Fuera de Series Fuera de Series

Críticas

Crítica: ‘Gangs of London’ cierra su festival sangriento con inteligencia y deja con ganas de más

La serie de Sky y AMC que podemos ver en Starzplay termina su primera temporada manteniéndose a un gran nivel

(Fuente: Starzplay)

Esta crítica se ha escrito después de ver la primera temporada de ‘Gangs of London’ y no contiene spoilers.

El oscuro universo de la mafia tiene el dudoso honor de haber dejado a su paso un reguero de incontables víctimas y de haber servido de inspiración a decenas de creadores en el universo de la ficción. Y cuando creíamos que ya lo habíamos visto todo, que Gran Bretaña tenía un apellido grabado con letras de oro en el mundo de la corrupción y la violencia, el de los Shelby, Gareth Evans y Matt Flanery se sacaron de la manga una familia más actual, más poderosa y más sangrienta, los Wallace, protagonistas de Gangs Of London.

La coproducción de Sky y AMC, que ya está disponible al completo en Starzplay, llegó con cierto retraso a nuestro país pero la espera ha merecido la pena. Porque si ya contamos aquí que su arranque era prometedor, el desarrollo de su primera temporada no ha defraudado. Han sido nueve episodios en los que el espectador no tiene ni un minuto para el aburrimiento en una historia en la que la venganza, la sangre y los secretos son los ingredientes estrella de un menú cargado de acción y millones de libras.

(Fuente: Starzplay)

Cuando la presentación de los personajes termina y comienza el desarrollo de las historias Gangs of London escoge con sabiduría sus armas. Y si Sean Wallace, el protagonista encarnado por Joe Cole, es la parte más visceral de la mafia, Alex Dumani (Paapa Essiedu) encarna la inteligencia, con la educación puesta al servicio de los intereses más lucrativos e ilegales. Ambos son hijos de dos hombres de orígenes humildes que lo han dado todo por construir su propio imperio. Y, aunque se encuentran en circunstancias diferentes, a los dos les llegará el momento en el que tendrán que escoger su propio camino.

A su alrededor, la mesa de mafiosos en torno a la que se reúnen en el primer episodio va despejándose, y Gangs Of London se queda con aquellos que aportan una vertiente política y una perspectiva internacional a las luchas de bandas criminales en la ciudad. Aunque la serie también tiene un hueco para aquellos que parecen sentenciados y tendrán mucho que contar en la segunda temporada, que ya está confirmada.

(Fuente: Starzplay)

Lo mejor de la creación de Evans y Flanery no es la difusa e inquietante línea que separa la mafia de las finanzas, sino aquellos que trabajan para protegerlos de las amenazas a las que se enfrentan. O mejor dicho, el bueno de Elliot Finch (Sope Dirisu), que a lo largo de la temporada lucha contra sus propios demonios y se adentra peligrosamente en terrenos que marcarán su futuro. En realidad, y aunque las imágenes promocionales se hayan centrado en Cole, este esbirro es algo más que un hombre de confianza que reparte guantazos pero tiene sentimientos y, quizá por ello, consigue ganarse a pulso el interés del espectador.

Otro de los grandes méritos de esta producción es su capacidad para medir sus fuerzas narrativas, sin esperar al final de la temporada para resolver algunas de sus tramas principales y teniendo tiempo para tomarse un descanso en el ecuador recuperando un personaje que creíamos olvidado. Y es que el quinto episodio es una orgía de violencia que redefine el término “armado hasta los dientes”. Pero, sobre todo, es esa parte de la historia que había que contar para entender tramas que hasta ese momento parecían huérfanas. Había muchas formas de hacerlo y los creadores se decantaron, indudablemente, por la más vistosa y la más sangrienta.

(Fuente: Starzplay)

Para cerrar la temporada, Gangs of London juega con los tiempos pero no deja a nadie atrás y es capaz de dibujar el boceto de lo que nos puede esperar en la segunda entrega. Y aunque no era fácil, y ciertas decisiones pueden ser dignas de un “pero”, su capacidad de sorprender y enganchar al espectador se mantiene intacta nueve episodios después.

Esta hija bastarda de Succession y Juego de Tronos llegaba precedida de una incordiosa buena fama, pero no defrauda hasta el último segundo. Porque, cuando se funde a negro y llegan los créditos en los que el espectador digiere lo que acaba de ver, ambienta la despedida con London de Benjamin Clementine. “No subestimaré en quien soy capaz de convertirme”, dice en su última estrofa. Yo tampoco, porque no tenía ninguna gana de más mafiosos y aquí estoy, esperando con ganas la segunda temporada.

‘Gangs of London’ está disponible al completo en Starzplay.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir