Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘El jurado’ apuesta por un arranque con mucho que contar

La serie de Sundance TV presenta un caso criminal y cómo es vivido un proceso así por los miembros de un jurado popular

AD

(Fuente: Thomas Norf/VRT/Eyeworks)

Esta crítica se ha escrito después de ver los dos primeros episodios de ‘El jurado’. No contiene spoilers.

Frida Palmers no ha tenido una vida fácil. En 2000 falleció su mejor amiga, y en 2015, su hija. Ambos casos se verán relacionados en un punto; de repente, ella será la acusada de haberlas asesinado. Con esta premisa parte El jurado, la serie belga ganadora del mejor guion en el festival Canneseries que desde hoy podemos ver en Sundance TV.

El arranque podría hacer pensar que se trata de una producción sobre dos crímenes. Algo sencillo: una persona, una acusación, dos situaciones que de alguna forma se verán relacionadas. Nada más lejos de la realidad. Si ya de por sí ambos crímenes no tienen aparente ligazón, la cosa se complicará al ver que, de hecho, la familia de la primera fallecida cree en la inocencia de la acusada. No así su ex-marido, casado con otra mujer de la que instintivamente desconfiaremos.

Pero es que El jurado es más que eso. Durante sus diez episodios veremos cómo afecta pertenecer a un proceso así a los doce miembros del jurado popular y los dos de recambio. El caso es, lógicamente, seguido por la sociedad. Aislarse de los medios de comunicación no es sencillo cuando pasas a formar parte de un proceso judicial mediatizado, pero además se cruzará la relación naciente entre ellos y la compatibilidad con su vida diaria.

El jurado es dura. Su arranque está bastante libre de llantos dramáticos y escenas que enternezcan el corazón, pero la situación que plantea, tanto en su protagonista como en el resto de arcos que vemos, no es sencilla de manejar. Aquello que ocurre fuera de la sala pasa a condicionar de alguna forma la deliberación de cada uno de los miembros del jurado. No parece un sistema perfecto, pero es la parte menos técnica de contar con personas de la calle para valorar casos penales.

Los dos primeros episodios se ven solos. No es que nos muestren muchos datos, no se trata de algo complicado que requiera el 120% de nuestra atención, pero es que la situación que plantea y el número de variables acaba haciendo que lo que estás viendo tenga mucha enjundia y ritmo.

Juega a su favor tener delante tanta gente cuyo protagonismo no está aparentemente jerarquizado. Cada mirada cuenta. Cada gesto es el dato que describe a alguna de las 18 personas que se nos presentan (14 personas del jurado, acusada, acusador y su mujer y padre de la amiga), lo que acaba formando un puzzle entre las propias relaciones que surgen y, a su vez, la vida externa de cada uno de ellos.

El resultado es un arranque muy interesante y que va más allá de la clásica historia de una acusación criminal. Es un principio de lo más prometedor para una serie con una impecable carta de presentación.

‘El jurado’ se estrena esta noche, a las 22:30 h., en Sundance TV.

Crítica: ‘Tabula rasa’, un thriller psicológico muy adictivo
Esta serie belga que ha estrenado Netflix sin promoción previa lo tiene todo para enganchar a quien decide probarlafueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir