Quantcast
Crítica: ‘FBI’ cambia a las víctimas especiales por las bombas - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘FBI’ cambia a las víctimas especiales por las bombas

La sombra de ‘Ley y orden: UVE’ es alargada en la nueva serie de TNT

Missy Peregrim es la protagonista principal de ‘FBI’. (Fuente: CBS)

Esta crítica se ha escrito tras ver el primer episodio de ‘FBI’. No contiene spoilers.

Una investigadora justa, profesional, que no puede evitar empatizar con algunas víctimas porque ella también ha sufrido pérdidas y que está dispuesta a apretar todo lo posible a los sospechosos para atrapar a los culpables, no cueste lo que cueste, pero se acerca al límite. Es una descripción que lo mismo podría valer para Olivia Benson, la protagonista de Ley y orden: Unidad de Víctimas Especiales, que para Maggie Bell, agente de la Oficina Federal de Investigación que centra FBI, la nueva serie de Dick Wolf, creador de ambas.

Bell (Missy Peregrim) se toma en serio su trabajo porque sabe que de ella dependen vidas inocentes, algo que nos queda claro en la bomba doble que abre el piloto. Y arrastra una tragedia personal de la que no quiere hablar, pero que evidentemente permea su manera de actuar y hasta de relacionarse con su compañero, OA Zidan. Su drama particular se irá desvelando más adelante, pero lo hará siempre en relación a los casos que investigue, porque FBI también sigue la norma de Ley y orden de que conozcamos a los personajes a través de su trabajo.

Y ese trabajo es intenso, les exige lo mejor de sí mismos y es crucial para mantener la seguridad de los ciudadanos. Por ahí, por un posible alarmismo sobre la ubicuidad de las amenazas terroristas, han llegado bastantes críticas por parte de los periodistas estadounidenses, las mismas que acusan a Ley y orden: UVE de sensacionalizar los casos de violación y abusos que investigan sus policías.

Un solo capítulo no es suficiente para corroborar esas quejas. Como serie de televisión de episodios autoconclusivos, necesita que los potenciales atentados que investiguen sus protagonistas sean lo suficientemente peligrosos como para enganchar a la audiencia; ver a sus personajes monitorizando chats extremistas durante toda su jornada no es que sea lo más entretenido del mundo. Las bombas del primer capítulo son muy espectaculares, pero la investigación posterior no es demasiado estimulante.

Se agradece que el sospechoso no sea el típico de estas series, por lo menos para arrancar, y lo cierto es que Peregrim y Zeeko Zari, que interpreta a su compañero, no son malas elecciones para centrar la historia. En el piloto, sin embargo, hay pocas oportunidades para que se diferencien de otros agentes del FBI ficticios y, sobre todo, para que vayamos viendo cómo es su relación. Ésa es siempre una de las principales razones por las que los espectadores se enganchan a un procedimental.

Todo lo que tienes que saber sobre ‘FBI’, la nueva serie de TNT
Amenazas terroristas en Nueva York centran la creación de Dick Wolffueradeseries.com

También hay un personaje que no regresa para el siguiente episodio, la jefa a la que interpreta Connie Nielsen, sustituida por Sela Ward. Pero lo que sí queda claro es que a FBI le interesan más las historias personales, la conexión que sus agentes puedan tener con sus casos. La manera en la que Bell se toma la interacción con una de las víctimas es el mejor ejemplo.

Fuente: CBS

La serie ya ha recibido el encargo de temporada completa por parte de CBS, por lo que los agentes antiterroristas de la agencia en Nueva York investigarán nuevas amenazas hasta la primavera, como mínimo. Veremos si FBI sigue por el camino de Ley y orden, y sus personajes se mantienen en la esfera profesional, o si se contagia de algunos aspectos de la franquicia de Chicago, donde sus vidas personales son casi lo más importante para la trama.

Sólo por el primer capítulo, da la sensación de que FBI es exactamente lo que propone, un policiaco de amenazas terroristas todas las semanas. La marca Dick Wolf nunca engaña en ese aspecto.

‘FBI’ se emite los jueves, a las 22:15 horas, en TNT.

Subir