Quantcast
Crítica: ‘Penny Dreadful: City of Angels’ gana con Natalie Dormer - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Penny Dreadful: City of Angels’ gana con Natalie Dormer

La secuela espiritual de ‘Penny Dreadful’ se entronca en el ascenso del fascismo en EE.UU. a finales de los años 30

(Fuente: Movistar+)

Esa crítica se ha escrito tras ver el primer capítulo de ‘Penny Dreadful: City of Angels’ y no contiene spoilers.

El final de los años 30, justo al borde de la Segunda Guerra Mundial, es un periodo que tiene evidentes paralelismos con la actualidad, por lo que resulta irresistible para los creadores de ficción. El ascenso del fascismo en Estados Unidos, empujado por la pujanza en Europa de Hitler y Mussolini, y sus demostraciones públicas de fuerza vienen a la mente al ver algunas manifestaciones supremacistas y de seguidores de Trump en el país. Hace unas semanas terminaba La conjura contra América, que arranca en 1940 y que muestra cómo ese fascismo se convierte en la nueva normalidad para una familia de judíos en Nueva Jersey, y esa serie de HBO guarda algunos puntos de contacto con Penny Dreadful: City of Angels, que Movistar+ estrena hoy.

La serie es una especie de secuela espiritual de Penny Dreadful, aquella ficción de terror gótico creada por John Logan en la que mezclaba a algunos de los personajes clásicos de la literatura del XIX en una historia sobre maldiciones, vampiros, demonios, gente que intenta luchar contra su destino y que estaba anclada en una impresionante Eva Green. Esta vez, Logan se ha ido del Londres victoriano a Los Ángeles en 1938 y cambia el terror más tradicional por un comentario social y político bastante curioso.

City of Angels se centra especialmente en un detective de policía chicano que sufre en primera persona el abierto racismo que campaba en el cuerpo contra los mexicanos, mientras su familia no comprende cómo se ha “vendido” de esa manera al enemigo. La construcción de una autopista atravesando el barrio donde vive buena parte de esa comunidad y unos asesinatos entroncados con el folclore mexicano son los detonantes de toda la historia, pero todos los personajes involucrados en ella son, en realidad, peones al antojo de la principal novedad de la serie, Magda.

(Fuente: Movistar+)

En ese aspecto, la serie parece tomar prestado uno de los resortes del teatro griego clásico en el que los hombres estaban siempre a merced de los designios de los dioses. Lo que les ocurría pocas veces podían elegirlo; era obra de Zeus, o de Afrodita, o se veían atrapados en una pelea entre dos de ellos. Aquí, esas entidades divinas (o algo parecido) son la Santa Muerte, que se encarga de las almas de los fallecidos, y una creación de la serie que esa esa Magda, similar a un demonio cuyo objetivo es crear el caos manipulando los anhelos de los hombres.

Interpretada por Natalie Dormer, esta Magda adopta las formas de diferentes mujeres que van empujando poco a poco a determinados personajes clave hacia el lado oscuro (como el concejal de urbanismo que impulsa la autopista) y, al mismo tiempo, pone en práctica su gran máxima, y parece que también la de la ficción: todos los hombres son capaces de cometer actos malvados; solo hay que decirles que pueden. Así pretende cumplir una profecía que, claramente, está hablando del arranque de la Segunda Guerra Mundial, que a los protagonistas aún les queda lejos, y no sólo geográficamente hablando.

Dormer aporta un lado malignamente juguetón a sus apariciones “corpóreas” que se echa en falta cuando la vemos como esa entidad en su forma real, en la que los humanos son incapaces de verla. Eso le permite manejarlos a su antojo, manipular sus miedos y sus emociones para que se entreguen a la violencia. Su contrapartida, la Santa Muerte, es reticente a entrar en el juego y, de momento, lo más destacado de ella es que esté claramente inspirada en la Virgen de la Macarena, como ha reconocido Paco Cabezas, director del primer capítulo.

Los tejemanejes de Magda apuntan a que van a ser lo más atractivo de City of Angels en su inicio, sobre todo porque permitirán a la serie aportar algo más que la clásica historia del noir californiano de esa investigación de asesinato que empieza en el escenario más asociado a ese género posible, el cauce seco del río. Es verdad que ahí está el aliciente de Nathan Lane como el detective veterano de vuelta de todo.

El aspecto social y político va a ser muy importante porque aporta el contexto en el que Magda es capaz de operar tan libremente, de encontrar tantas oportunidades para manipular a los hombres pero, como decimos, va a ser verla a ella lo que pueda resultar más estimulante. También es cierto que, si John Logan sigue el modelo de la Penny Dreadful original, esa necesitó algunos episodios para ir destapando su juego y para consolidar al personaje de Eva Green como el centro de la serie.

Como presentación, a este primer capítulo quizás le falte algo de energía. Sí que hay un par de momentos de mal rollo que Cabezas resuelve muy bien, y la ambientación está muy lograda. Para juzgar City of Angels, será mejor esperar a comprobar cómo va desarrollándose su historia.

‘Penny Dreadful: City of Angels’ está disponible todos los lunes en Movistar+.

‘Penny Dreadful: City of Angels’: parecidos y diferencias con la original
Charlamos con Paco Cabezas, que dirige varios episodios de la nueva serie, sobre las conexiones con la ficción anteriorfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir