vimos el regreso de Sue y volvió a aparecer el pintalabios Dubonnet que le dejó Gary sobre su ataúd. Sorpresas, insultos creativos, su humor característico y un final perfecto para una serie que fue hasta el último momento una gran sátira política, una crítica de los vicios y trampas del sistema y un estudio de la ambición desmedida por el poder.

Veep elaboró una crítica a personas políticas como Selina, pero también a los electores, porque esta vez no llegó a la presidencia por accidente, fue elegida. Pero entre todo ese cinismo, quizá queda lugar para la esperanza con el personaje de Richard y su escalada en el panorama político. El sistema actual no favorece que personas como él sean escuchadas y asciendan al poder, pero aunque sea por accidente, siempre puede haber una primera vez.

La séptima y última temporada de ‘Veep’ está disponible en HBO España y Movistar.

Crítica: ‘Veep’ sigue siendo la mejor comedia de la televisión
Su temporada de despedida empieza a un nivel muy alto y sabemos que solo puede ir a mejorfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir