Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Memorias de Idhún’ sabe a poco

La adaptación de Netflix no funciona en demasiados aspectos

(Fuente: Netflix)

Esta crítica se ha escrito después de ver la primera temporada de ‘Memorias de Idhún’ completa. No contiene spoilers.

Memorias de Idhún es una de las obras de literatura fantástica juvenil española que más seguidores cosecha (si no la que más). Cuando hace un tiempo Netflix anunciaba su adaptación, no faltaron los vítores y los aplausos. Hoy por fin podemos ver a qué puerto ha llegado, y no parece que sea uno de los mejores.

Los mayores temores que venían anunciados con el lanzamiento de su tráiler se han convertido en una verdad aplastante y desmoralizadora. La primera queja fue por las voces y es que, si bien alguna empastaba a medida, la mayoría de ellas quedaban un tanto artificiales. Así que sabiendo ya eso, he prescindido de tenerlo en cuenta a la hora de ver la serie. Vale, no funciona en ese aspecto, pero no la defenestremos por un solo defecto.

Lo segundo a lo que no le vi sentido es a reducir una historia como esta a cinco episodios. Que puede haber más temporadas, pero despierta la alarma sobre lo que puedes explicar de la construcción del mundo cuando te ventilas un tomo de casi 600 páginas en 125 minutos. Quizás se trate de una propuesta para alumnos aventajados donde se den muchas cosas por entendidas y que aproveche cada segundo; realmente no es así.

Pero al comenzar a verlo encajan todas las piezas. Si suena mal, huele mal y se ve mal es que está mal. La principal pega que le encuentro es que le falta muchísimo aceite para que funcione. Lo que vemos parecen una sucesión de cinemáticas de videojuego; casi estás esperando a que, en cualquier momento, las voces se queden congeladas repitiendo una orden al jugador.

(Fuente: Netflix)

No creo que sea una buena adaptación, pero eso es harina de otro costal que no quiero tocar aquí. Una serie puede ser buena a pesar de no ser fiel a su original o no haber reproducido un tono semejante, no hay que ser siempre tan purista. En este caso, esa es el menor de sus inconvenientes. Lo que vemos transmite una sensación de falta de pretensiones. No quiere comerse el mundo. Y una historia fantástica, donde la magia lo gobierna todo y hay un pulso entre el bien y el mal, debe venir a conquistar. Al menos, tiene que desearlo.

Memorias de Idhún sabe a poco, pero tampoco deja con ganas de más. Y es una pena, porque en momentos contados, cuando funciona, nos lleva a pensar en lo que podría haber sido y no fue. Le falta fluidez y le sobra simpleza. La construcción de un universo con lugares y sus costumbres casi ni se percibe, aunque sí es cierto que brilla cuando se refiere a las leyendas propias y nos permite ver algo de su potencial.

Eso no es suficiente. La primera adaptación de calado de una obra juvenil debía tener fuerza y ganas de arrasar; no lo fue la del Rubius (que si bien tenía otro valor literario, sí significaba un hito en la cultura pop) y no lo es la de los idhunitas.

Nuestra próxima esperanza se encuentra en Iria y Selene y sus Antihéroes. Olivares, no nos falles.

La primera temporada de ‘Memorias de Idhún’ está disponible en Netflix.

Así son los protagonistas de ‘Memorias de Idhún’
La adaptación animada del libro, a cargo de Netflix, deja ver a sus personajesfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir