Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Recursos inhumanos’, una descarnada mirada al frío liberalismo

Netflix presenta la producción francesa más elogiada del 2020 con Éric Cantona como estrella

(Fuente: Arte)

Esta crítica se ha escrito tras ver la miniserie completa.

Dérapages (Recursos inhumanos) nos propone una historia tan manida como necesaria a la hora de ser contada. O mejor, denunciada. El suceso que nos propone bien podría ocurrir en cualquier país del llamado “primer mundo” donde el liberalismo capitalista campa a sus anchas y los estratos sociales, o sistemas de castas encubiertas, se estandarizan en una suerte de contabilidad donde los números sustituyen a las personas, independientemente de la situación. Todo vale en pos de un resultado positivo cuando la cuenta de resultados asome por la impresora.

La miniserie de seis capítulos, disponible en Netflix, está basada en el libro de Pierre Lemaitre Cadres Noirs e íntegramente dirigida por Ziad Doueiri (Baron Noir, y director también del brillante largometraje El insulto). En cierto modo, Doueiri traslada la misma historia que desarrolló en El insulto a Recursos Inhumanos: la polarización de los ámbitos, diferentes en este caso, de una sociedad cada vez más deshumanizada. La miniserie nos plantea el problema del paro a cierta edad, cuando las oportunidades brillan por su ausencia y el parado, en este caso, se ve abocado a tomar decisiones que nunca imaginaría.

Alain Delambre (Éric Cantona) es un ex ejecutivo de recursos humanos, ronzando los sesenta años, que lleva seis desempleado. Despedido en su día por un ajuste (vivan los eufemismos), Alain está desesperado. No sólo por el drama per se del desempleo, sino por los problemas económicos que vive: pago de la hipoteca, reformas en el hogar, etc. Los pocos trabajos que consigue, poco cualificados y peor pagados, no le ayudan, y peor aún, le suponen un problema judicial. Su mujer, Nicole (Suzanne Clément) trabaja, pero sus ingresos son insuficientes para paliar el problema. La desazón inunda el hogar familiar día sí, día también, y los currículum que envía no reciben respuesta.

Un golpe de suerte despierta un día a Alain. Una multinacional aeroespacial, Exxya, convoca una oferta y su candidatura es escogida en la parte final del proceso de selección. Dorfmann (Alex Lutz), CEO de Exxya, acaba de salir en la prensa mal parado: ha perdido una oferta de negocio importante y se plantean los recortes de 1.250 trabajadores. Sin embargo, la oferta de trabajo esconde un plan maquiavélico: usar a los candidatos para valorar a los directivos de la compañía mediante un juego de rol donde un grupo de terroristas, contratados por la propia Exxya, los tomarán como rehenes para llevarles al límite y así detectar y revelar si hay un topo en la empresa.

(Fuente: Arte)

Llegar a la candidatura tiene un peaje. Con tal de ser seleccionado, Alain pedirá prestado dinero, amenazará y pegará a su yerno, se servirá de las artes informáticas de su amigo Charles (Gustave Kervern), caído en desgracia por el alcohol, se enfrentará a sus dos hijas, Lucie (Alice de Lencquesaing) y Mathilde (Louise Codelfy), y tensará hasta el máximo su matrimonio. Todo con tal de salir de su situación y recuperar, según cree, las riendas de su vida. Sin embargo, algo no sale como Dorfmann había previsto en el juego de rol. La única variable que vulnera su plan se llama Alain.

La miniserie tiene dos partes claramente diferenciadas, a razón de tres capítulos cada una. Los primeros tres son apasionantes y detectas casi desde el comienzo hacia donde va el clímax de la narración. Más allá de la propia presentación de los personajes y de la premisa de la historia, Doueiri vuelve por sus fueros evocando, y criticando, una sociedad que no cesa de mirarse el ombligo, donde las personas pierden su condición y se convierten en productos. La segunda parte, los restantes tres capítulos, cambia por completo. El ritmo desacelera, los conflictos se ciñen en el rol de Alain y cómo salir del entramado en el que se ha metido. Lo que comienza como una historia de denuncia social deriva en un drama con tintes judiciales.

La historia tiene el marchamo de “basada en hechos reales” y es que, según el propio Pierre Lemaitre, se basó en un hecho real que sucedió en octubre de 2005. El entonces director gerente de publicidad de France Télévisions, Philippe Santini, convocó a doce directivos de la cadena en el castillo de Romainville, en Ecquevilly, donde varias personas asaltaron las dependencias del castillo y los tomaron como rehenes. Según confesó más tarde Santini, el juego de rol estaba diseñado para probar la resistencia de los empleados al estrés. El resto de los hechos en la miniserie son ficticios.

(Fuente: Arte)

Recursos inhumanos denuncia abiertamente la prevalencia del dato aséptico, del número frío y desabrido sobre la condición no sólo del empleado, sino de la persona, cuando se ve sumida en una situación en la que no tiene arte ni parte. Pero también es el viaje a la violencia desde el drama social y familiar (incluido en el plano sexual), pasando por la frustración e indefensión del protagonista, pero también de todos aquellos que le rodean. Es inevitable empatizar con el personaje de Alain a pesar de que sus métodos no son los más amables; sin embargo, una de los valores añadidos del personaje es la elección de Éric Cantona. Su naturalidad y cercanía convierten a Alain en un héroe fuera de lugar y de tiempo, pero ésa precisamente es la condición que resulta esencial para que apostemos por él.

Si a esto le sumamos que la miniserie llega en medio de una pandemia, donde afloran de nuevo los miedos a la recesión, la marginación social y al destierro en tu propio hogar, Recursos inhumanos resulta un plato difícil de digerir, pero sumamente necesario para que no caigamos en otra pandemia recurrente en el ser humano: la amnesia.

‘Desplazados’, la serie sobre refugiados con Yvonne Strahovski, ya tiene tráiler
Dominic West y Cate Blanchett también están en el reparto de esta producción australiana que estrena Netflix el 8 de…fueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir