Quantcast
Crítica: ‘La ciudad y la ciudad’, un sci-fi noir muy inusual pero altamente atractivo - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘La ciudad y la ciudad’, un sci-fi noir muy inusual pero altamente atractivo

Filmin presenta en España la adaptación de BBC de la novela de China Miéville

(Fuente: Filmin)

Esta crítica se ha escrito tras ver la temporada completa de ‘La ciudad y la ciudad’.

Reconozco que no soy el mayor de los entendidos en el género de ciencia ficción; me gusta, sí, la mayoría de las cosas que leo o veo, pero si me sacan de unas cuantas películas, series y libros muy escogidos, me pillarán en fuera de juego. China Miéville es una excepción, puesto que aborda la narración de sus relatos desde una óptica que me resulta muy atractiva y conocida: la weird fiction.

Y es que la ficción extraña no es nueva, ni mucho menos, puesto que si indagamos un poco nos retrotraeremos a las décadas de los 20 y 30 del siglo pasado, cuando H. P. Lovecraft (y sus allegados del Círculo de Arkham) ensoñaron toda suerte de imaginería científica y detectivesca, bañada con el recurso de mezclar realidad e invención. Y terror. Sin saberlo, habían creado un género aún vigente, como es el caso que nos reúne aquí, donde las posibilidades son casi infinitas.

La ciudad y la ciudad es eso: una historia (una distopía) donde la realidad y la ficción se solapan constantemente, conviviendo y nutriéndose una de la otra y alienando, en cierto modo, a las sociedades que viven en ellas. A modo de mundos paralelos, si quieren (pero no mundos para lelos, como es el caso de alguna reciente serie ucrónica de resultado fallido), la historia nos conduce a dos ciudades ficticias que físicamente comparten el mismo espacio: Besźel y Ul Qoma.

(Fuente: Filmin)

La primera es gris, triste, donde el marrón y el amarillo rancio son los colores predominantes, y donde la arquitectura está hecha a base de ladrillo setentero; la segunda es luminosa, alegre, donde los azules imperan en calles elegantes de acero y neón. Los ciudadanos de ambas sociedades son un calco de la ciudad donde viven, pero el verdadero éxito de esa alienación es la capacidad de “escoger” lo que la ciudad ofrece, erradicando de sus retinas su ciudad antagonista. Dicho de otro modo, han aprendido a no ver lo que no quieren ver.

Podcast: Review —’Counterpart’ (ep.46)
Analizamos la primera temporada de ‘Counterpart’, la serie de espías ambientada en un universo distópico que nos trae…fueradeseries.com

A pesar de su “convivencia” física, ambas ciudades conocen la existencia de la otra, pero suponiéndola en “otro lado”, separada por una suerte de barriada donde actúa una policía muy especial con jurisdicción en ambas urbes y su frontera: la Brecha.

Situémonos en una actualidad desmejorada (no se dejen engañar por las poses). La trama comienza con la investigación del asesinato de una estudiante de Ul Qoma, Mahalia Geary (Andrea Deck), cuyo cuerpo se ha encontrado en Beszel. Tyador Borlú (David Morrisey), inspector de la policía de Beszel, es el escogido para dirigir el caso. Mahalia estudiaba la teoría de la tercera ciudad, la mítica Orciny, aquella que reside entre ambas. Borlú afronta el caso atormentado por la desaparición tiempo atrás de su pareja, Katrynia (Lara Pulver), también seguidora y entusiasta de la teoría de Orciny. Ayudado por la oficial Lizbyet Corwi (Mandeep Dhillon), comienzan las investigaciones en ambas ciudades y sus fronteras, tanto la real como la imaginaria.

La investigación lleva a Borlú a deambular por las dos urbes con la connivencia de La Brecha; así, conoce a David Bowden (Christian Camargo), profesor y mentor de las desaparecidas Kat y Mahalia, y gurú de la teoría de Orciny, y a visitar las inquietantes y misteriosas ruinas de la ciudad mítica. En su particular viaje, Borlú entra en contacto con la irrupción de un movimiento de extrema derecha en Beszel y con la mafia que campa entre ambas ciudades. A pesar del apoyo inicial de su superior de policía y la misma Brecha, el progreso de las pesquisas desemboca en averiguaciones demoledoras, por un lado, y peligrosas, sobre todo para los poderes establecidos en los dos lugares.

El guionista Tony Grisoni (Electric Dreams, The Young Pope, El hombre que mató a Don Quijote), y el director Tom Shankland (House of Cards, Ripper Street, The Children) consiguen trasladar una atmósfera pesada y oscura, muy al estilo de la Europa del Este setentera, donde la opresión no sólo recae en la tragedia que supone vivir en cualquiera de las dos ciudades, sino en la imposibilidad de rasgar el velo que las separan.

La ciudad y la ciudad aúna el clásico género negro, con un comienzo muy al uso (“Han hallado muerta una chica”), y una rama de la ciencia ficción altamente natural: nada de aliens, ni ovnis, ni inteligencia artificial… Recreada de manera fantástica, naturalmente, pero no exenta de realismo, la miniserie nos expone y presenta una metáfora brillante sobre lo que las personas queremos o no queremos ver. Un sci-fi noir muy inusual, sí, pero altamente atractivo.

‘La ciudad y la ciudad’ está disponible al completo en Filmin.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir