Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Las Luminarias’, una confusa historia de oro, amor y magia

HBO estrena la miniserie basada en la novela del mismo nombre de Eleanor Catton

(Fuente: HBO España)

Esta crítica se ha escrito tras ver el primer episodio y contiene spoilers.

Enfrentarse a esta miniserie de seis capítulos que estrena HBO hoy en España supone un ejercicio de calibración. Pocas personas, entre las que me incluyo, saben que en la década de los 60 del siglo XIX hubo una fiebre del oro en Nueva Zelanda que arrastró al entonces poco poblado país a miles de aventureros y buscavidas en busca del preciado metal. Como más tarde ocurriría en el mítico Klondike, la “fauna” que se arremolinaba en torno a los ríos donde supuestamente esperaban las pepitas era de lo más variopinto: mineros, comerciantes, intermediarios, prostitutas, salteadores o adivinas, como es el caso que nos atañe. Las Luminarias nos traslada a 1866, en el país de las antípodas, cuando se desata la fiebre del oro.

Basada en la novela del mismo nombre de Eleanor Catton (que también firma el guion), y con la que ganó en 2014 el Man Booker Prize, Las Luminarias nos propone una historia de misterio con tintes sobrenaturales. Enmarcada en una suerte del Oeste (y probablemente ambientada en el pueblo real de Arrowtown, donde tuvo lugar la fiebre del oro), el primer capítulo transita desmesuradamente por demasiados vericuetos. Desde la casualidad que no es tal, o sí, pero forzada, hasta el amor repentino pasando por las cartas astrales, un asesinato, la mezquindad disfrazada de generosidad y la avaricia por las preciadas pepitas, se antoja demasiado como sustrato para la postrera narración.

Un asesinato en la oscuridad y un nombre que resultará relevante al final del capítulo dejan paso, en la siguiente escena, a un vapor que surca una bahía al amanecer por la costa oeste de la isla del sur de Nueva Zelanda. Mientras navega por los bajíos, Anna Wetherell (Eve Hewson), que viaja desde Londres anhelando un nuevo comienzo, coincide en cubierta con Emery Staines (Himesh Patel), que va a Nueva Zelanda en busca de oro. Tras una breve conversación, Staines revela a Anna que es su cumpleaños. Casualmente, también es el de Anna, pero no lo comparte. El barco está a punto de atracar y Staines le propone a Anna verse más tarde, así que le apunta el nombre de su hotel en una hoja, pero Anna tampoco le confiesa que no sabe leer.

Ya en tierra, un ratero roba a Anna su bolso y sale corriendo. En la persecución, el ratero es detenido por Lydia Wells (Eva Green), que recupera el bolso para ella. Cuando llega Anna, Lydia se ofrece a ayudarle en un entorno nuevo y hostil como aquel y le revela que regenta un salón de adivinación donde ella misma ejerce como adivina. Anna le pide que le lea el nombre del hotel de Staines, pero Lydia le da otro. Cuando Anna acude a su hotel para registrarse descubre que sus ahorros han volado del bolso, así que decide acercarse al hotel de Staines para descubrir que no está allí; derrotada y sola, acepta la invitación de Lydia, que alberga otra clase de intenciones para Anna. Su ilusión por Staines y las almas gemelas se desbarata.

Paralelamente, y a modo de constantes prolepsis, Anna está encarcelada por el policía local, Shepard (Callan Mulvey); un asesinato planea sobre el pueblo y Shepard cree que Anna está implicada. Sin embargo, no es así y logra pagar la fianza gracias a que en el forro de su vestido hay un montón de pepitas de oro, aunque no puede explicar cómo llegaron ahí. La salida de Anna la hace retroceder en el tiempo para recordar algo que sí ha ocurrido con su amado Staines, pero también descubrimos que consume opio y que se ha convertido en otra Anna.

Las Luminarias se torna confusa y demasiado ampulosa. No así en la producción, que tiene tintes modestos y austeros, pero sí en la narración; el exotismo de Nueva Zelanda, Eva Green y Eve Hewson pueden resultar incentivos suficientes para abordar la miniserie, pero las constantes idas y venidas temporales (excesivas por un lado y dispersas por otro), sumadas a una sensación perenne de no penetrar en la historia más allá del umbral, un ritmo lento, escenas repetitivas que no logran avanzar y que caminan en círculos y una ejecución mediocre, me ha revelado que quizás esta miniserie no sea mi alma gemela, como bien les pasa a Anna y Staines.

‘Las Luminarias’ está disponible todos los lunes en HBO España.

Crítica: ‘Lambs of God’, el eterno femenino
HBO España estrena la miniserie basada en el libro del mismo título de Marele Dayfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir