Quantcast
Crítica: ‘Evil’ arranca prometiendo algo más que dar miedo - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Críticas

Crítica: ‘Evil’ arranca prometiendo algo más que dar miedo

La serie, estrenada por SYFY, presenta su historia con tensión y con humor

Michael Emerson, Mike Colter y Katja Herbers, en ‘Evil’. (Fuente: SYFY España)

Esta crítica se ha escrito tras ver el primer episodio de ‘Evil’ y no contiene spoilers.

Muchas veces hemos hablado de lo complicado que es hacer un buen piloto. Es la presentación de toda la serie ante los espectadores y tiene que lanzar la trama, enseñarnos un primer vistazo a los personajes que nos genere cierto interés, introducirnos en su mundo y conseguir que tengamos curiosidad por ver el segundo capítulo, por lo menos. Es todo un arte, y hay quien consigue dominarlo mejor que otros. Evil lo hace.

La serie creada por Robert y Michelle King, y que SYFY España estrena esta noche, tiene un primer episodio que cumple a la perfección todas las tareas necesarias para que los espectadores empiecen a conocer a Kristen, David y lo que van a hacer cada semana y, además, tiene muy claro su tono y la atmósfera con la que envolverlo todo. Quienes estén familiarizados con otras ficciones de este matrimonio, como The Good Fight, reconocerán su estilo a la hora de presentar personajes, al encuadrar ciertos planos y en su peculiar sentido del humor.

Porque Evil puede desconcertar un poco si esperamos una serie de terror y, de repente, hay un personaje que genera alguna que otra risa. En esa mezcla de géneros está una de las notas diferenciadoras de la ficción, que parte del clásico debate entre creyentes y escépticos para armar su historia de investigadores de posibles posesiones demoníacas. A eso se dedica David (Mike Colter), seminarista que determina si los casos que le encarga el arzobispado son reales o se deben a otras explicaciones. En esas otras explicaciones entra Kristen (Katja Herbers), psicóloga que no cree en Dios, ni en posesiones, ni en milagros, y cuyo trabajo es diagnosticar si los asesinos a juicio están locos o no.

Los dos desarrollan desde el principio una dinámica que acaba recordando, inevitablemente, a Mulder y Scully. Sus puntos de vista son contrarios, pero escuchan los razonamientos del otro y buscan un terreno común desde el que trabajar. Kristen es nuestra entrada en el mundo de David, y ambos construyen lo que Evil va a ir explorando semana a semana. ¿Existe el Mal? ¿Qué quiere decir que alguien sea malvado? ¿Y qué pasa cuando la ciencia no puede explicarlo todo?

Kristen tiene cuatro hijas que son todo un caos. (Fuente: SYFY España)

El primer caso es todo un clásico del género, el asesino que afirma estar poseído, pero ya empieza a dejar claras algunas de las líneas maestras de la temporada. Una de ellas va a ser la ambigüedad. Evil sólo funciona si existe siempre un resquicio por el que entre la duda de si esa posesión es verdadera. ese resquicio es el que alimenta las discusiones entre David, Kristen y su compañero Ben, y es también por donde funciona el inquietante personaje interpretado por Michael Emerson. ¿Puede ser él ese Mal encarnado?

Junto a esa sombra de duda, el otro aspecto que destaca enseguida de este primer capítulo es lo específico de las presentaciones de sus dos protagonistas principales. David es contención, calma; representa el lado creyente (al fin y al cabo, está preparándose para ser sacerdote), pero está abierto a que una explicación razonable desestime la posesión y la atribuya a un trastorno psicológico. Sin embargo, bajo su apariencia tranquila, Mike Colter logra transmitir que David tiene que trabajar bastante para presentarse de esa manera.

Kristen, por su parte, debe cuestionar que lo que ve sólo pueda ser explicado por motivos místicos o religiosos, pero lleva a cuestas sus propios anhelos sin resolver y, además, tiene en casa a cuatro revoltosas hijas que le obligan a comportarse también de determinada manera, y que le crean distintas preocupaciones. Y no sólo va a ser ella la que se vea puesta a prueba por los casos que investiguen, porque David no lo tiene todo tan claro como aparenta.

Visualmente, por supuesto, se manejan muchos de los códigos habituales del género de terror y, en el primer capítulo, hay una secuencia que involucra parálisis del sueño que realmente genera tensión. La dinámica entre todos los personajes y, sobre todo, entre Kristen y David está perfectamente delineada, y lo mismo el punto de partida de la serie. Son todo personas perfectamente razonables moviéndose en un mundo en el que quizás ocurran cosas que van más allá de la razón. O quizás no; tal vez sea todo producto de la mezquindad, el egoísmo y la miopía ética y moral de las personas.

Evil tiene un inicio muy prometedor, en el que funcionan hasta esos pequeños toques de comedia que salpican la historia aquí y allá. Tiene uno de los mejores pilotos de la temporada de las networks estadounidenses y está lleno de potencial para los siguientes capítulos.

‘Evil’ se emite los lunes, a las 22:00 h., en SYFY.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir