Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Inés del alma mía’ destaca por una protagonista con mucha fuerza

El arranque de la serie sobresale por la resolución en la interpretación de Elena Rivera

AD

(Fuente: RTVE/Boomerang/Chilevisión)

Esta crítica se ha escrito tras ver el primer episodio de ‘Inés del alma mía’ y no contiene spoilers.

Hay series que salen adelante por la fuerza de las interpretaciones en ellas. Sus historias pueden ser flojas y el envoltorio, tal vez, tira a poco inspirado, pero tener un par de actores entregados al proyecto lo saca del territorio del “bah”. No es que Inés del alma mía caiga en su inicio ahí, porque no es así. La serie, una coproducción entre España y Chile que Amazon Prime Video estrena hoy, antes de que se vea más tarde en La 1, quiere trasladar la historia novelada por Isabel Allende con toda la espectacularidad posible, pero su principio acaba destacando por una cosa: la fuerza de Elena Rivera en el papel protagonista.

Inés es una joven resolutiva, dispuesta a pelear por lo que quiere y que se resiste a verse sometida a unas normas que coartan su libertad para decidir su camino vital. Está dispuesta a seguir su propia brújula interna, que la llevará a una conquista de América que solo se intuye en el primer capítulo. Lo que se ve, sin embargo, apunta a una visión en absoluto dulcificada: lo descubrimos al mismo tiempo que Inés, y para ella es una experiencia dura y desagradable.

La capacidad de resistencia y de salir adelante de Inés es lo que la define en este arranque, y Rivera la transmite plenamente. Hasta en su enamoramiento de ese donjuán viajero se aprecia que es una vía de escape de su rutina en Plasencia. De hecho, la primera mitad del capítulo es una más que buena presentación de la serie porque tiene ritmo y deja que Inés se convierta en el impulso de la trama. Después, cuando pasamos a las primeras penurias de su llegada a América, se cae en un terreno un poco más visto.

(Fuente: RTVE/Boomerang/Chilevisión)

Es curioso porque, en ocasiones, es inevitable acordarse de La peste, y no solo por la música de Julio de la Rosa. El tratamiento casi pictórico de la iluminación en los interiores y algunos de los temas que toca sitúan Inés del alma mía en una suerte de camino paralelo con la ficción de Movistar+, y exponen también cómo en la de Amazon y La 1 se echa en falta un poco más de personalidad que acompañe al espectáculo que intuimos que vendrá más adelante, cuando Inés y un más que eficaz Eduardo Noriega como Pedro de Valdivia se adentren en Chile.

El caso es que la cámara aprovecha el entorno natural para enmarcar a sus personajes y busca darle un empaque de gran producción (que realmente lo es), pero también opta por un modo de contarlo todo un poco más convencional, aunque luzca muy bonito.

Es la fuerza de sus interpretaciones donde está el atractivo inicial de Inés del alma mía, aparte de adentrar al espectador por una historia muy desconocida en España. Las películas sobre conquistadores que se han hecho en nuestro país suelen enmarcarse más en historias de hombres que pierden la cabeza buscando tesoros míticos (la famosa El Dorado), así que es un interesante cambio ver la conquista desde los ojos de una mujer que, curiosamente, no estaba dispuesta a dejarse conquistar ni amilanar.

De todos modos, en los otros siete episodios hay mucho margen para que pase de todo, incluida una mayor exploración del carácter de Pedro de Valdivia y ese asedio de Santiago que todos los implicados afirman que es de lo más espectacular que rodaron. Nos falta también ver las chispas entre Inés y Pedro, pero todo llegará.

‘Inés del alma mía’ está disponible, con la temporada completa, en Amazon Prime Video.

‘Inés del alma mía’ fue una aventura para Elena Rivera y Eduardo Noriega
La serie, que adapta una novela de Isabel Allende, se estrena mañana en Amazon Prime Videofueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir