Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Good Girls’, cuando deseas que los delincuentes se salgan con la suya

Netflix nos trae esta comedia negra protagonizada por Christina Hendricks

AD

Retta, Mae Whitman y Christina Hendricks en ‘Good Girls’. (Fuente: NBC)

Desde esta semana podemos disfrutar en Netflix España la serie protagonizada por Christina Hendricks, Retta y Mae Whitman, una comedia de NBC que nos narra las aventuras de tres mujeres de clase trabajadora para conseguir dinero de unas formas muy poco legales.

Un supermercado, atracadores con una media en la cabeza reclaman el dinero de la caja. El clásico “la bolsa o la vida”. Tras esas medias encontramos a tres madres, de mediana edad, cada una con sus problemas y sus dramas económicos que las han conducido a no ver otra solución que desplumar una tienda. La sorpresa, en lugar de los treinta mil dólares esperados hay más. Mucho más. El negocio que acaban de limpiar pertenece a una red de blanqueo de dinero.

(Fuente: NBC)

Así empieza Good Girls, una comedia de humor negro en la que nuestras protagonistas están siempre con un pie en la desgracia, fuera de su elemento y trabajando para un mafioso del que en realidad no saben nada. Su mayor poder es su condición, son anónimas, sin peso en la sociedad, mujeres que pasan desapercibidas y que a duras penas consiguen llegar a mediados de mes. Son normales. Y esa normalidad es la que hace que otros confíen en ellas. Tres inofensivas mujeres que pueden moverse con mayor libertad que una banda mafiosa con pintas de protagonizar un capítulo carcelario de CSI.

La serie es divertida, tras las situaciones inverosímiles en las que llegan a verse implicadas se esconde el mensaje. Ser pobre es vivir acongojado. Depender de tu marido es estar expuesta a que un día todo tu mundo se venga abajo. No ser la dueña de tu vida te va a hacer estar atemorizada y dependiendo de terceros. Pero sobre todo, plantarte y decidir mandar en todas esas situaciones te da un poder que no sabías que tenías. Su principal problema es que ante un argumento potente, que podría tener un peso fuerte, se encierra en una serie de capítulos que acaban repitiendo estructura hora tras hora. Pese a que arranca con unos primeros capítulos entretenidos, se encorseta repitiendo la fórmula quizás más de lo que debería.

(Fuente: NBC)

Aun así aguanta el paso de esta primera temporada. Al haber optado por únicamente diez capítulos no llega a desgastar al espectador, pero es una lástima que un argumento que podría haber servido para unirse a ese grupo de series y novelas, que en los últimos años nos habla a las mujeres de cómo podemos conquistar el mundo, se haya quedado a medio camino. En parte pierde el tren de la lucha de géneros, pero genera situaciones cómicas lo suficientemente sonrojantes para que pase por una comedia entretenida con la que echarse unas risas sin pensar en exceso más allá.

Parte de esa pérdida se debe a su velocidad. En cada episodio ocurren muchas cosas. Lo que hace que sea entretenido y esté siempre ocupado entre argumentos, pero también que dé poco tiempo a describir más allá de las situaciones que presenciamos. La forma de ganar ritmo es quemando minutos del fondo del argumento, una estrategia que posiblemente agrade a aquellos a los que gustan las series rápidas, pero que en mi caso no era algo necesario. Quizás hubiera preferido más tranquilidad y poder explicarnos con más profundidad aquello que va avanzando de la trama. En su lugar acaba convirtiéndose prácticamente en una suma de capítulos casi autoconclusivos con una semilla dejada para la trama de fondo.

En general, Good Girls es una serie entretenida y breve que nos puede hacer pasar unas horas curiosas este verano. Sin mucha más pretensión, pero ligera y divertida.

La primera temporada de ‘Good Girls’ puede verse en Netflix España.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir