Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Jean-Claude Van Johnson’ busca más la parodia que la acción

La comedia de Amazon tira de la voluntad de Jean-Claude Van Damme por probarlo todo

Una imagen de ‘Jean-Claude Van Johnson’. (Fuente: Amazon)

La película JCVD cambió para muchos la percepción que tenían de Jean-Claude Van Damme. The muscles from Brussels (los músculos de Bruselas), como era conocido cuando empezó en el cine de acción, llevaba entonces una temporada lejos de los focos, y volvía con una cinta en la que autoparodiaba su imagen y su fama. Casi diez años después, repite la jugada con Jean-Claude Van Johnson, una comedia de acción para Amazon en la que ese componente de no tomarse a sí mismo demasiado en serio sigue muy presente.

La serie tuvo esta semana un multitudinario estreno mundial en París (el primero que Amazon hace de una de sus series fuera de Estados Unidos), y la devoción que los fans de Van Damme sienten por el actor se traslada también a los responsables del proyecto. Dave Callaham, su showrunner, se confiesa gran admirador de las películas del actor belga, y se nota.

El punto de partida de Jean-Claude Van Johnson es que, en realidad, la carrera como actor de Van Damme nunca fue real. O, mejor dicho, que nunca fue su verdadero trabajo. JCVD la utilizaba como tapadera de sus operaciones como espía y agente secreto, en las que utilizaba el nombre en clave de Johnson.

Pero ahora está retirado de los dos trabajos y, aunque tiene una gran mansión y zapatillas con sus iniciales, Van Damme se aburre. Su vida necesita algo de emoción. La encuentra al volver a ver a su antiguo amor, también agente secreta como él, y decide regresar. Sólo que los años no han pasado en balde.

Esta premisa sirve a la serie, y al propio JC (como lo llama todo el mundo), para parodiar no sólo las propias películas de su estrella, sino casi todo el cine de acción actual. En el segundo episodio, por ejemplo, ya hay una broma a costa de la saga de Fast & Furious, y el rodaje que Johnson utiliza como tapadera es una completa ida de olla que se ríe también de todas las actualizaciones innecesarias de clásicos que está produciendo Hollywood.

Crítica: Rachel Brosnahan se roba el show en ‘The Marvelous Mrs. Maisel’
Compartimos con vosotros una guía de referencias a la cultura judía para que no os perdáis ningún detallefueradeseries.com

Tanto Callaham como el director de todos los capítulos, Peter Atencio, conocen bien el género y saben de dónde sacar las bromas. Y tienen a su favor una estrella dispuesta a prácticamente todo por conseguir que esas bromas funcionen, incluidos unos disfraces totalmente hilarantes. El sentido del humor de Jean-Claude Van Johnson es lo que más destaca, aunque tampoco se olvida que tiene que entregar peleas que satisfagan a los fans de Van Damme.

Moisés Arias y Kat Foster interpretan a los dos ayudantes de Johnson en la misión. (Fuente: Amazon)

Esas peleas, por supuesto, incluyen algún que otro chiste (muchas veces referido a la edad del actor y a que ya no está en el mismo estado físico que en la cima de su carrera, lógicamente), y paulatinamente van dando cancha también a los tres principales personajes secundarios: Luis (Moisés Arias), ex miembro de una banda de narcos que es el Q de la misión y que en la película “falsa” es el maquillador de JC; Vanessa (Kat Foster), la ex novia de Van Damme, otra agente que se hace pasar por peluquera; y Jane (Phylicia Rashad), la agente de JC tanto para el cine como para las misiones secretas, que se verá involucrada de lleno en la acción.

Vanessa es el personaje al que se intenta dar una evolución a lo largo de la temporada, de seis episodios de media hora cada uno. Se siente preparada para llevar a cabo sus propias misiones, sin tener que ser la asistente de nadie, pero no consigue que nadie la tome en serio, y va convirtiéndose en un activo tan importante, o más, que el propio Johnson. Kat Foster afirmó en la presentación de la serie que, curiosamente, era también una historia de empoderamiento femenino.

No es eso lo que más puede atraer al público. Jean-Claude Van Johnson, en realidad, no tiene más pretensión que entretener y, sobre todo, ofrecer al fan del cine de acción y de Van Damme todo tipo de guiños que hagan que disfruten más la serie. Ésta es una comedia y sus parodias, en su mayor parte, funcionan y son divertidas. No hay que pedirle mucho más.

Las notas de Fuera de Series:

En Fuera de Series puntuamos nuestros análisis en una triple escala de 1 a 5, inspirada en la que usa Little White Lies, en función de lo deseosos que estábamos de ver la serie (“Antes”), lo que nos ha parecido viéndola (“Durante”) y las ganas de ver más y de comentarla con más gente tras hacerlo (“Después”)

Antes: 2,5

He de confesar que el cine de mamporros nunca me ha interesado demasiado, aunque sí estoy familiarizada con él. Sin embargo, el trailer de ‘Jean-Claude Van Johnson’ despertó mi curiosidad por esa apuesta por la autoparodia de Van Damme.

Durante: 3

La serie es más divertida de lo que esperaba y los episodios se pasan con rapidez. Cuando intenta conseguir momentos emocionales no acaba de funcionar, pero los chistes están realmente conseguidos. Y las peleas son muy efectivas.

Después: 3

No va a ser la comedia del año, pero es entretenida. Los fans de Van Damme y de la acción, en general, probablemente lo pasen aún mejor detectando todos los guiños que trufan los episodios. Hay una broma recurrente con ‘Looper’ y ‘Timecop’ que nunca se agota.

Los seis episodios de ‘Jean-Claude Van Johnson’ están ya disponibles en Amazon Prime Video

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir