Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Philharmonia’, en la música clásica también hay zorreo

El thriller psicológico y las intrigas sentimentales se unen en el estreno de AMC

¿Se puede hacer música con un revólver? (Fuente: Jean Claude Lother)

Una orquesta sinfónica funciona según una clara jerarquía y tiene la apariencia de ser un mundo ordenado y relativamente endogámico. Series como Mozart in the jungle ya habían mostrado que, en realidad, hay mucho más ajetreo, en todos los sentidos, del que parece a simple vista y, ahora, Philharmonia aspira a ir un poco más allá añadiendo un componente de thriller psicológico. Y de intrigas por el control de la orquesta. Y de celos y triángulos sentimentales.

El detonante de la serie es la muerte repentina, en pleno concierto, del director de la orquesta de la Filarmónica de París. Su sustituto no es nadie que venga de dentro de la institución, sino un nombre mucho más mediático, el de Hélène Barizet, que ha pasado veinte años dirigiendo orquestas en Nueva York y que regresa a casa para darle mayor visibilidad a una Filarmónica que busca nuevos públicos.

Hélène tiene sus propios motivos personales para volver, que se dividen entre reconectar con su marido y visitar a su madre. Aunque ahí hay todo un pasado que ella, quizás, no esté preparada para afrontar, del que lleva huyendo dos décadas y que se cruzará con todos los tejemanejes internos de una orquesta que la recibe con reticencias, siendo benévolos.

Las dos violinistas más veteranas de la orquesta. (Fuente: Jean Claude Lother)

La serie deja bien claras desde el principio todas las dinámicas internas entre los músicos, que tiene que aprender a navegar una joven e inexperta violonista a la que Hélène da mando en plaza nada más llegar. Hay envidias profesionales y celos personales, una mal entendida sensación de “todos a una” sólo para lo que interesa a algunos y un propósito, por parte de determinados personajes, de no detenerse ante nada con tal de desacreditar a la nueva directora y de conseguir sus objetivos. Y no hay sutilezas con respecto a cuáles son.

Lo más destacado del inicio es la manera en la que los pasillos de la Filarmónica (un modernísimo y, al mismo tiempo, clásico edificio de Jean Nouvel) se transforman casi en los de House of Cards; la dirección de las escenas en las que varios personajes conspiran yendo a las salas de ensayo, por ejemplo, recuerdan más a dramas políticos y refuerzan ese retrato de que, como la orquesta es realmente un mundo cerrado en sí mismo, todo se acaba magnificando, como decían en Gran Hermano.

Pero, aunque haya más personajes a los que se van siguiendo (la nueva primera violinista, por ejemplo, o el presidente de la orquesta), es Hélène el centro alrededor del que gira todo. Tardamos en descubrir qué le ocurre, pese a que casi lo primero que vemos de ella es que viaja con un revólver, y su retrato inicial de profesional consumada, con un oído prodigioso y dispuesta a asumir los riesgos necesarios para reflotar la institución, se va matizando poco a poco con lo que podemos intuir de su relación con su madre y de los fantasmas presentes ahí.

Philharmonia puede dar la sensación de ser tan sobria y elegante como, precisamente, una orquesta sinfónica, pero las sinfonías de Dvorak y Beethoven no pueden ocultar las pasiones y las tentaciones que fluyen por debajo. Hélène no va a ser capaz de seguir huyendo de su pasado por más tiempo, del mismo modo que tampoco podrá aguantar eternamente el tira y afloja entre ella y los músicos. Su figura es un poco similar a la de Jane Tennison en Principal sospechoso: una mujer competente que llega a un entorno donde nadie la quiere, y que pretende ganarse el favor de sus compañeros demostrando que es la mejor en su trabajo y que no se va a dejar enredar en sus intrigas.

Le va a resultar complicado, por supuesto. También puede ser todo un reto para la serie mantener en marcha todas las tramas que lanza en los dos primeros capítulos y, sobre todo, aumentar el interés por todas. Los secretos de la señora Barizet deben ir ganando más protagonismo (especialmente tal y como termina el primer episodio) y las intrigas y el zorreo dentro de la orquesta tienen que alcanzar casi un nivel Shonda Rhimes para que Philharmonia no se quede en algo sólo prometedor. Hay material.

‘Philharmonia’ se estrena esta noche, a las 23:15 h., en AMC.

‘Philharmonia’, misterio entre bambalinas de la música clásica
La serie de AMC añade un componente de thriller a los juegos de poder en la Filarmónica de Parísfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir