Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Juego de tronos’ 8×01 — ‘Invernalia’

La serie abre su última temporada con un capítulo de recolocación de piezas

AD

Sansa sabe cosas. (Fuente: Helen Sloan/HBO)

La expectación por el primer capítulo de una temporada final siempre es enorme, más todavía si es el de Juego de tronos. Sin embargo, esta serie ha sido constantemente una que dedicaba sus episodios inaugurales a recolocar piezas, a mostrar dónde están todos los personajes en ese momento y qué retos tienen por delante. Nunca (o casi nunca) hay muertes impactantes. Es mucho más habitual que haya escenas como el reencuentro entre Tyrion y Sansa en Invernalia, un reencuentro que escenifica a la perfección cómo las generaciones jóvenes de personajes han tomado el relevo al frente de la serie.

Tyrion le reconoce a ella que es mucho más lista de lo que nadie pensó, que todos la han subestimado; Sansa, por su parte, le señala a él que, hace tiempo, ella creía que era la persona más inteligente que había conocido. Pero que crea que Cersei va a enviarles ayuda demuestra que es un iluso. No es la única persona que comenta que Sansa sabe mucho más de lo que da a entender. Arya se lo afirma a un Jon que sigue sin tomarla demasiado en serio, y que sigue sin darse cuenta de que, por mucho que los títulos ya no importen ante el General Invierno, lo hacen ante quienes lo han elegido Rey en el Norte.

Porque mientras Sansa es práctica y es capaz de leer entre líneas (enseguida pilla que su hermano está enamorado de Daenerys), Jon es un poco obtuso ante cualquier cosa que no sea la Salvación de Poniente. Anteponer el bien común a sus necesidades personales es, realmente, tener madera de héroe, pero también puede convertirle en estúpido si, por fijarse en el objetivo mayor y trascendental, descuida detalles en apariencia pequeños que pueden hacer descarrilar la empresa.

La bomba que le suelta Sam al final del episodio, revelándole finalmente quiénes eran sus verdaderos padres, va a poner a prueba su determinación. No tanto porque le diga que es el legítimo heredero del Trono de Hierro (algo que Jon le importa poco), sino porque cambia por completo todo lo que creía saber sobre sí mismo. Ned Stark, a quien idolatra, ya no es su padre y está yéndose de escapada romántica a lomos de los dragones con su tía. ¿Cómo le sentará enterarse de las maquinaciones de Varys y Davos para que ambos reinen en Poniente?

¿Estás empezando a arrepentirte de aliarte con Euron, Cersei? (Fuente: Helen Sloan/HBO)

Mientras tanto, Cersei continúa con sus planes de hacerse con lo que quede de los Siete Reinos una vez que Jon, Dany y compañía se enfrenten a los Caminantes Blancos. Está pecando de algo que lleva habitualmente a los personajes de Juego de tronos a una muerte segura: un exceso de confianza. O una huida hacia delante, que es lo que parece estar haciendo la reina Lannister. Ha llegado demasiado lejos como para detenerse a estas alturas, pero corre más riesgo de que Euron y la Compañía Dorada se vuelvan contra ella de que su ceguera ante nada que no sea la venganza de sus enemigos deje el camino abierto al Rey de la Noche hasta las puertas de la Fortaleza Roja.

Su papel en este drama es el más imprevisible. Lo mismo decide esperar en Desembarco del Rey a que le lleguen nuevas noticias de cómo marcha la Gran Guerra en el norte, que puede lanzar a sus nuevas huestes contra Invernalia cuando crea que las defensas allí son más débiles. En cualquier caso, pinta a que se sabe atrapada en las decisiones que ha tomado.

Una de ellas es enviar a Bronn a matar a Tyrion y a Jaime, que protagoniza el cliffhanger del capítulo. Este último se sorprende de ver vivo a Bran, pero lo más divertido va a ser que descubra cómo es ahora. De hecho, es bastante gracioso ver las caras de Sansa cada vez que Bran le dice algo críptico a Jon. Y el Cuervo de Tres Ojos, por ahora, se dedica a aparcarse en las esquinas con pinta inquietante.

(Fuente: Helen Sloan/HBO)

El capítulo ha estado dedicado a los reencuentros de personajes que habían pasado gran parte de la serie separados: Arya y Bran con Jon, Tyrion y Sansa, el final de Jaime y Bran… También nos ha dejado una escena propia de una película de terror en la que Tormund, Beric Dondarrion y los Hermanos de la Guardia de la Noche que quedan se encuentran el horrible aviso del Rey de la Noche en el castillo de los Umber, y a Arya totalmente fascinada ante la vista de los dragones.

Y ha sido un buen detalle arrancar el episodio con un niño pequeño corriendo por todo Invernalia para ver llegar a la comitiva de Daenerys y Jon, de una manera similar a como lo hizo Arya cuando Robert Baratheon entró en el castillo de los Stark en el primer capítulo de la serie.

Desde sus mismos títulos de crédito, completamente diferentes a los que estábamos acostumbrados a ver, Juego de tronos avisa de que esta es la última temporada. Ya se han plantado las semillas de las tramas que se desarrollarán en los siguientes capítulos. Las próximas cinco semanas van a ser de todo menos aburridas. Valar Morghulis.

La octava temporada de ‘Juego de tronos’ se emite en la madrugada del domingo al lunes en HBO España y Movistar+.

‘Juego de Tronos’: 13 secundarios que quizás no recuerdes pero fueron importantes
A lo largo de la serie hemos conocido a muchos personajes que, aunque estuviesen poco tiempo, resultaron relevantesfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir