Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Legión’ 1×05 — La casa de los horrores

CJ y Marina comentan las revelaciones del quinto episodio

AD

ESTE ARTÍCULO CONTIENE SPOILERS DEL EPISODIO 1X05 DE ‘LEGIÓN’

Marina Such: Si la semana pasada decíamos que Legión estaba todavía presentando y echando a rodar su historia, ésta ha dado un salto adelante impresionante, porque ya sabemos qué le pasa a David. Y no puede ser más inquietante todo.

C.J. Navas: Llevo todos los capítulos temiendo que, de repente, la magia se acabe, que la estética, la complejidad aparente de la historia no sea más que un truco de prestidigitador de Hawley y sus guionistas y que de golpe alguien corra la cortina y nos descubra que el mago de Oz no es tan mago…Pero no. Si el episodio anterior me sorprendió con el giro de Lenny/Benny y la acción de los últimos quince minutos me pareció maravillosa, ¿qué decir de éste? ¿Cómo es posible que en ningún lado haya visto siquiera una teoría de qué era el Diablo de los Ojos Amarillos, Marina?

Marina Such: Más que la revelación de que el monstruo es un parásito que lleva años viviendo y alimentándose del cerebro de David, y de sus poderes, lo que me ha parecido lo más aterrador de todo es que Lenny es, simplemente, otra manifestación más de ese parásito. El momento en el que sale del espejo y se revela su verdadera naturaleza maligna nos sitúa en la verdadera historia de esta primera temporada de Legión. Todos los personajes dicen que están en guerra, pero probablemente no se habían dado cuenta de que la guerra es por la mente de David.

CJ Navas: La escena del espejo es espectacular, dentro de un episodio lleno de ellas. A mí, probablemente, la que más me ha gustado son los diez minutos en silencio al entrar en la casa, en los que ves su angustia de no saber a qué se enfrentan, de cómo se han equivocado totalmente con David… Y con ese zumbido atronador que acompaña toda la escena (aquí es donde os recomiendo o ver la serie a todo volumen o como hago yo, con auriculares cerrados. Es otro mundo).

Marina Such: Ese silencio está muy bien utilizado porque, en ese mismo momento, sabes que están a punto de pasar cosas terribles. Y después de ver lo que David hace en la División 3, es inevitable temer por la vida de todo el mundo.

Pero quería preguntarte una cosa, CJ. Esto del parásito estaba en los cómics de Legión, ¿no?

CJ Navas: Pues sin ser un experto absoluto en el tema, sí parece que el parásito sea, o esté basado en, Amahl Farouk, el Rey Sombra (Shadow King) de la Patrulla-X. Esta semana interrogaré a Julián Clemente en Slumberland para que me hable un poquito del tema, porque es de una época en la que yo me alejé (mal hecho, Carlos, mal hecho) del mundo de Marvel.

Y hablando de Divisón 3, mi segunda escena favorita del episodio es el resultado del asalto por parte de Haller a su base, con el Daily Mail de Radiohead sonando mientras el equipo de Summerland se empieza a hacer una idea del poder que encierra nuestro protagonista. Que sería sin duda la canción del episodio si no fuese porque… ¡David sabe hasta tocar el banjo!

Marina Such: Toca el banjo sentado igual que la rana Gustavo y canta Rainbow connection, lo que le da a toda esa escena un aire un poquito más inquietante si cabe.

Es verdad que Legión siempre está al borde de ensimismarse demasiado con su apuesta formal, con sus saltos entre lo que es real y lo que no, pero suele conseguir parar antes de caerse por el precipicio. Lo cierto es que este quinto capítulo consigue momentos que dan genuino mal rollo en la entrada del equipo de Syd a la casa de la infancia de David. Creo que voy a tener pesadillas con el puñetero niño con la cabeza de ninot, como Michael Fassbender en Frank.

CJ Navas: Ya somos dos. Y es que, si en el episodio cuatro terminamos con un corto de acción, aquí lo que tenemos es una buenísima mini película de terror, con momentos agobiantes (toda la escena del silencio), revelaciones sorprendentes (¡David es adoptado!) y escenas que te obligan a girar la cabeza. La persecución del Diablo de los Ojos Amarillos por la habitación a Syd me resultó insoportable de ver.

Y no quiero que terminemos la crítica esta semana (aunque aún nos queda hablar del final) sin comentar las interpretaciones. Qué bien está Katie Aselton en la primera vez que le dan protagonismo a Amy Haller, qué bien está Aubrey Plaza haciendo lo que quiere con ese esmoquin, qué bien está Dan Stevens (me sigo haciendo cruces de que este hombre sea el mismo que vi en Downton Abbey), en fin, qué bien está todo el mundo.

Marina Such: Aubrey Plaza ya tenía cierto toque peligroso subyacente hasta en Parks and Recreation, así que cuando le dan rienda suelta como la encarnación del parásito, directamente se sale. Más aún porque encuentra siempre un toque de humor un poco retorcido que funciona muy bien.

CJ Navas: Y cómo cambia de registro una vez más de nuevo para la escena final, sobre la que podríamos hablar horas y horas. ¿Qué ha pasado? ¿Todo lo que hemos visto hasta ahora era una ilusión y realmente todos nuestros protagonistas siguen en el manicomio de Clockworks? ¿O es que David acaba de trasladar a todos dentro de su mente como ha hecho en este episodio con Syd en sus escapadas amorosas a la casa blanca? ¿O es algo totalmente diferente? ¡Ayúdame, Marina!

Marina Such: Yo apuesto porque todos están en una simulación de Matrix, perdón, de la mente de David. Pero ni así consigue escapar de “Evil Lenny”. Se ha puesto todo muy interesante de cara a la recta final.

‘Legión’ se emite los lunes, a las 23:05, en FOX.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir