Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Podría destruirte’, incisiva y potente mirada al trauma

La serie de Michaela Coel encuentra otra manera de mostrar las consecuencias de una agresión sexual

Michaela Coel, en ‘Podría destruirte’. (Fuente: HBO)

Esta crítica se ha escrito tras ver los dos primeros capítulos de ‘Podría destruirte’ y no contiene spoilers.

La ficción televisiva británica ha producido en los últimos años dos nuevas voces rutilantes y originales que, además, son mujeres. Una, la más reconocida, es Phoebe Waller-Bridge, que entre Fleabag y Killing Eve (y los Emmy y BAFTA que ha ganado por ambas) ha ascendido al olimpo de los creadores más buscados por Hollywood. La otra es Michaela Coel, y si su nombre no os sonaba de nada, va a empezar a hacerlo gracias a Podría destruirte, la serie que ha creado y protagonizado para HBO y BBC, y que HBO España estrena hoy.

Es curioso porque los caminos de Waller-Bridge y Coel han transcurrido de forma más o menos paralela. Sus primeras series estaban basadas en sendas obras teatrales (la de Coel es Chewing Gum, una comedia sobre una joven desesperada por perder la virginidad) y ambas alternan la interpretación con la escritura y, en el caso de Coel, hasta la dirección y mezclan comedia y drama sin mayor problema. Sin embargo, hay algo que las diferencia, más allá del color de su piel, y es el activismo de la segunda, especialmente referido al #MeToo.

Eso queda bien claro en Podría destruirte. Inspirada en una agresión sexual que la propia actriz sufrió en 2016, la serie, formada por doce capítulos de media hora de duración, explora lo que quiere decir el consentimiento en la actualidad y el trauma que deja ser víctima de una violación de la que apenas recuerdas nada, pero de la que sientes en tu cuerpo que ocurrió. La serie gira sobre lo que le ocurre a Arabella, su protagonista, pero va mucho más allá.

(Fuente: HBO)

Porque Arabella es más que su trauma. También es una joven escritora con la presión de entregar su segunda novela y, a partir de ella, conocemos a sus amigos, que introducen otros temas. Terry, su compañera de piso, es una actriz que se encuentra de repente en situaciones incómodas, y un poco racistas, en los casting, y Kwame es un joven con su propia experiencia sobre las zonas grises del consentimiento por una cita de Grindr que no salió como él esperaba. Y también están Simon y Kat, un pareja de profesionales de éxito con problemas de infidelidad.

A través de todos ellos se ofrece una mirada panorámica y muy poco habitual en televisión a lo que implica el “no es no” y qué pasa cuando eso no se respeta, o cuando situaciones consentidas evolucionan de repente hacia algo más complejo. Esa mirada está teñida de ocasionales momentos cómicos que funcionan realmente bien (como cuando la amante ve a la esposa en su puerta y simplemente le dice “podríamos hacer esto, pero estoy muy cansada”) y sabe cómo presentar los más dramáticos, los que apuntan a la enormidad del trauma que Arabella va a arrastrar con ella.

Y, al mismo tiempo, Podría destruirte se esfuerza por mostrar lo que hemos comentado antes, que a su protagonista no la define solo ser víctima de una agresión sexual. También es joven, le gusta divertirse, tiene algo parecido a un novio en Italia, se siente presionada por las redes editoriales que quieren aprovecharla como “la voz de la generación de Twitter”, comete sus equivocaciones…

El arranque de la serie presenta simplemente a los personajes y en qué punto se encuentran cuando Arabella es agredida, pero lo hace de tal manera, que enseguida resultan interesantes. La noche “perdida” de ella se muestra a través de los retazos que intenta recordar, de su negativa a asumir que le ocurrió algo y de cómo quienes estuvieron con ella eluden contarle todo lo que ocurrió. Coel muestra que su talento como actriz está a la altura de sus dotes como guionista y siempre intenta que Arabella sea complicada y tridimensional.

Podría destruirte, seguramente, se va a salir de lo que esperamos ver si nos cuentan que va sobre el consentimiento. Esto no es un drama deprimente, tampoco una comedia negra, sino una exploración de lo que esa palabra implica para la generación más acostumbrada a las aplicaciones para ligar, y el tipo de relaciones que fomentan. Qué es el consentimiento para la generación Tinder, podría ser el resumen, y se quedaría igualmente corto.

Lo que es seguro es que Michaela Coel consolida su posición como la otra gran voz de la ficción televisiva británica reciente, si consideramos a Phoebe Waller-Bridge como la más exitosa. Coel ganó un par de premios BAFTA por Chewing Gum. Podría destruirte merece alcanzar un reconocimiento mucho mayor.

‘Podría destruirte’ está disponible todos los lunes en HBO España.

‘Podría destruirte’, la serie post #MeToo de Michaela Coel, llega a HBO España
El 8 de junio se estrena en la plataforma esta coproducción entre HBO y BBCfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir