Fuera de Series Fuera de Series

Críticas

Crítica: ‘#Luimelia’ se confirma como una de las revelaciones del año

La serie de Atresplayer termina su primera temporada con la continuidad asegurada para otras dos

(Fuente: Atresmedia)

Esta crítica se ha escrito tras ver la temporada completa de ‘#Luimelia’.

Cuando arrancó #Luimelia parecía claro que estábamos ante una historia que iba a seguir las convenciones de las comedias románticas, o de las historias de amor más clásicas del cine: los protagonistas han de atravesar un bache, una crisis, que les confirma que, en realidad, están destinados a estar juntos. Luisita y Amelia no han sido ninguna excepción, pero su historia no ha estado teñida de épica ni una de las dos guardaba un secreto que había que sacar a la luz; lo suyo era algo bastante más realista, un viaje que atraviesan muchas parejas en cuanto se acaba la fase de la luna de miel.

Eso ha contado, en esencia, la primera temporada, qué pasa cuándo el amor romántico idealizado ya no es suficiente. En The Good Wife, Alicia Florrick le pedía a Will Gardner un plan si iba a dejar a su marido para estar con él. No quería castillos en al aire, sino cosas concretas. Que Luisita se preocupe por el catarro de Amelia es algo concreto, o que ambas reconozcan que ya no podían vivir juntas, pero que jamás han dejado de quererse. Ese reconocimiento es la chispa para que surja de nuevo su conexión. Se ven tal y como son (esas naranjas completas) y desde ahí pueden empezar de nuevo. O retomar su historia.

Los dos últimos episodios son los más acertados de la temporada y, en especial, el quinto, el que repasa un año entero de su relación a través de sus conversaciones en la parte de atrás de un Uber. Ahí es donde más se nota el gran acierto de contar con Carol Rovira y Paula Usero (un acierto que, siendo justos, es de Amar es para siempre), que han de transmitir el deseo, la comodidad, las discusiones y reconciliaciones y los reproches sin moverse de sus asientos. La dinámica establecida entre las dos consigue vender todo lo que propone la serie, desde la inseguridad de su primera cita a toda la historia pasada que tiñe la visita de Amelia para recoger sus cosas.

(Fuente: Atresmedia)

Ese último capítulo culmina todo lo que se ha construido hasta entonces, como los detalles que apuntaban a las manías de Luisita con los posavasos o los pies encima del sofá, por ejemplo. La forma en la que ambas se miran es una pista también muy clara de que siempre va a haber un rescoldo, una sombra de una segunda oportunidad o, por lo menos, de que puedan tratarse cordialmente. El final a lo Magnolia, con una canción de Zahara que, gracias al cielo, no es Con las ganas, es una buena culminación de todo lo que hemos visto, que ha sido bastante.

Porque resulta encomiable que, en seis episodios de menos de diez minutos, #Luimelia haya hablado no sólo de una historia de amor de la que no se da mayor importancia que sea entre dos mujeres, sino que ha incluido reivindicación feminista y hasta crítica de los clichés más habituales cuando la ficción cuenta, precisamente, una relación lésbica. Ese episodio, el tercero, tiene tal nivel de descaro y ganas de diversión (y guiños meta a incluso Los hombres de Paco), que es el otro punto álgido de la temporada.

Sin que se esperara demasiado de ella, la serie ha sido una de las revelaciones del arranque de 2020 porque, aunque no tuviera más pretensiones que hacer justicia a esos personajes y al fandom que inspiraron, construye una historia fresca, bonita y con la que es sencillo sentirse identificado, seamos de la orientación sexual que seamos. El periplo de Luisita y Amelia nos ha pasado a todos alguna vez y, cuando termina la temporada, queremos ver cómo van a darse una nueva oportunidad. Porque que nunca hayan dejado de quererse puede no ser suficiente, pero es un punto de partida.

La primera temporada de ‘#Luimelia’ está disponible en Atresplayer Premium.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir