Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Final Space’ es una comedia espacial con mucho potencial

TNT estrena mañana esta serie animada de ciencia ficción

(Fuente: TNT)

Futurama y Rick y Morty han puesto alto el listón para cualquiera que quiera crear una comedia animada de ciencia ficción. El homenaje a historias clásicas del género, las referencias pop, el humor más o menos gamberro, los protagonistas no demasiado listos… Esas dos series han cubierto prácticamente todos esos aspectos, por lo que novedades como Final Space puede tenerlo complicado para destacar.

Sin embargo, su principio apunta a un gran potencial. Creada por Olan Rogers, una pequeña celebridad en YouTube por sus cortos alocados, la serie tiene como protagonista a Gary, un tipo egocéntrico y metepatas que está solo en una nave espacial. Su única compañía es la inteligencia artificial de dicha nave y un robot que, en teoría, debería evitar que se vuelva loco en el espacio al proporcionarle una oportunidad de interacción con otro ser, pero al que Gary odia. Sus días se pasan en hacer reparaciones en los satélites artificiales de alrededor y en discutir con H.U.E. (la IA) para que le dé una galleta. Hasta que un adorable alienígena verde se cruza en su camino. ¿O no es sólo un adorable alienígena?

Final Space es una historia de aventuras cuyo primer capítulo recuerda a Enano Rojo, Cowboy Bebop, Star Wars, Guía del Autoestopista Galáctico, 2001: Un odisea en el espacio, Flash Gordon, la ya mencionada Futurama, la película Moon y a décadas de cine ambientado en el espacio (más una gran referencia directa a La princesa prometida), pero coge todas esas referencias y las agita en una coctelera para crear algo personal. La mezcla de comedia, movida por la inconsciencia de su protagonista, y de acción y aventuras está lograda; sobre todo, la presentación de personajes y del punto de partida es muy eficaz y deja muy claro cuál va a ser el tono del resto de capítulos.

Gary se mete en todo tipo de fregados porque no se le pasa por la cabeza que puedan ser peligrosos, o que no gire todo en torno a sus problemas. Así es como acaba encerrado solo en esa nave espacial, y así es como arrancan sus problemas de verdad. Esa adorable bola verde es su Wilson en medio de su soledad, y no va a dejar que nadie le convenza de que es peligroso o de que tenerlo lo pone en el punto de mira del villano más cruel (y bajito) de la galaxia.

‘Virtuality’, la historia de la ambiciosa tv movie que tendría que haber sido serie
Syfy está emitiendo en España este piloto de ciencia ficción de Ronald D. Moore para Fox que no salió adelantefueradeseries.com

Final Space tiene un comienzo muy entretenido, divertido y muy consciente del legado de space operas del que está bebiendo. Su mitología (con cazarrecompensas, soldados-robot, un cuerpo militar a lo Flota Estelar y un héroe a su pesar) apunta a ser uno de sus puntos fuertes porque está construida buscando que sea interesante y, al mismo tiempo, sin tomársela demasiado en serio (ese Lord Comandante mitad Thanos, mitad Lord Farquaad de Shrek), y su humor va más por el lado del desarrollo de los personajes que por el gamberrismo habitual de las animaciones para adultos actuales.

En la versión española, además, el humorista Manuel Huedo se encarga de doblar a uno de los personajes, un cazarrecompensas llamado Pequeño Cato.

‘Final Space’ se estrena mañana a las 23:30, con doble episodio, en TNT.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir