Quantcast
Crítica: ‘Outlander’ 3x03 — ‘All debts paid’, el tiempo no está de mi lado - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Outlander’ 3×03 — ‘All debts paid’, el tiempo no está de mi lado

La difícil relación entre Claire y Frank pasa al frente en este episodio

Claire y Frank no atraviesan su mejor momento en este episodios de ‘Outlander’. (Fuente: Movistar+)

Este artículo va a contener spoilers del capítulo 3×03 de ‘Outlander’.

El tiempo vuela en Outlander. De una manera bastante literal. Los lectores de Viajera, el libro de Diana Gabaldón en el que se basa la tercera temporada, saben que acabaremos viendo de nuevo juntos a Claire y Jaime, y parece que la serie tiene prisa por quitarse de en medio los veinte años que pasan separados.

Sobre todo, esa prisa se nota más en la historia de Claire. En este tercer capítulo ya la vemos recién graduada como cirujano y ejerciendo como tal en Boston, y asistimos también al declive imparable de su matrimonio con Frank. Él, de hecho, adquiere mucha más relevancia porque, al final, teníamos que ver su muerte, un hecho que sabíamos que se producía desde el final de la segunda temporada.

Claire no ha sido capaz de regresar del pasado, de superar su nostalgia por Jaime, así que le otorga a Frank vía libre para que lleve su propia vida independiente de su familia. Eso se traduce en una relación con una de sus alumnas, una relación que va más allá de una mera aventura, y que despierta en Claire sentimientos contradictorios. Mientras no interfiera en su día a día y en el de Brianna, no tiene ningún problema. Pero encontrársela el mismo día en el que celebra su graduación no es precisamente algo agradable.

El día de la graduación de Claire como cirujana. (Fuente: Movistar+)

Outlander se esfuerza por conseguir que Frank no sea un villano unidimensional. Es muy egocéntrico al querer mantenerlo todo (su familia y a su amante), pero podemos entender que, ante la incapacidad de conectar de nuevo con Claire, busque consuelo en otro lado. Y, al fin y al cabo, cría y quiere a Brianna como si fuera su propia hija.

Pero, por otro lado, le reprocha a Claire que ella quiera exactamente lo que él disfruta; es decir, una buena posición profesional. Que la ataque porque se toma en serio su trabajo deja clara la gran brecha existente entre ellos, que va más allá del fantasma de Jaime, y también contribuye a exponer las razones por las que la relación madre-hija es mucho más frágil. Brianna no es capaz de comprender a su madre (es, probablemente, demasiado joven para hacerlo) y a Claire todavía le pesa demasiado su pasado.

Habría sido interesante una exploración un poco más en profundidad del deterioro de la relación entre Claire y Frank y de cómo afecta a la de Claire con su hija, pero Outlander no tiene tiempo que perder. Y, además, tenemos la historia en paralelo de Jaime.

John William Grey es uno de los personajes más populares de la saga. (Fuente: Movistar+)

El confinamiento de Fraser es mucho más literal que el de Claire en su matrimonio sin amor. Él está en prisión. Al entregarse a los casacas rojas acaba en una cárcel donde se concentran los escoceses acusados de traición, y donde vemos de nuevo a Murtaugh, que ejemplifica las precarias condiciones en las que viven. La prisión es vieja, húmeda y los soldados ingleses no tienen ninguna intención de tratar con respeto a sus prisioneros. Y éstos miran a Jaime como su líder, un líder al que se le presenta la oportunidad de buscar mejoras en su situación.

La prisión es también nuestro reencuentro con John William Grey, ahora Lord John Grey, el jovenzuelo al que Jaime salvó la vida en la segunda temporada. Ese gesto le permitió sobrevivir a Culloden cuando se topó con su hermano, pero esa conexión no garantiza nada. Grey se acuerda de Jaime, y éste finge no hacerlo. Está a su merced y es el enemigo, al fin y al cabo.

Lo que este capítulo nos muestra es el inicio de una amistad. Incluso sin haber leído el libro, es evidente que es el camino que se va a tomar. También queda rápidamente claro que Grey puede simpatizar más con Jaime porque, a su manera, él es otro paria. En su caso, es su homosexualidad lo que le condena a una existencia de represión y desprecio.

Jaime y Grey entablan una peculiar relación. (Fuente: Movistar+)

La evolución de su relación a lo largo de los años deja ver que Jaime tampoco aprueba su orientación sexual, pero es capaz de ver a la persona, al John William que busca un poco de trato humano que no sea sólo el de dar órdenes a sus soldados. No es que el retrato de esa amistad sea especialmente sorprendente o innovador, pero está bien llevado, y construye decentemente a Grey, que es uno de los personajes favoritos de los fans.

Resulta más interesante el modo en el que Outlander muestra la desintegración del matrimonio de Claire y Frank que las penalidades de Jaime en prisión, y la rapidez con la que transcurren los años puede ser un desconcertante, pero la tercera temporada sigue mostrando un nivel bastante sólido en su arranque.

Notas al margen

  • John William Grey es el protagonista de otra serie de novelas de Diana Gabaldón. La primera de todas ellas es Lord John y un asunto privado.

Lord John y un asunto privado
Esencia Editorial, sin más datos editoriales, c. 2005. ISBN: 9788408003571. Cartoné con sobrecubierta. 22,5 x 15,5 cm…www.amazon.es

Todas las críticas de ‘Outlander’

La tercera temporada de ‘Outlander’ se emite los lunes, a las 22:30, en Movistar Series.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir