Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Pure’ es una ‘Fleabag’ más preciosista y ligera

La serie adapta un libro de Rose Cartwright sobre el TOC y se estrena hoy en Filmin

(Fuente: Filmin)

Esta crítica se ha escrito tras ver los tres primeros episodios de ‘Pure’ y no contiene spoilers.

Londres es una ciudad extraña. Sentirse acogido o en casa en ella es matemáticamente imposible, y sin embargo, la urbe atrae pares de ojos y pies sin descanso. La capital inglesa no separa ni cien metros un callejón angosto y maloliente de la que seguramente sea la mayor plaza-pantalla del mundo después de Times Square, y no es fácil señalar la bondad o acritud de eso. Pure, un original del británico Channel 4 que acaba de aterrizar en Filmin, describe con mucho tino estas tiranteces entre la repulsión y el encanto.

La serie adapta un libro de Rose Cartwright (que a su vez salió de un artículo de The Guardian) en el que la autora exponía su convivencia con un trastorno obsesivo compulsivo puro, que le provocó intrusivos pensamientos sexuales desde los 15 años. En sus seis cómodos episodios de media hora, Pure troca a la escritora, una ácida mujer rubia envuelta en rosa chicle, por Marnie, una joven que deja su pueblucho escocés para zambullirse en la neurastenia londinense con el mismo TOC puro a la espalda.

Aunque perfilada por una voluntad de generar compromiso en el campo de la salud mental (la autora del libro lleva también una ONG orientada a este asunto), Pure tiene fuertes ecos de otra crónica de la vida precaria junto al Buckingham Palace: Fleabag, la premiada obra total de Phoebe Waller-Bridge. El estreno de Filmin, dirigido al alimón por Aneil Karia y Alicia MacDonald, ofrece una matriz mucho más preciosista que la de Fleabag, con cuadros pastel supercompuestos, limpios y ligeros.

Hay momentos diminutos en los que la serie recuerda a las sinfonías urbanas, un género del cine mudo que recogió en su sinestesia los nerviosismos incontenibles de muchas vanguardias posteriores. Ahí brilla también Pure, que es más joven e ingenua que su homóloga de BBC, pero entiende perfectamente dónde ha situado su narración y sabe, por ejemplo, que la hostelería a la que accede una persona como Marnie en la ciudad eternamente empapada es la de esos inefables establecimientos de pollo frito a tres libras la caja.

En el plano narrativo, Pure se aleja de la complejidad de Fleabag y de los cínicos chascarrillos metalépticos de su protagonista. Lo que interfiere en el renacimiento cosmopolita de Marnie no es algo de raigambre consciente, sino un espasmo involuntario que llena la pantalla de insertos sexualmente explícitos que hacen la puñeta a la relatora. Todo emerge de ese TOC puro de Cartwright, que dio nombre a su libro y su serie. La secuencia que abre el primer episodio, de hecho, emula el vídeo con el que la juntaletras lanzó la campaña de crowdfunding de su ensayo.

Definirse al elegir

Pese a las similitudes, Pure no es ningún remedo. Tiene personalidad propia como ficción-crónica y da buena cuenta de la realidad que tiene delante. Lo hace, además, sin dejarse llevar por las corrientes habituales del naturalismo juvenil, como la incorporación de los móviles como planos superpuestos a la diégesis. En el comienzo de la historia de Marnie no hay rastro de Instagram; todo, la alegría y la frustración, el TOC y sus paliativos, nace y muere en la fisicidad de la urbe.

La serie abandera, a través de su apuesta visual disciplinada e impoluta, una fuerza de voluntad irredenta, con base necesariamente liberal. Marnie, avasallada por imágenes sexuales no bienvenidas, doblada por esa quimera antojadiza, se define cuando elige y lo hace contra la virtud: escoge Londres, una heterotopia extenuante donde sopla un frío ventoso que da ganas de llorar. Si Pure habla de algo, es eso. De la libertad de elegir lo peor.

La primera temporada de ‘Pure’ está disponible completa bajo demanda en Filmin.

‘Back to Life’, mucho más que la sucesora de ‘Fleabag’
Una entrañable, divertida y melancólica historia sobre las segundas oportunidadesfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir