Quantcast
Crítica: 'Mr. Corman' o cómo puede sobrevivir un millennial a la crisis de la mediana edad en el siglo XXI - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Críticas

Crítica: ‘Mr. Corman’ o cómo puede sobrevivir un millennial a la crisis de la mediana edad en el siglo XXI

La comedia dramática de Apple TV+ se configura como una de las apuestas más interesantes de la temporada

Joseph Gordon-Levitt y Arturo Castro en ‘Mr. Corman’ (Fuente: Apple TV+)

Esta crítica se ha escrito después de ver los dos primeros episodios y no contiene spoilers

Joseph Gordon Levitt ha interpretado a todas las clases de tío en crisis. Desde el veinteañero desarrapado en el amor de 500 días juntos al donjuán incapaz de tener relaciones sanas de Don Jon. Y ahora vuelve a la carga con Mr. Corman, una comedia dramática (más drama que comedia) que estrena hoy Apple TV+. En esta ficción, se pone en la piel de un treintañero inmerso en una apática existencia tras enfilar la mediana edad y encontrarse en un terreno monótono que no es el que esperaba.

El protagonista de la serie es Josh Corman (Gordon-Levitt), un profesor de instituto que hace un año lo dejó con su pareja y ahora comparte con un amigo un piso modesto en Los Ángeles. Además, ha abandonado su gran pasión de juventud: la música, después de su fracasada intentona de convertirse en un profesional de la misma. Ni siquiera ya toca por placer a pesar de tener talento para ello. Cumplidor en lo profesional, flemático en lo personal, un día cae en la cuenta de que no está a gusto con su vida, aunque no está muy seguro de por qué, lo que le llevará a realizar un viaje de autoconciencia a través de sus relaciones (nuevas y viejas, incipientes y fallidas) en el cual irá definiendo los límites de su persona, sus capacidades y sus ambiciones.

Mezclando una realización, en ocasiones manierista por su desempeño visual, en ocasiones cruda, siguiendo el pulso del camarógrafo inscrito en sus planos largos, Mr. Corman consigue transmitir una impresión cautivante, a pesar de transitar tropos más extensamente tratados de la última década: la del hombre blanco en crisis. Su puesta en escena, que prioriza las secuencias de un plano largo y mutante cuando la acción transcurre en interior, resalta la vocación performativa de las secuencias: Gordon-Levitt acaba adentrándose en la neurosis del profesor interpretando cuidadas y largas secuencias de diálogo en la que podemos contemplar la escalada de ansiedad con la que habita el personaje.

Es interesante cómo, a pesar de poderse leer como una historia muy personal radicada en la crisis masculina de la mediana edad (creada, escrita y dirigida por Joseph Gordon-Levitt, por lo que se trata de una serie muy autoral), plantea cuestiones inherentemente ligadas a una crisis contemporánea, producto de una sociedad poco alineada con los sujetos y de un ambiente mediático cada vez más esquizofrénico. Las diatribas diarias se conjugan con un decadentismo ligado a la precariedad y al estrés climático en cuyos pliegues nace el sentimiento de desesperación y la necesidad de realización personal. Habrá que esperar para asistir al completo desarrollo de todas las ramas morales y temáticas que abre pero, por el momento, Mr. Corman se configura como una de las piezas seriadas más interesantes de la temporada.

‘Mr. Corman’ se emite los viernes en Apple TV+.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir