Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Los Gemstone’ se queda corta en su sátira de los telepredicadores

La nueva serie de Danny McBride está protagonizada por una familia de poderosos pastores evangelistas

Adam Devine, Danny McBride y john Goodman son los tres hombres Gemstone. (Fuente: HBO España)

Esta crítica se ha escrito tras ver los tres primeros episodios de ‘Los Gemstone’. No contiene spoilers.

El negocio de los telepredicadores es poco habitual en la ficción. Sí vemos, a lo mejor, capítulos concretos en los que aparece un pastor que ha montado su propia iglesia y va generando a su alrededor una parroquia de seguidores, pero el lado empresarial de algunas de esas iglesias, sobre todo de las que empiezan a expandirse como si fueran una franquicia de Tim Horton’s, se debe considerar poco interesante para retratarlo en televisión.

Aquí aparecen Danny McBride y sus colaboradores habituales, Jody Hill y el director David Gordon Green. McBride es uno de los protagonistas y el creador de Los Gemstone, una serie que, precisamente, se centra en una familia de evangelistas televisivos que no sólo poseen varias megaiglesias; su imperio alcanza hasta cafeterías cuquis. El patriarca, Eli (John Goodman), fundó inicialmente su culto con su esposa, pero se encuentra perdido después de que ella muera.

Sus dos hijos varones (Danny McBride y Adam Devine) entran con él en el negocio familiar (porque es lo que es la iglesia) y trasladan allí sus puyas y celos infantiloides, mientras la única hija se queda en la trastienda porque predicar sobre el escenario, en la tele y en los viajes de evangelización es trabajo de hombres (Edi Patterson). Los tres intentan que su padre los tome más en serio y están preocupados porque ya no es el mismo de siempre.

Parece que Los Gemstone es un complemento a otra familia rica disfuncional de HBO como Succession, ¿no? En parte, sí, pero la serie de McBride apuesta menos por el humor negro y la sátira y más por extraerlo de personajes con media neurona que se creen mucho mejores de lo que son.

El afán por demostrar que se es más seguro o que se tiene razón, ese orgullo tan frágil, que se sobrecompensa con bravuconadas es el germen del humor de la comedia. Los dos hermanos Gemstone son patéticos y pueriles, y los personajes que los rodean no son mucho mejores. La figura del padre impone unos estándares imposibles. También en el sentido de que es un hombre de negocios que no va a permitir que nadie obstaculice sus planes de expansión.

Ese aspecto de la comedia, el de la iglesia como una gran empresa, es lo que mejor funciona. Hay una trama paralela más o menos delictiva que, en el arranque, está peor construida y en la que sus personajes parecen descartes de Fargo, y aunque tiene importancia para dar un conflicto claro a los hermanos, resulta menos interesante que las interioridades de la “industria” evangélica, como la llama un personaje secundario.

El primer capítulo de Los Gemstone es doble (los demás duran media hora) y arranca con una escena que establece a la perfección el tono de la serie y la personalidad, sobre todo, de Jesse y Kelvin, los hijos de Eli. No es el mejor, sin embargo, y el tono va asentándose con mayor firmeza en los siguientes, en los que el patriarca se matiza un poco más y donde vemos aparecer a otro personaje, interpretado por Walton Goggins con una caracterización loquísima, que sacude un poco el orden establecido.

(Fuente: HBO)

Una de las cosas más destacadas de la serie es su banda sonora, formada casi en exclusiva por canciones de folk y rock cristiano, y el trabajo de sus actores. La manera en la que Jesse está de pie, por ejemplo, totalmente envarado y con los puños cerrados, nos está contando mucho más de la fragilidad de su ego que cualquier diálogo, y todo el reparto vende perfectamente la crítica a la hipocresía de estos telepredicadores que se han convertido en Jeff Bezos o Elon Musk mientras afirman que Dios nos pide que seamos humildes.

Porque Los Gemstone no está criticando la religión ni a los cristianos; con quienes se mete es con quienes la consideran una industria, quienes mezclan las doctrinas capitalistas con las enseñanzas de la Biblia y abrazan más las primeras que las segundas. Y encuentra momentos de empatía con sus personajes.

Los nuevos episodios de ‘Los Gemstone’ están disponibles todos los lunes en HBO España.

Crítica: La temporada 2 de ‘Succession’ promete nuevas alianzas en la familia
El regreso a la realidad de los Roy es igual de retorcido que siempre y con incluso mayor tensiónfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir