Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Legends of Tomorrow’ sigue siendo la más divertida del Arrowverso

La serie terminó su quinta temporada potenciando el factor meta

(Fuente: The CW)

Esta crítica se ha escrito tras ver la quinta temporada completa de ‘Legends of Tomorrow’.

Legends of Tomorrow es una serie de televisión que sabe que es una serie de televisión. Ese el interruptor que se activó en ella a partir de la segunda-tercera temporadas y lo que le ha permitido convertirse en la más divertida y desprejuiciada de todas las ficciones del Arrowverso. La autoconsciencia la salvó de ser un spin-off irrelevante y accesorio que buscaba aprovechar personajes con cierto tirón, pero que en sus series ya no daban más de sí, y la ha llevado en su quinta temporada a sus mayores cotas meta.

El arranque de la entrega coincidía con el final del crossover Crisis en Tierras Infinitas, un evento que ellos mismos ya comentaban sabiendo que estaban dentro de él, y a partir de ahí se estableció el tono de una temporada en la que los intentos de Constantine por expiar sus pecados vuelven a impulsar la historia. Curiosamente, además, la introducción de las Moiras, las hilanderas del destino según la mitología griega, la colocó en esa conversación que otras series como Devs o Westworld han tenido este año sobre el libre albedrío y la predestinación.

Todo el conflicto entre Charlie y sus hermanas descansa en el debate entre el orden y la tranquilidad que trae el control absoluto, o el caos y la incertidumbre de una vida en la que son las personas quienes deciden por sí mismas. Las Leyendas encarnan mejor que nadie ese caos y, al mismo tiempo, la belleza que puede traer con él. La serie siempre ha potenciado el mensaje de que todos son familia, que están ahí para ayudarse y apoyarse y que se van a querer incondicionalmente.

(Fuente: The CW)

La evolución emocional de sus protagonistas es lo único que Legends of Tomorrow se toma en serio, porque todo lo demás puede ser objeto de chiste y parodia. Y la quinta temporada se ha propuesto superar a series como Rick y Morty en su juego de guiños y metarreferencias. El penúltimo episodio, de hecho, parodia directamente Friends, Star Trek, Downton Abbey, 1984 y Brazil, todo mezclado y agitado. Han metido a Dioniso, dios olímpico del vino y los excesos, como “jefe” de la fraternidad universitaria más salvaje, y han jugado con la mitología griega como alumnos aventajados de Xena, la princesa guerrera, que hasta Sarah se ha convertido un poco en la adivina Casandra.

Los puntos álgidos de la temporada han sido su inicio, con el falso documental sobre las Leyendas, el episodio de la matanza en el instituto parodiando los slasher, la “cita” de Ray y Nora con Damien Dahrk (que como villano cómico ha sido siempre infalible), el guiño a 28 días después y las películas sobre el fin del mundo de Edgar Wright del antepenúltimo capítulo y los dos últimos. La culpa de Constantine con Astra ha acabado siendo repetitiva, al igual que las hermanas de Charlie eran demasiado unidimensionales, pero la Zari influencer no se ha agotado en ningún momento (mucho mejor añadido que Behrad, que está ahí solo para darle a Nate otro colega que supla a Ray).

Si me preguntan de qué ha ido la quinta entrega, no sería capaz de resumirlo. Ni siquiera a la serie le interesa demasiado. Se quedan más los esfuerzos de Mick por conectar con su hija adolescente (han acabado formando un dúo con potencial), cuando Gary queda solo en la nave ante la amenaza de las Moiras (y esa relación que tiene con Gideon que recuerda un poco a la del 11º Doctor y la TARDIS en un capítulo de la sexta temporada de Doctor Who) o los intentos de Ava por dejar de ser tan seria y molar.

Legends of Tomorrow funciona porque se dedica a explorar la dinámica entre todos sus personajes. Puede haber grandes villanos, pero siempre tienen alguna conexión personal con alguno de ellos. Y es tontorrona y ligera, es consciente de ello y lo exprime al máximo. Cuando en los crossovers del Arrowverso aparecen alguna otra Leyenda con Sarah, sabes enseguida que vas a pasar un buen rato porque, además, sacan el lado más divertido de los demás (sobre todo, de Barry y Kara).

La temporada termina en un cliffhanger, con Sarah siendo abducida mientras los demás están demasiado ocupados con su borrachera de cerveza y punk setentero. Una de las Moiras anda suelta todavía por ahí y veremos si la Zari original puede estar mucho tiempo metida dentro del tótem. Hay suficientes flecos sueltos para la sexta entrega, una que puede hacer ganar aún más popularidad a la serie.

Porque esa ha sido otra de las cosas curiosas que han ocurrido con Legends of Tomorrow: ha ido ganando relevancia con el paso de las temporadas (en esta quinta, hasta ha incluido unos títulos de crédito) y casi es inconcebible que no vayan a participar en ningún crossover. De hecho, a las otras series les vendría muy bien alguna visita breve de Sarah y sus compañeros para aligerar la situación y ayudarles a verlo todo desde otra perspectiva.

‘Legends of Tomorrow’ está disponible en HBO España.

A ‘Legends of Tomorrow’ le gusta el R&B de ‘Poison’
La serie se atreve con el éxito de Bell Biv DeVoe para distraer al mafioso Bugsy Siegelfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir