Fuera de Series Fuera de Series

Críticas

Crítica: La temporada 4 de ‘The Good Doctor’ plantea nuevos comienzos

Está costando que Shaun y los suyos arranquen, pero se han ganado nuestro voto de confianza

(Fuente: AXN)

Tras el arranque con un episodio doble sobre el coronavirus, The Good Doctor ha desembarcado con sus tramas cotidianas para, como Freddy Highmore nos dice en el inicio del tercer episodio, retratar la esperanza en un futuro en el que no nos hagan falta mascarillas a diario. Y lo hace con nuevos aires, responsabilidades y personajes que traen a la cuarta temporada ingredientes que marquen un nuevo comienzo.

Shaun y sus compañeros están llegando al final de su residencia y, con ella, deben tutelar a los nuevos médicos en prácticas, uno de esos recursos habituales en las series médicas y que sirven para traer nuevas caras, pero también para colocar a nuestros protagonistas en otros roles y, con ello, dar energía renovada a los conocidos. Empezamos el que será el arco principal de la temporada con seis candidatos de los que tocará escoger a cuatro, así que no podemos cogerles mucho cariño todavía, aunque sí apostar cuáles tienen madera para aguantar y cuáles serán nuestros preferidos.

Como nosotros, Claire, Shaun y Park tienen sus prioridades para las sillas vacantes y deberán defenderlas. El comienzo de un papel con más responsabilidad alza la voz de nuestros protagonistas y despierta las animadversiones que pueda haber entre ellos; es el momento de que la serie evolucione y establezca nuevas relaciones entre los personajes que la coloquen como una propuesta experimentada y sobradamente encauzada. Entramos en esa fase que, si funciona bien, puede poner a The Good Doctor en la privilegiada posición que tuvieron otras como House o Anatomía de Grey donde el público ya sabe que lo que verá funcionará casi por inercia.

(Fuente: AXN)

Pero algunas ya tenemos ganas de meternos en harina, la verdad. Hace tres semanas que estrenamos la cuarta temporada y, entre episodios especiales y nuevas tramas, hemos podido ver muy poco de las relaciones habituales en el San Jose St. Bonaventure Hospital. Continuamos teniendo casos, y el fondo podría parecer el mismo, pero hemos podido disfrutar de muy pocas escenas cotidianas en donde volvamos a lo conocido y confortable que tan bien ha funcionado en la serie. Si bien es un poco desconcertante, es cierto que es el tipo de ficción que se ha ganado a pulso que confiemos en ella y le demos margen de maniobra.

Por suerte, uno de los temas viejos ya conocidos son las relaciones y en ese campo Shaun y Lea entran también en una nueva fase. Atrás quedan las dudas sobre su idoneidad y los escarceos con otras personas: parece que vamos a ver su relación como algo firme, acomodado y que se presta a discusiones. No está todo vivido ni rodado, como ya hemos podido ver esta semana, y queda mucho por descubrir.

Si bien el arranque de esta cuarta temporada está tardando en entrar en la normalidad diaria, estos primeros pasos son necesarios si queremos contar con una ficción experimentada y que tenga un mundo propio fuerte. Renovarse o estancarse.

‘The Good Doctor’ se emite los martes en AXN.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir